Relevamiento del legislador Santiago Roberto

Coronavirus: denuncian sobreprecios en las canastas alimentarias que Larreta entrega a las escuelas

Desde el ministerio de Educación porteño desmienten que se pague de más la comida y atribuyen el costo a la logística del reparto. El Frente de Todos propone que les den a los padres una Tarjeta Alimentaria para evitar intermediaciones.
Un bolsón de la canasta alimentaria de las que entregan en las escuelas cuesta 140 pesos por unidad. En un comercio minorista, en abril, los mismos productos costaban en total 65,80 pesos.Un bolsón de la canasta alimentaria de las que entregan en las escuelas cuesta 140 pesos por unidad. En un comercio minorista, en abril, los mismos productos costaban en total 65,80 pesos.Un bolsón de la canasta alimentaria de las que entregan en las escuelas cuesta 140 pesos por unidad. En un comercio minorista, en abril, los mismos productos costaban en total 65,80 pesos.Un bolsón de la canasta alimentaria de las que entregan en las escuelas cuesta 140 pesos por unidad. En un comercio minorista, en abril, los mismos productos costaban en total 65,80 pesos.Un bolsón de la canasta alimentaria de las que entregan en las escuelas cuesta 140 pesos por unidad. En un comercio minorista, en abril, los mismos productos costaban en total 65,80 pesos.
Un bolsón de la canasta alimentaria de las que entregan en las escuelas cuesta 140 pesos por unidad. En un comercio minorista, en abril, los mismos productos costaban en total 65,80 pesos. 
Imagen: Bernardino Avila

Un bolsón de la canasta alimentaria de las que entregan en las escuelas cuesta 140 pesos por unidad. En un comercio minorista, en abril, los mismos productos costaban en total 65,80 pesos. Según un relevamiento del legislador Santiago Roberto, el Gobierno porteño paga cada bolsón un 115 por ciento más.  El diputado presentó un pedido de informes hace un mes y medio pidiendo que le explicaran la estructura de costos. No le respondieron, pero finalmente publicaron una resolución en el Boletín Oficial donde dejan en claro que los productos son el 48 por ciento del costo. A raíz de esto, el Observatorio de Derecho a la Ciudad (ODC) puso el foco en las empresas privadas en las que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta terciariza la alimentación de las y los estudiantes. El desayuno y el almuerzo cuestan 1.575 pesos --advierten desde el ODC-- cuando en un comercio minorista se consiguen por la mitad. Desde el Ministerio de Educación porteño, negaron enfáticamente que se trate de sobreprecios. Sostienen que se deben a los mayores costos logísticos de llevar la comida a todas las escuelas. Desde la oposición se preguntan, si ése es el caso, por qué no dar una tarjeta alimentaria a las familias. 

Todo empezó a comienzos de abril, cuando el legislador Santiago Roberto notó ciertas irregularidades en los costos de la canasta alimentaria que vienen entregando en las escuelas desde que comenzó el aislamiento social obligatorio. Por esa fecha, de hecho, se conocieron sobreprecios en compras del Gobierno nacional, que derivaron en la renuncia de 16 funcionarios de Desarrollo Social.

Para contar con todos los datos, Roberto presentó un pedido de informes donde le requería al Ministerio de Educación, que conduce Soledad Acuña, que diera cuenta de la estructura de costos de las canastas que entregaban. La respuesta nunca llegó, pero sí debieron publicar un mes y medio más tarde la resolución 90/2020 donde quedó clara esa estructura de costos: el 48 por ciento lo representan los productos, mientras que la mano de obra se lleva el 35 por ciento, hay un 5 por ciento de gastos de distribución, un 7 por ciento de insumos (como barbijos y otros elementos de higiene) y otro 5 por ciento de "gastos generales", según los anexos de la resolución donde quedan plasmados los precios que le pagan a cada una de las 19 empresas privadas que manejan los comedores escolares y ahora la distribución de la canasta. 

Costos extra

En base a esos datos, Roberto advirtió que se está pagando de más: "Según pudimos corroborar, las raciones del almuerzo se pautaron a un valor de 140 pesos por bolsón por día entre el Gobierno de la Ciudad y los concesionarios. Pero al relevar los productos entregados en una compra que realicé el 8 de abril a precios de referencia en un supermercado barrial y el valor total del mismo fue de 65,80 pesos. Es decir que cada bolsón de almuerzo el Gobierno porteño lo pagaba un 115 por ciento más que en el mercado minorista", indicó el legislador.

Desde el Ministerio de Educación porteño negaron que se trate de sobreprecios. Advirtieron ante este diario que lo que aumenta el costo es sumar al precio de los productos la logística para llevar a las 1350 escuelas las canastas. Sostuvieron además que si se compara cada ítem con "los precios mayoristas de fruta, verdura y hortalizas publicados por el Mercado Central, vemos que el costo que se paga por la canasta escolar es casi 15 por ciento menor".

En respuesta, el legislador Roberto advirtió que, "más allá del costo que pueden aducir por personal o logística, es a todas luces una diferencia excesiva la que se constata de inmediato entre el costo minorista de lo entregado y el valor abonado por el Ejecutivo".

Las empresas

A esto se sumó Jonathan Baldivieso, del ODC, que en base a los costos informados, apuntó contra los intermediarios: las empresas privatizadas en las que se tercerizan los comedores escolares hace décadas. Entre ellas, están: Carmelo Antonio Orrico SRL; Servicios Integrales de Alimentacion SA; Lamerich SRL.; Diaz Velez SRL; Compañía Alimentaria Nacional SA; Friends Food SA; Enrique Tavolaro SRL; Arkino SA; Spataro SRL; Alfredo Grasso; Treggio SRL; Rodolfo Ferrarotti SRL; Dassault SA e Hispan SA; Sucesion De Ruben Martin SA y Siderum SA; Alimentos Integrados SA; Servicios Integrales Food And Catering SRL; Bagala SA; Caterind SA y Servir SA.

Varias de ellas tuvieron escándalos por intoxicaciones de alumnos, como ocurrió en marzo de este año en un colegio en Caballito. En ese caso, la empresa proveedora era Lamerich SRL. Estos casos suelen pasar sin consecuencias ni cambios en las concesionarias, como ya ocurrió hace cinco años con otro caso en la escuela Rivarola. En ese caso, según pudo investigar la legisladora Claudia Neira en su momento, había llamativos contactos entre Hispan SA y otra de las proveedoras, Siderum SA. Las dos siguen.

Tarjeta alimentaria

Estas empresas, que antes brindaban el servicio de comedores escolares, hoy entregan desayuno y almuerzo por un valor de 1575 pesos y un refrigerio por otros 529 pesos. El valor nutricional fue cuestionado en una causa judicial en la que el Ministerio de Educación ya tuvo un fallo en contra . Pero el costo sigue sin discutirse. Y eso que la propia resolución del Gobierno porteño deja en claro que los alimentos no cuestan más de 750 pesos. "Para terminar con este negocio y sistema ineficiente, en este contexto de pandemia del coronavirus Covid-19, hay que eliminar a los intermediarios. Por este motivo, venimos proponiendo que el Gobierno porteño directamente transfiera el dinero a cada familia. Se eliminan los intermediarios y las familias van a poder duplicar la cantidad de alimentos que reciben actualmente", propusieron desde el ODH.

Desde el bloque del Frente de Todos presentaron hace dos semanas un proyecto para crear una Tarjeta Alimentaria que utilizarán directamente los y las estudiantes. "La tarjeta supone reemplazar la actual entrega la canasta escolar en las escuelas por la transferencia de un monto mensual de 5000 pesos. Según lo informado por el Ejecutivo Porteño, con el mismo presupuesto podríamos llegar al doble de destinatarios", argumentó Roberto.  "Además, facilitamos el acceso a los alimentos, evitando colas y problemas de espera, agravados por la emergencia del coronavirus y el frío que comienza. Ante la tremenda crisis que estamos viviendo necesitamos extremar los mecanismos de transparencia y más si se trata de la comida de los que menos tienen", indicó el legislador. En el Gobierno porteño, por ahora, defienden a las empresas privadas.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ