Evolución de las cuentas fiscales

Más gasto público para atajar los costos de la pandemia

El Ministerio de Economía informó que el déficit fiscal primario fue en mayo de 251.287 millones de pesos, mientras que el pago de intereses de la deuda pública ascendió a 56.932 millones pesos.
El impulso del gasto primario está explicado por transferencias corrientes, seguridad social e inversión pública. El impulso del gasto primario está explicado por transferencias corrientes, seguridad social e inversión pública. El impulso del gasto primario está explicado por transferencias corrientes, seguridad social e inversión pública. El impulso del gasto primario está explicado por transferencias corrientes, seguridad social e inversión pública. El impulso del gasto primario está explicado por transferencias corrientes, seguridad social e inversión pública. 
El impulso del gasto primario está explicado por transferencias corrientes, seguridad social e inversión pública.  
Imagen: Guadalupe Lombardo

El déficit fiscal primario fue en mayo de 251.287 millones de pesos, mientras que el pago de intereses de la deuda pública ascendió a 56.932 millones pesos. Así lo informó este lunes el Ministerio de Economía. Con esto, el resultado financiero del sector público se ubicó en un déficit de 308.219 millones de pesos.

En mayo, los ingresos sumaron 328.120 millones (variación interanual de 2,4 por ciento). “El comportamiento de los recursos está explicado por los efectos contractivos del aislamiento social sobre los volúmenes de producción, consumo, inversión y comercio exterior”, dijo el Palacio de Hacienda.

En ese sentido, los ingresos tributarios retrocedieron 3,3 por ciento respecto a mayo de 2019. Se destacaron las caídas de 36,2 por ciento de los derechos de exportación, 7,9 de la recaudación de IVA y 5,1 por ciento del impuesto sobre los débitos y créditos. Los ingresos tributarios fueron impulsados por la recaudación de bienes personales, el impuesto PAIS y los aportes y contribuciones a la Seguridad Social.

En cuanto a los gastos del sector público, el gasto primario ascendió a 579.507 millones de pesos (crecimiento interanual de 96,8 por ciento). “Esta dinámica responde a las medidas implementadas por el Poder Ejecutivo Nacional para sostener los ingresos de las familias, sostener el empleo y la producción y compensar la caída de recaudación de las administraciones provinciales”, indico Hacienda.

El impulso del gasto primario está explicado casi en su totalidad por las transferencias corrientes, las prestaciones a la seguridad social y la inversión pública de capital. Por ejemplo, de las transferencias corrientes, el 75 por ciento corresponde al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y al programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

“Ambos conceptos del gasto explicaron erogaciones por casi 80.000 millones de pesos. En la misma línea, el programa Alimentar registró un incremento 8545 millones de pesos y las asignaciones en materia de Apoyo al Empleo aumentaron aproximadamente $2.000 millones”, indicó Economía. Agregó que “en el marco de la emergencia sanitaria, en mayo se financiaron erogaciones de la Superintendencia de Salud y del PAMI por casi 12.000 millones de pesos”. A su vez, las prestaciones a la seguridad social totalizaron 193.767 millones de pesos, marcando así un crecimiento interanual de 43,4 por ciento. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ