FUTBOL. Ventas, renovaciones y contratos en Ñuls y Central

Para los clubes, junio es un mes clave

Tanto en Arroyito como en el parque Independencia hay certezas sobre la permanencia de sus técnicos y la necesidad de transferir un jugador. 
En Central, Joaquín Pereyra es uno de los "vendibles". En Central, Joaquín Pereyra es uno de los "vendibles". En Central, Joaquín Pereyra es uno de los "vendibles". En Central, Joaquín Pereyra es uno de los "vendibles". En Central, Joaquín Pereyra es uno de los "vendibles". 
En Central, Joaquín Pereyra es uno de los "vendibles".  

A pocos días del inicio del mes de junio, en el cual vencen contratos de jugadores y técnicos, en Central y Newell’s se largan a negociar los vínculos que interesan, pero a su vez definen las desvinculaciones  de quienes ya no interesan y se planifica la vuelta a los entrenamientos. Tanto en Arroyito como en el parque Independencia hay certezas sobre la permanencia de sus respectivos cuerpos técnicos y comparten la necesidad por transferir un jugador. Los canayas ponen en la vidriera a Joaquín Pereyra y esperan por la nueva firma de Marco Ruben. A los leprosos les quieren comprar a sus juveniles estrellas, Aníbal Moreno y Juan Sforza, y deben renegociar con Mauro Formica para que permanezca en el plantel.

La dirigencia de Central tiene resuelta la continuidad de Cocca y su cuerpo técnico, pero no está firmada. Hay un acuerdo general entre las partes que se ultimará esta semana. Cocca seguirá en Central un año más y tras el arreglo, dirigentes y entrenador empezarán a definir la composición del primer equipo, dado que vencen los contratos de muchos jugadores. Marco Ruben, Claudio Riaño, Nicolás Colazo, Sebastián Ribas y Kevin Gutiérrez el mes que viene no pertenecen más a Central. El técnico reclama por la continuidad de Ruben como prioridad, pero esta gestión está sujeta exclusivamente al deseo del ídolo. El nueve no comunicó si seguirá su carrera profesional más allá de junio. Hizo saber su deseo de retirarse en el corto plazo y la incertidumbre rodea Arroyito. Los canayas le proponen, al menos, renovar con las mismas condiciones que tiene actualmente, es decir que su contrato no se expondrá al ajuste generalizado que se realizará en el fútbol profesional del club. Cocca cree que están dadas las condiciones para poder convencer al goleador y por eso se plantea seguir como técnico canaya.

Cocca quiere retomar los entrenamientos el mes que viene. Se espera autorización del gobierno provincial para practicar en Arroyo Seco bajo condiciones de estrictas  medidas sanitarias. Pero la inminente vuelta a las prácticas lo obliga a definir el futuro de Ribas, Riaño, Colazo y Gutiérrez. Los dirigentes anticipan que no habrá oferta de renovación para ninguno de ellos, en el marco del menor presupuesto que se volcará para el fútbol y ante la necesidad de dar protagonismo a los juveniles. Pero hay alguna duda sobre Riaño. Porque el jugador es del gusto de Cocca y si Ruben se retira pasará a ser el delantero titular. Por eso al ex Boca quizá se le ofrezca una oferta de extensión de vínculo. Pero lo que ahora preocupa a los dirigentes en lograr la venta de un jugador. Jeremías Ledesma dejó de ser el principal candidato a ser vendido. Los canayas saben del interés de Sporting Lisboa por Joaquín Pereyra. Esperan una oferta, aunque muy por debajo de los 15 millones de dólares que cuesta su cláusula de salida.

Los directivos de Ñuls deberán compensarlo a Formica para que siga. 

En Newell’s la dirigencia despejó dudas sobre Frank Kudelka al conocer el deseo del entrenador de seguir en el club para jugar la Copa Sudamericana. El técnico tiene contrato hasta junio de 2021 pero en el mismo se destaca que las partes pueden interrumpir unilateralmente el mes que viene el acuerdo. Kudelka se queda en el parque Independencia con la certeza de la permanencia de Maxi Rodríguez y con el pedido de renovación a Mariano Bíttolo y Mauro Formica. Ambos jugadores, titulares para el técnico, se quedan en junio con el pase en su poder. A Bíttolo, tras un préstamo y su renovación, la Lepra necesariamente deberá comprarle una parte del pase y esta semana se retomarán las conversaciones suspendidas por la pandemia. El ex Colón se quiere quedar en Newell’s, lo que pronostica un acuerdo con el club. Mientras que a Formica hay que compensarlo. Porque el diez firmó el año pasado por una temprada por muy poca plata y bajo promesa de que sus números se iban a mejorar en 2020. Llegó la hora de la que la dirigencia cumpla lo prometido para que Formica firme y deje de ser el jugador de categoría peor pago del plantel.

Los leprosos priorizan mantener lo que tienen antes de pensar en refuerzos. Es que ofertas por sus jugadores no faltan, incluso a pesar de mercado de pases deprimido que se anticipa por la pandemia. San Lorenzo pretende recuperar a Santiago Gentiletti (salió campeón de la Libertadores en 2014 con el azulgrana) pero Newell’s se resiste a venderlo. El zaguero central tiene un año más de contrato y no hay disposición a conversar ninguna negociación. Mientras que los ofrecimientos por Sforza y Moreno serán difíciles de rechazar. Ambos juveniles son pretendidos por Barcelona de España y Milan de Italia. Sforza no debutó el Primera y su cotización es sensiblemente menor a los diez millones de dólares que exigen en el parque Independencia por Moreno. Estas negociaciones serán un problema para la dirigencia por el costo político que tendrá vender a un juvenil más, incluso si es esta vez por una cifra millonaria. España e Italia ya anunciaron el regreso de la actividad el mes que viene para terminar sus respectivas competiciones en agosto. En septiembre comenzará la nueva temporada y para ese inicio es que buscan a los juveniles leprosos en Europa, convencidos de sus aptitudes deportivas para jugar en el máximo nivel.

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ