Está en Pilar y tiene 60 camas

Alberto Fernández inauguró un hospital para pacientes con coronavirus sin cobertura médica

Imagen: Presidencia

El presidente Alberto Fernández confió en "una Argentina mejor, en la que todos rememos para el mismo lado" al inaugurar el Hospital Solidario covid-19 Austral, en la localidad de Pilar, construido con aporte empresarios y la fundación Pérez Companc. "Los que más necesitan y los que más tienen, como los empresarios, pueden unirse junto al Estado para hacer una sociedad más justa", aseguró el mandatario. 

El hospital de campaña que montó el Austral está dentro del Campus de la universidad homónima y contará, al menos en principio, con 60 camas, 40 para observación y las 20 restantes serán de terapia intensiva e intermedia. "En este hospital solidario hay tantas camas de terapia intensiva como en el otro hospital", destacó el mandatario en referencia al prestigioso hotel del norte del conurbano. 

En la presentación, a la que no pudo asistir el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, estuvo presente el empresario Paolo Rocca, quien en el inicio del aislamiento fue parte de un duro cruce con el gobierno por la decisión de despedir a cerca de 1500 trabajadores. "Todos necesitamos del otro para estar mejor. Tanto dolor que nos toca vivir en la pandemia nos da esta oportunidad", insistió el presidente con un mensaje de unidad entre todos los sectores. 

Alberto Fernández con una de las enfermeras que se recuperaron de la covid-19.

En ese tono, Alberto aseguró que en la recorrida por el hospital solidarido pudo "ver imágenes del presente y el futuro de la pandemia" como el caso de una pareja de médicos que se contagió de covid-19 cuando cursaban el octavo mes de embarazo, y salieron aireosos con su beba o el de una enfermera del hospital que dio positivo por coronavirus y le llevó 60 días recuperarse. "Nadie sabe cuánto tiempo dura el virus en el cuerpo y qué capacidad de contagio tiene", aprovechó el Presidente para recordar las dificultades de combatir la pandemia. 

El mandatario eligió para cerrar el caso de uno de los obreros que contruyó el hospital solidario y, durante los fines de semana, realizaba obras en un barrio de emergencia con la ayuda de un empresario de la construcción. "Podemos hacer un país mejor, esta es la prueba, ¡no bajemos los brazos!", arengó el presidente. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ