Arrancó el plan sanitario para detectar posibles casos de coronavirus

Para actuar rápidamente sobre posibles brotes

"Hay preocupación, pero a la gente le pareció una muy buena idea", señaló el director de Centros de Salud del municipio, Fernando Vignoni. Los testeos, que se realizarán durante la semana en cinco distritos de la ciudad, continuarán hoy en la zona norte. 
El móvil sanitario de la Municipalidad donde se tomaron las muestras .El móvil sanitario de la Municipalidad donde se tomaron las muestras .El móvil sanitario de la Municipalidad donde se tomaron las muestras .El móvil sanitario de la Municipalidad donde se tomaron las muestras .El móvil sanitario de la Municipalidad donde se tomaron las muestras .
El móvil sanitario de la Municipalidad donde se tomaron las muestras . 
Imagen: Télam

A partir de la nueva estrategia sanitaria para detectar posibles casos de coronavirus, provincia y municipio comenzaron ayer los testeos focalizados en los barrios populares de Rosario. Los primeros 50 hisopados a personas oligosintomáticas se tomaron en dos centros de salud de Empalme Graneros. Las muestras fueron enviadas al Cemar y los resultados se iban a conocer a última hora. "Hay preocupación, por eso a la gente le pareció una muy buena idea, lo tomaron con mucha tranquilidad. La mayoría eran pacientes ya conocidos y eso también facilitó mucho el trabajo", dijo a Rosario/12 el director de Centros de Salud del municipio, Fernando Vignoni. Según indicó el funcionario; el operativo, que se desarrollará durante toda la semana en cinco distritos de la ciudad, continuará hoy en los centros de salud de Casiano Casas, pero le sumarán una modalidad distinta ya que los equipos también van a recorrer los comedores de la zona, y si hay personas con síntomas les reservarán un turno para testearlos.

Como se anunció el pasado viernes , y en el marco del plan nacional DetectAR, que tiene como objetivo actuar rápidamente sobre posibles brotes, arrancaron ayer los testeos masivos de Covid-19 en los barrios populares de la ciudad. Las autoridades sanitarias habían trabajado previamente con las organizaciones sociales y los referentes barriales para realizar una búsqueda activa de personas con al menos un síntoma, fiebre, tos, dolor de garganta o pérdida de olfato, que habitualmente no entrarían dentro de la definición de casos, y se entregaron turnos cada 15 minutos para realizar los hisopados, entre las 9 y las 16.30.

Ayer fueron testeados los vecinos que habitualmente concurren a los centros de salud Juana Azurduy y Empalme en la zona noroeste de la ciudad. En los playones se instaló el móvil sanitario de la Municipalidad donde se tomaron las muestras a las personas que tenían turnos para evitar que se crucen con los otros pacientes que fueron por otras consultas. En los centros de atención primaria que no tengan espacio para instalar el colectivo sanitario, los equipos de salud montarán gacebos para que se puedan separar los circuitos de pacientes.

"La verdad que no hubo mayores inconvenientes, habíamos determinado tomar 50 muestras, 25 en cada centro de salud", señaló Vignoni. "Hubo gente que consultó de otros barrios y les pasamos los teléfonos de los contactos para que puedan sacar los turnos previamente, mientras que otros que consultaban por síntomas los derivamos a su sistema habitual de atención o que llamen al 0800 de la provincia para que le tomen la muestra en la casa", agregó el funcionario municipal.

A partir de la amplia difusión que tuvo en los medios el inicio del operativo, muchos vecinos de Empalme se acercaron sin turnos a los centros de salud para que los testeen. "De todos modos, algunos que detectábamos que eran del barrio y no tenían turno pero presentaban síntomas se lo hicimos igual", contó Vignoni, para luego explicar que los resultados de las muestras obtenidas ayer se iban a conocer a última hora o bien en las primeras de hoy.

Los testeos, que se realizarán durante toda la semana en cinco distritos de la ciudad, continuarán hoy en los centros de salud Casiano Casas, Independencia y La Esperanza en la zona norte de la ciudad. A diferencia de lo que ocurrió ayer en Empalme, los equipos de salud también van a recorrer los comedores del barrio para tratar de identificar personas que presenten algún síntoma, y si los detectan les darán un turno para tomarles una muestra.

Por su parte, la secretaria de Salud provincial, Sonia Martorano, destacó ayer: “Esta es una estrategia proactiva que puede determinar algún caso dentro del barrio para poder impedir un brote o, al menos, disminuirlo”. La funcionaria agregó que también se realizarán testeos en geriátricos.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ