Los trabajadores resisten el desalojo
En campaña por el Bauen
Luego de que Macri vetara la ley que expropiaba el edificio, la Justicia reactivó el proceso de desalojo y fijó el 19 de abril como fecha límite para vaciar el inmueble. Los trabajadores se movilizarán al Congreso para pedir nuevamente por la ley.
Los trabajadores del Bauen se movilizan en defensa del hotel.Los trabajadores del Bauen se movilizan en defensa del hotel.Los trabajadores del Bauen se movilizan en defensa del hotel.Los trabajadores del Bauen se movilizan en defensa del hotel.Los trabajadores del Bauen se movilizan en defensa del hotel.
Los trabajadores del Bauen se movilizan en defensa del hotel. 
Imagen: Télam

Para los trabajadores del Bauen la historia se repite de la peor manera. Tras la nueva orden de desalojo que llegó hasta el edificio de Callao al 300, en la cual la Justicia autoriza el uso de la fuerza pública para vaciar el inmueble el 19 de abril, los integrantes de la cooperativa que desde hace trece años gestiona el hotel se encuentran nuevamente planificando charlas abiertas y actividades en la vía pública, recorriendo despachos de diputados y convocando a artistas que apoyan su lucha para llegar a una nueva vigilia el 18 de abril, la noche anterior a la fecha fijada para el desalojo.

“Nosotros queremos seguir trabajando, queremos que el hotel sea del Estado y de utilidad pública. No queremos que sea nuestro. Hoy las puertas del hotel están abiertas para los trabajadores, brindamos alojamiento a personas del interior que necesitan venir a Buenos Aires a hacerse un tratamiento médico y no cuentan con recursos, por ejemplo. Queremos que siga siendo un bien para la sociedad”, le contó a Página/12 Eva Lossada, presidenta de la cooperativa que gestiona el Bauen desde 2003.

El 27 de diciembre pasado, el presidente Mauricio Macri vetó –a través del decreto 1.302/16- la ley que declaraba de utilidad pública y sujeto a expropiación el edificio del hotel, y su entrega en comodato a la cooperativa de los trabajadores. Luego del veto, la jueza Paula Hualde, del juzgado comercial Nº9, reactivó el proceso de desalojo iniciado en julio de 2007. Para los abogados del Bauen, la jueza "se apresuró" ya que si bien el vetó descartó de plano la expropiación, los tiempos parlamentarios aún no expiraron.

Según Carlos Heller, diputado por el Partido Solidario y uno de los autores de la ley vetada, la única opción que queda ahora es convocar a una sesión especial y luego conseguir el apoyo de los dos tercios de ambas Cámaras. Esta vía conlleva un riesgo: si no se alcanza la mayoría especial el proyecto no podría volver a tratarse por un año y sólo quedaría la vía judicial.

A Heller el veto presidencial no lo sorprendió. “Me hubiera sorprendido que no lo vete. Está en línea con la actitud de desprecio que tienen hacia lo que representa una empresa recuperada y una cooperativa de trabajadores”, señaló el legislador a Página/12, para quien los diputados de Cambiemos se encargaron de “mentirle a la opinión pública”.

“Dijeron que el Estado no le iba a regalar 30 millones de pesos a un grupo de familias y eso es una mentira grosera. No es un regalo para la cooperativa, es una inversión del Estado en un activo, un bien inmueble, que los trabajadores podían usufructuar a cambio de ciertas contraprestaciones”, explicó Heller, que además aclaró que la cooperativa compensaría las deudas que la empresa privada tenía con el Estado.

Mientras tanto, los trabajadores del Bauen planean diferentes actividades para sumar apoyo a la recuperación del hotel. El próximo 22 de marzo, habrá una movilización hacia el Congreso y el 6 de abril una cena solidaria con presencia de referentes sociales y políticos. Para el 18 y 19 de abril, fecha prevista para el desalojo, planifican un festival sobre la avenida Callao.

“Somos los mismos que te cruzaste cientos de veces en la calle defendiendo el hotel. Un hotel que compró el grupo Bauen construyó con la ayuda de la dictadura y que abandonó a fines de los 90 sin pagar una deuda millonaria y dejando a 70 familias en la calle. Somos los mismos de siempre, los que decidimos dar pelea en plena crisis de 2001”, se escucha la voz de los trabajadores del Bauen en el video que hicieron para sumar apoyo y lograr que el proyecto para expropiar el hotel logre finalmente aprobarse en el Congreso.