Homenaje a 40 años del asesinato y desaparición del escritor
El legado de Walsh
El Museo de la Memoria de la ex ESMA inaugura una muestra en homenaje al periodista y escritor secuestrado por la dictadura en 1977. Con testimonios de sobrevivientes, reconstruyeron el último cuento de ficción escrito por Rodolfo Walsh, que nunca había sido publicado porque los militares se llevaron los manuscritos en un allanamiento en su casa de San Vicente.
La muestra temporaria se inaugura mañana a las 12, e incluye tres piezas audiovisuales basadas en testimonios de los sobrevivientes de la ESMA.La muestra temporaria se inaugura mañana a las 12, e incluye tres piezas audiovisuales basadas en testimonios de los sobrevivientes de la ESMA.La muestra temporaria se inaugura mañana a las 12, e incluye tres piezas audiovisuales basadas en testimonios de los sobrevivientes de la ESMA.La muestra temporaria se inaugura mañana a las 12, e incluye tres piezas audiovisuales basadas en testimonios de los sobrevivientes de la ESMA.
La muestra temporaria se inaugura mañana a las 12, e incluye tres piezas audiovisuales basadas en testimonios de los sobrevivientes de la ESMA. 

A 40 años del secuestro y desaparición del periodista y escritor Rodolfo Walsh, el Museo de la Memoria, ubicado en la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), le rendirá homenaje dándole vida al último cuento que no llegó a publicar el escritor y dedicándole la primera Visita de las Cinco, del sábado, en una edición especial en torno a su legado.

Walsh fue asesinado el 25 de marzo de 1977 en un operativo del grupo de tareas 3.3.2 de la ESMA, un día después de publicar la Carta abierta de un escritor a la Junta Militar, donde denunciaba tanto los secuestros y desapariciones de personas como las consecuencias de las políticas neoliberales aplicadas por el gobierno de facto.

El escritor fue abordado por los militares en la esquina de San Juan y Entre Ríos, en San Cristóbal. Walsh intentó resistirse al secuestro pero los uniformados lo acribillaron y lo llevaron moribundo hasta el centro clandestino de la ESMA. Esa madrugada irrumpieron en su casa en San Vicente de donde se llevaron gran cantidad de papeles y documentación, entre ellos su último cuento de ficción: "Juan se iba por el río", también desaparecido en la ESMA.

“Lilia Ferreyra, compañera de Rodolfo Walsh, fue quien pasó a máquina el manuscrito de su último cuento, Juan se iba por el río. Martín Gras, secuestrado en la ESMA, lo leyó dentro del centro clandestino. Lilia y Martín se conocieron en Madrid en 1982. Allí supieron que fueron los únicos que habían leído ese cuento y empezaron a contarlo, a reconstruirlo”, cuentan desde el Museo sobre la muestra temporaria que se inaugura el martes 21, a las 12, e incluye tres piezas audiovisuales basadas en testimonios de los sobrevivientes de la ESMA.

El homenaje continúa el sábado 25, con la primera de las Visitas de la Cinco dedicada exclusivamente al legado del escritor, donde estarán presentes Horacio Verbitsky, periodista y escritor, presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales y amigo de Rodolfo Walsh, Martín Gras, sobreviviente de la ESMA, y Marcelo Figueras, escritor y guionista.