Un respiro para los espacios independientes

Centros culturales salteños, beneficiados con el Fondo Desarrollar 

Lo recibido tiene que ser destinado al pago de alquileres y servicios básicos que permitan su funcionamiento. El Ministerio de Cultura de la Nación envió más de un millón de pesos a Salta. 

La semana pasada se conocieron los resultados del Fondo Desarrollar del Ministeiro de Cultura de la Nación, que busca beneficiar a los espacios culturales independientes con una inversión de casi 39 millones de pesos en todo el país. En el caso de Salta, fueron once los espacios seleccionados que tendrán un monto económico para cubrir los gastos corrientes y operativos que se vieron impedidos de abonar ante el cierre de sus actividades.

“Claramente es una alivio frente a lo que es la crisis que estamos viviendo en el sector”, manifestó a Salta/12 el miembro del Centro Cultural Pata Pila, Santiago Barnech. Aseguró que con estos resultados “se nota que son las políticas nacionales las que nos vienen a contener y a atender con un apoyo serio”. Al Pata Pila se le otorgarán $100 mil.

El representante contó que para hacer efectivas las presentaciones recibieron apoyo y asesoramiento por parte del mismo Ministerio de Cultura de la Nación que les permitió postularse "de forma correcta”. En ese sentido, subrayó que es necesario “empezar a trabajar en la profesionalización de los sectores independientes”. Y por ende, se deben implementar capacitaciones para facilitar que los gestores de espacios independientes tengan el conocimiento “para poder solicitar fondos y elaborar proyectos”. “Lo que vimos es que hay espacios que tenemos cierta habilidad para ello, pero estaría bueno que se pueda trabajar en la posibilidad para que todos puedan acceder”, indicó.

Desde la Secretaría de Cultura de Salta aseguraron en un comunicado que se brindó asesoramiento a través de las oficinas virtuales habilitadas para tal fin, y coordinadas por asesores técnicos. 

En el caso de Salta, además del Pata Pila, el espacio CIArte, de General Güemes, recibió $57 mil. Mientras que la Escuela de Ballet y Teatro Musical; la Academia de Danza Swing Latino, de Campo Santo; la Asociación Minga Colectivo Artístico Cultural; Kunu`u Espacio para las Infancias y Danzarte Multiespacio Cultural fueron beneficiados con $100 mil cada uno. Por otro lado, el espacio cultural Doña Argentina, de Cafayate, recibió cerca de $150 mil, y la Escuela de Fotografía EF Salta obtuvo la cifra exacta de $150 mil. Finalmente,  El Teatrino y el Espacio Cultural y Feria Punto Artesanal recibieron $200 mil cada uno. 

El Fondo Desarrollar fue creado para el sostenimiento de los espacios culturales en el contexto actual de emergencia sanitariaEn la provincia se invirtieron en total $1.356.800.

En el caso del centro cultural Pata Pila “todo lo recibido va al pago del alquiler y los servicios básicos como luz y agua”, dijo Barnech. Contó que desde que se inició la cuarentena y se tuvieron que cerrar las puertas como medidas de prevención, pudieron sostener el lugar a partir de aportes voluntarios y donaciones de particulares. “La impronta que tenemos lo que estamos dentro del Pata Pila es sostener este espacio más allá de que tengamos que resignar las reservas que íbamos juntando, pero en función de subsistir”, destacó.

Los espacios culturales de Salta aún no cuentan con una regulación que los ampare y les permita una rápida gestión en los estamentos gubernamentales. Es más, ante el vacío legal y normativo respecto a su existencia, desde la Red de Espacios Culturales Independientes de Salta (RECIS) se logró presentar el año pasado ante el Concejo Deliberante de la ciudad de Salta un proyecto de una ordenanza que los reconozca, regule, proteja y promueva. La iniciativa fue presentada a la presidenta de la Comisión de Cultura de ese entonces, Rosa Herrera (Propuesta Salteña), pero al día de hoy aún no ha sido tratado en sesión.

Arrancar en una nueva fase

Los espacios culturales promueven talleres y acciones colectivas vinculadas a la diversidad de disciplinas del arte, la cultura y representaciones sociales colectivas. En la mayoría de ellos, su funcionamiento se da a partir del trabajo voluntario de los trabajadores. Sin embargo, a partir del aislamiento obligatorio que se vivió en el país desde marzo, se hizo más evidente la vulnerabilidad a la cual están sometidos los trabajadores de la cultura independiente. En el Pata Pila actualmente existen cerca de 60 personas que lo integran.

A partir de que en Salta se avanzó en las fases y hoy está en la etapa de distanciamiento social, algunos espacios pudieron activar las ferias. “La Provincia nos facilitó las ferias al aire libre solo porque nosotros tenemos un amplio espacio para hacerlo”, señaló Barnech, quien destacó que no todos tienen la misma posibilidad. En esa línea, aclaró que solo están emprendiendo las ferias y que los talleres culturales aún no funcionan porque no cuentan con la autorización del Comité Operativo de Emergencia (COE).

En ese aspecto, sostuvo que sería adecuado que desde el Comité se puedan implementar medidas públicas de prevención ligadas a la salud y al cuidado sumado a los protocolos que se adopten.

Además, integrantes de la la RECIS se reunieron con autoridades de la Secretaría de Cultura y establecieron mesas de trabajo en función de la construcción de políticas culturales y las proyecciones a corto, mediano y largo plazo en el contexto de la pandemia. 

También realizaron una presentación de “libre deuda” para que el Ente Regulador de los Servicios Públicos (ENRESP) les otorgue el subsidio de los servicios de luz y agua en lo que dure la emergencia social y sanitaria. Esa presentación después encontró una convocatoria de empadronamiento realizada desde la  Secretaría de Cultura a mediados de abril, pero aún no obtuvieron una respuesta. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ