El dúo batacazo de la escena mendocina sacó Jaguares, el simple que anticipa su nueva ola

Alejo y Valentín: "Nos queremos comer el mundo"

Mientras amenizan la cuarentena sacando covers, estos sub-20 componen y apuestan a solidificar todo lo bueno que ya hicieron.
"Creemos en las canciones que hacemos", dice este dúo que se alimenta de clásicos del rock para refinar su amalgama pop."Creemos en las canciones que hacemos", dice este dúo que se alimenta de clásicos del rock para refinar su amalgama pop."Creemos en las canciones que hacemos", dice este dúo que se alimenta de clásicos del rock para refinar su amalgama pop."Creemos en las canciones que hacemos", dice este dúo que se alimenta de clásicos del rock para refinar su amalgama pop."Creemos en las canciones que hacemos", dice este dúo que se alimenta de clásicos del rock para refinar su amalgama pop.
"Creemos en las canciones que hacemos", dice este dúo que se alimenta de clásicos del rock para refinar su amalgama pop. 

“Queremos ser felinos y salvajes”, bromea Valentín Castro, guitarrista de Alejo y Valentín, a propósito de la salida de Jaguares. Y el cantante Alejo Llanes le mete cizaña: “Estamos ahorrando para la próxima mascota”. Lanzado este 8 de abril en plataformas digitales junto con su video, el nuevo single del novel batacazo de la escena musical mendocina expone la metamorfosis por la que transitan. “Habla del momento que estamos atravesando como artistas”, confiesa el frontman. “Primero empezamos siendo Peculiares (titulo de su primer álbum), y ahora nos queremos comer el mundo.”

 

La ambición de estos hermosos imberbes es tal que para coronar el punto de inflexión estético y sonoro de su proyecto convocaron a Javier Weyler, productor argentino con residencia en Londres. “El suyo fue un laburo increíble”, describe Alejo. “Nunca tuvimos la oportunidad de encerrarnos en un estudio importante, y eso fue lo mejor que nos pasó porque nos orientó en la grabación”, señala. Además de producir el single, el ex baterista de la banda británica Setereophonics se sentó detrás de los tambores. “También sumó a la grabación a Diego Olivero, músico de la banda de Fito, en bajo. Eran todas nuestras cabezas metidas en tres minutos y medio de canción”, explica Valentín.

El tándem venía de otro tipo de dinámica. Jaguares fue compuesto en menos de un mes, y lo grabaron en dos días. Alejo enfatiza: “Fue toda la maquinaria artística puesta en un single. Estamos buscando ampliar el abanico sonoro del grupo. En Jaguares se buscó eso, al igual que en lo que estamos haciendo ahora en la casa”. A manera de previa de la aparición de Jaguares, la dupla sorprendió con la subida a redes sociales de un cover muy propio de Yendo de la cama al living, clásico de Charly García. “Fue un experimento de cuarentena”, justifica el cantante. “Subimos un video a Instagram, que tuvo buena repercusión, para estar en contacto con la gente. Y quedó una cosa estratosférica”

Si bien el lanzamiento de Jaguares estaba programado para la fecha en la que salió, el cover de Charly fue resultado del aislamiento social obligatorio. “Hace dos años y medio que no sacamos nada”, revela Valentín. “Por eso estamos avanzando con el disco.” Al tiempo que Alejo, desde la misma llamada de WhatsApp de su compañero de fórmula, grafica: “Aprovechamos para generar mucho contenido, y hemos visto que hay otros pares que están en lo mismo. Por más que la circunstancia sea tediosa y fea, tenemos la suerte de quedarnos encerrados con un montón de chiches que nos dan la posibilidad de seguir haciendo música. Nuestro sonido se va a ir transformando cada vez más. Somos muy diferentes a cuando hicimos Peculiares (2018). Es más divertido laburar sobre canciones actuales, y no queremos que se nos dilate porque nos gustan las que estamos haciendo”. Y entonces Valentín retoma: “Le vamos a agarrar el gusto a componer y sacar. Vamos mutando, y saliendo del formato”.

 

La importancia de ser mendocino

A pesar de que Alejo y Valentín no pudieron consumar en marzo su actuación en el Lollapalooza local, a causa del coronavirus, su introducción en la grilla fue una nueva muestra de la importancia de la actual escena mendocina para el festival. Sin embargo, la selección del dúo causó sorpresa. “Hay ganas, y nos divierte esto. Creemos en las canciones que hacemos“, dice Valentín. “Tenemos un vínculo de confianza que facilita la cosa en varios aspectos. Tampoco podemos negar que corrimos con suerte en los últimos tiempos.”

Aunque para muchos es ignota, incluso en su ciudad, esta sociedad ya arrastra varios años. “Nuestro núcleo fuerte fue el colegio porque hicimos muchas cosas ahí”, comparte el frontman. “Estamos felices de estar acá, y más en esta época en la que sale un artista debajo de cada piedra. Caemos bien porque somos de Mendoza. La gente elige si te quiere, pero no nos enroscamos con eso. Hay que darnos un tiempo porque esto recién comienza.”

Más allá de su juventud, porque promedian una edad de 19 años, sus performances en vivo son una experiencia que evoca la dialéctica entre Morrissey y Johnny Marr en The Smiths o la de Alex Turner y Miles Kane en The Last Shadow Puppets. No obstante, el binomio es más clásico: “Nuestra dupla preferida es Lennon – McCartney”, sentencia Alejo. Lo que es todo un aliciente para unos músicos que apuestan por el rock, pero de otra manera. “Estamos en una época en la que no importan los géneros”, manifiesta el cantante.

Del rock rescatamos su actitud. Deseamos aprender aquellas con las que se llevaron adelante un montón de cosas. Siento que en el pasado la gente necesitaba héroes y un lugar donde descansar. Eso se acabó, lo que me parece positivo.” Pese al cambio de paradigma, el compromiso está: “Vimos a una generación anterior a la nuestra hecha bolsa por desigualdades sociales, economías destrozadas y falta de derechos humanos. En ese sentido, la nuestra está decidida a no pasar ese calvario. Queremos ser felices y cuidar al que no conocemos”.

#QuedateEnCasa como Alejo y Valentín, que aprovechan para componer y flashar. Fotos: Cecilia Salas

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ