Alrededor de 50 mil puestos de trabajo afectados

Créditos para evitar más daños

El Banco Municipal otorgó 701 préstamos a Pymes por más de 1000 millones, dijo el Secretario de Producción Sebastián Chale
Imagen: Andres Macera

A poco de cumplirse dos semanas del ingreso a la fase 4 del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, que permitió habilitar más sectores comerciales, la actividad económica en Rosario no muestra síntomas de recuperación en un escenario cada vez más preocupante. Desde la Municipalidad precisaron que la caída en el mes de abril respecto al mismo mes del año pasado fue del 35 por ciento, mientras que el acumulado del período enero-abril del corriente año comparado con el de 2019 está un 20 por ciento abajo, empujado por aquellas actividades no autorizadas, como gastronomía, turismo y eventos. "Se siente mucho en el empleo, son muchos puestos de trabajo, alrededor de 50 mil", dijo a Rosario/12 el secretario de Desarrollo Económico y Empleo, Sebastián Chale. En ese contexto, el municipio otorgó a través del Banco Municipal una línea de créditos por mil millones de pesos para asistir a empresas con la mira puesta en cuidar el empleo. "Entregamos todo y un poco más también", reveló el funcionario.

Desde la cartera de Desarrollo Económico y Empleo consideraron que la apertura fue un paso, sobre todo para el comercio minorista. A partir del relevamiento que realizaron en los últimos 15 días, desde que se habilitaron nuevas actividades, la situación de los comercios en los barrios está un poco mejor, mientras que el centro es el que más lo siente, en parte por el paro del transporte de pasajeros, pero fundamentalmente por la fuerte caída del consumo que explica los números negativos de la actividad económica. 

"Cayeron los ingresos de los asalariados, y aún quien no perdió tiene miedo por lo que hay una actitud muy conservadora con el consumo, y ni hablar con la inversión", planteó Chale. Según el funcionario, diferente suerte corrió el comercio mayorista. "Ese canal se mueve más, traccionado por las localidades cercanas que además están con actividades desde hace más tiempo", indicó el ex concejal, quien cree que mucha gente que iba a CABA y al AMBA, una zona con mucha circulación del virus, decide comprar en Rosario.

Según Chale; por las características, y porque además es una crisis global, el panorama es muy complicado para el consumo privado. "Aún teniendo un brote chico, si nos comparamos con otros distritos grandes, que podría permitirnos salir un poco antes, va a ser difícil la reactivación", advirtió el secretario de Desarrollo Económico y Empleo. 

De todos modos, Chale sostuvo que si bien con una fuerte caída de la demanda, "la industria está funcionando, eso es un soporte". El funcionario dijo tener expectativas sobre la capacidad de la construcción en reactivar la economía: "Por su capacidad de inversión y porque hay obras en curso, siempre es un motor, tanto por el lado de la obra pública y privada que en la ciudad genera un buen número de empleos directos e indirectos". En ese sentido, adelantó que están admitidos todos los protocolos para aumentar la cantidad de trabajadores en obras más grandes. 

Sobre fines de marzo, el intendente Pablo Javkin anunció una línea de créditos por mil millones de pesos con tasas del 24%, y en algunos casos del 20%, para que las empresas más afectadas por la pandemia pudieran pagar sueldos. Al 21 de mayo, el Banco Municipal lleva otorgados 701 préstamos a Pymes, 113 corresponden a nuevas cuentas, por un total de 1.010.069.482 de pesos. 

La entidad extendió el cupo, a pesar de que se completó, para aquellas empresas que ya se había comprometido a otorgarle la línea, estimando en 100 millones de pesos adicionales. Además, se otorgaron 289 préstamos a taxistas, todas cajas de ahorro nuevas, por 22.210.000 de pesos.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ