Tras el veto de Mauricio Macri
La expropiación del Bauen vuelve al Congreso
Los trabajadores buscan que el proyecto adquiera estado parlamentario para frenar el desalojo previsto para el 19 de abril. Al mismo tiempo, lanzaron una campaña en las redes sociales con videos donde cuentan sus experiencias.
Los trabajadores del Bauen continúan su lucha en defensa del hotelLos trabajadores del Bauen continúan su lucha en defensa del hotelLos trabajadores del Bauen continúan su lucha en defensa del hotel
Los trabajadores del Bauen continúan su lucha en defensa del hotel 
(Imagen: Facebook)

Los trabajadores del hotel Bauen vuelven a presentar ante la Cámara de Diputados un proyecto de ley para la expropiación que les fue vetada por el presidente Mauricio Macri. La entrega del escrito a legisladores de distintas fuerzas políticas no solo insiste con el derecho de que los 150 trabajadores de la cooperativa sigan teniendo como sustento su labor en esa empresa recuperada hace 14 años sino, también, frenar el desalojo al que luego del veto presidencial la Justicia le puso fecha para el 19 de abril próximo.

El texto del proyecto es el mismo que tras años de espera fue convertido en ley en diciembre pasado, durante la última sesión del Senado de la Nación. Establece la utilidad pública del inmueble, lo pone en manos del Estado para que sea administrado por la Cooperativa de Trabajo Buenos Aires Una Empresa Nacional, y establece su uso para hospedaje y para la creación de espacios de promoción cultural, educativa, artística y social.

A los pocos días de haber sido sancionada, el primer mandatario la vetó con el argumento de que el Estado no podía hacerse cargo de una empresa. Sin embargo, la expropiación no determinaba eso sino que entregaba la administración temporal del imueble a la cooperativa. El veto, además, volvió a abrirle la puerta a más reveces contra la cooperativa e hizo que sobre ella vuelva a dictarse una orden de desalojo prevista para el 19 de abril, tal como lo determinó la titular del Juzgado Comercial 9, por pedido de la empresa Mercoteles.

Si bien “nuestros abogados están intentando frenar el desalojo”, la idea es que la expropiación “vuelva a tomar estado parlamentario para parar el desalojo”, explicó a Página/12 la presidenta de la cooperativa, María Eva Lossada. También se baraja la posibilidad de que varios legisladores “hagan una presentación judicial contra el desalojo”, añadió. Pero eso es “algo que todavía estamos estudiando”.

La antesala de la llegada del proyecto de ley al Congreso –donde el jefe de Gabinete, Marcos Peña, da su primer informe de gestión durante este año-, fue la realización de una radio abierta en las afueras del palacio legislativo. El objetivo es difundir la historia de resistencia de la cooperativa, a fin de que “la sociedad tome la dimensión de lo que es esta lucha obrera”, agregó Lossada.

Otra de las herramientas para visibilizar la problemática en que se encuentran las familias y, a la vez, para resistir el desalojo, fue el lanzamiento por redes sociales de breves videos en los que distintos trabajadores cuentan sus historias en la cooperativa.

No son pocos los que apoyan la lucha de los trabajadores. “Desde que volvieron a dictar la orden de desalojo recibimos adhesiones que nos sorprendieron”, añadió la mujer. Inclusive, las remeras con el slogan “Ponete la camiseta del Bauen” tuvieron que ser impresas en inglés, francés e italiano porque “hubo compañeros que llevaron nuestra historia a otros países”.

Ayer se cumplieron 14 años desde aquel día de 2003 en que se conformaron como cooperativa, luego de que los dueños cerraran las puertas de la empresa y los dejara en la calle. Para “celebrarlo” hicieron una cena y ultimaron los detalles de la convocatoria de la víspera. “Somos unos simples laburantes y queremos que los mismos laburantes sean los beneficiarios de nuestro trabajo”, subrayó Lossada.

El próximo 11 de abril, se realizará en el hotel una cena solidaria para juntar apoyos de todo tipo a la lucha de los cooperativistas de esa empresa recuperada. La actividad había sido anunciada para el 6 de ese mes pero, ante el paro general dispuesto por la CGT para ese día, se decidió cambiar la fecha.

La otra actividad prevista está anunciada para el 18 de ese mismo mes y el objetivo será resistir el desalojo que la Justicia dispuso para el 19 de abril. “Ese día tenemos que estar todos juntos”, concluyó la presidenta de la cooperativa.