Leonardo Grosso y otros diputados del FdT impulsan un bono para trabajadoras de comedores comunitarios

El proyecto de ley Ramona: "Es el turno de que el Estado las cuide a ellas"

Imagen: EFE

El diputado del Frente de Todos, Leonardo Grosso, junto con distintos legisladores de su bloque, impulsa un proyecto de ley para que los trabajadores, en su mayoría mujeres, que se desempeñan en comedores y merenderos cobren un bono de 5 mil pesos. El proyecto propone que el pago comience a efectuarse en junio, con la posibilidad de que se prorrogue mientras dure la emergencia sanitaria por la covid-19. En diálogo con Página/12, Grosso indicó que "ellas son las que nos cuidan a todos nosotros, entonces ahora es el turno de que el Estado las cuide a ellas".

“Lo primero que plantea el proyecto es que las compañeras que están a cargo de los comedores y merenderos no solo son tarea esencial, sino que están en la línea de fuego contra el coronavirus, porque alimentan a millones de personas en todo el país, todos los días en modo vianda”, afirmó Grosso. En ese sentido, el diputado detalló que “lo que proponemos es reconocer el trabajo, la tarea esencial y hacer un reconocimiento económico porque en algunos casos las compañeras cobran el Salario Social Complementario, o el programa de Anses, Hacemos Futuro en el marco de las tareas de cuidado, que son al rededor de 8500 pesos, pero otras ni siquiera eso. Además, en este contexto han visto duplicadas sus horas de trabajo con mayor intensidad y riesgo”.

A la iniciativa se la conoce como "Ley Ramona", por la dirigente social Ramona Medina, que falleció víctima del coronavirus. "Fue nombrada así más que nada por la prensa --dijo Grosso--. Nosotros nombramos a Ramona pero también al compañero Navarro de la Villa 31, a otra compañera que se llama Ramona de la Villa 21. Pero sí, podemos decir que es un homenaje a Ramona y a las miles de Ramonas que existen a lo largo y ancho de la Argentina que todos los días, en condiciones muy adversas, le ponen el hombro a esta situación".

Los diputados que impulsan el proyecto se reunieron este lunes en la sede de la CTEP, con representantes de movimientos sociales, entre los que estuvieron Barrios de Pie, la Corriente Combativa y Clasista, el MTE, el Frente popular Darío Santillán, el FOL, el MTE Aníbal Veron, Seamos libres, La Dignidad y Movimiento Evita. “Nos parece importante resaltar mucho el trabajo de cuidados que están llevando las compañeras a pesar de todo el contagio que está habiendo en los barrios”, dijo a este diario Dina Sánchez, del Frente Darío Santillán. Luego subrayó que “no basta con publicar nuestras fotos parando la olla o con decir: ‘qué grandes las compañeras como le ponen el cuerpo a la pandemia’. Nosotras no queremos más eso, necesitamos un reconocimiento económico y ser protagonistas empezando a ocupar espacios donde se toman decisiones”.

El beneficio, explicó Grosso, alcanzaría a 80 mil personas, es decir que el costo aproximado para el Estado sería de unos 400 millones de pesos. “Calculamos que en Argentina hay 8 mil comedores y merenderos comunitarios que hoy están funcionando. Seguramente son más, pero es una proyección que llevan las organizaciones sociales", precisó. "De esos 8 mil, el cálculo es que son diez personas por comedor, porque son dos turnos más las personas que limpian".  Por otra parte, indicó que también están analizando, en diálogo con distintos funcionarios del Poder Ejecutivo, otras medidas que no están en el proyecto de ley, pero que tienen que ver con la creación de un registro tanto de comedores, como de las personas que allí trabajan, y que "a partir de ahí se implementaría”, remarcó el diputado.

Otro de los diputados que estuvo presente en la reunión y que acompaña el proyecto es Itai Hagman. Consultado por PáginaI12, resaltó que el proyecto busca ser “un reconocimiento y un plus material para una tarea que muchas mujeres hacen en los barrios y por las cuales muchas no cobran nada”. El diputado también repasó algunos de los reclamos que los movimientos sociales llevaron a la reunión: "Uno fue el tema de los alimentos, que no son suficientes. El segundo es un pedido para que el Salario Social Complementario, que hoy está en 8500 pesos, se actualice porque no se actualizó desde agosto del año pasado y no alcanza". 

Los diputados que acompañan el proyecto de ley, además de los mencionados, son Juan Carlos Alderete, Cristina Álvarez Rodríguez, Verónica Caliva, María Rosa Martínez, Federico Fagiolli, Claudia Bernazza, María Jimena López. 

"En este contexto, hay un montón de esas nuevas guerreras que están en la primera línea trabajando“, dijo Dina Sánchez, y "para que haya una sociedad menos patriarcal hay que empezar a trabajar. Hoy dejamos expresado que esto es un comienzo”.  

Informe: Melisa Molina.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ