Se emite por DirecTV

“On Becoming a God in Central Florida”: la estafa piramidal

La comedia se enfoca en una empresa que embadurna de autoayuda al esquema Ponzi. La mirada impiadosa, el tono absurdo, y el foco sobre la opulencia white trash completan esta radiografía del sueño americano. 
Kirsten Dunst, protagonista de la serie que este lunes estrena los primeros dos episodios.Kirsten Dunst, protagonista de la serie que este lunes estrena los primeros dos episodios.Kirsten Dunst, protagonista de la serie que este lunes estrena los primeros dos episodios.Kirsten Dunst, protagonista de la serie que este lunes estrena los primeros dos episodios.Kirsten Dunst, protagonista de la serie que este lunes estrena los primeros dos episodios.
Kirsten Dunst, protagonista de la serie que este lunes estrena los primeros dos episodios. 

El funcionamiento de un negocio piramidal es inflexible. Se sostiene gracias a los escalafones más bajos del mismo y la afluencia permanente de nuevos miembros. Lo saben hasta aquellos que omiten las evidencias y optan por seguirlo como una cuestión de fe. On Becoming a God in Central Florida (estreno del lunes de OnDirectv a las 21 y también disponible en Directv Go) se centra en los que ocupan el subsuelo de esa arquitectura que promete felicidad y dinero fácil por la venta de maquinitas, cremas faciales, suplementos dietarios, recipientes plásticos y… la lista podría seguir hasta el infinito. La serie, original de la cadena Showtime y compuesta por diez episodios, toma ese universo casi inexplorado por la ficción para hacer una radiografía impiadosa de la sociedad norteamericana.

La comedia se sitúa a comienzos de los ’90 en Orlando y sigue el camino de Krystal Stubbs (Kirsten Dunst) hasta convertirse en aquello que plantea el título. Su esposo, Travis (Alexander Skarsgård), es un partidario enceguecido del sistema Garbeau. Un método de autoayuda que promete a sus incondicionales convertirse en John Wayne, Jesús de Nazareth y -para la dama- en Dolly Parton. Claro que para acceder al podio hay que comprar y revender los productos que la propia empresa proporciona. Los fundadores americanos de mercancías –vaya nombre– ofrecen queso, papel higiénico, potes, tazas con su logo, y la realización definitiva: un ganador. Ella es dueña de una mente pragmática mientras que el hombre repite los mantras de su mentor grabados en casetes. Bastan un par de escenas y queda claro que el método no ha funcionado para los Stubbs.

El comienzo de la historia le enrostra al espectador el desbarranco de la dupla. La cámara los capta sudorosos y desaliñados, al filo de la caricatura white trash, pero con empatía por el rol de Dunst. La intérprete se carga la serie con esta mezcla exacta de Erin Brockovich y Walter White, una madre primeriza que trabaja demasiado en un parque acuático. Está agotada, pero es muy astuta, por lo que va a desentrañar el método creado por Obie Garbeau II (Ted Levine). El personaje, por varios motivos, recuerda al que interpretó no hace mucho para la segunda temporada de Fargo. Una mujer con una fijación muy clara en un momento complicado. “Un hombre de negocios”, se definirá con el correr de los episodios.

El corte retro de la puesta en escena también juega un rol fundamental. Peinados escandalosos, música radial tipo Aspen, el tono entre flúo y descascarado es propio de una época que sufre los coletazos finales de los ’80. Lo cual es una elección idónea para ilustrar a una firma de discurso televangélico y anabólico. 

Según la actriz, On Becoming… trata sobre “la falsedad del sueño americano, hacer dinero, y que ese sea el propósito final de tu historia. Al principio es una mujer trabajadora, madre primeriza, casada con un tipo obsesionado con esta estaba de marketing multinivel. Se ve forzada a jugar este juego del que nunca quiso participar, se va a dar cuenta de que es muy buena, que puede sacar ventajas y tomarse una revancha”. Lo grafica la escena en la que Krystal viaja hasta un pantano para dispararle a un lagarto. La postal nocturna demuestra que las cosas no fueron según el manual. Y segundo, bajo su apariencia de exreina de belleza, es una dureza y empuje notables. En palabras del gurú y creador del sistema: “sabe bien dónde está y muy bien dónde querría estar”.


Programados

* Film & Arts acaba de lanzar el podcast Norma en la nube. Es una colección de cuarenta cuentos inéditos y creados por Norma Aleandro que fueron publicados en filmandarts.tv/podcasts y en plataformas de audio bajo demanda. Directv Go, por su parte, sumó Juego llamada con Elmo, una aplicación de entretenimiento didáctico en tiempos de coronavirus. Bajo el formato de una videollamada, los chico y chicas pueden comunicarse con el célebre personaje de Plaza Sésamo. El especial cuenta con la participación de Anne Hathaway y el Comegalletas. Está disponible en la app de streaming de la señal.

* Patria (HBO), miniserie basada en el bestseller de Fernando Aramburu, comenzará a emitirse el 27 de octubre. El drama transcurre a lo largo de tres décadas en Euskadi en medio del conflicto separatista vasco y es contado a través de dos familias divididas. Fue creada por Aitor Gabilondo, quien además se encarga de la dirección junto a Félix Viscarret y Óscar Pedraza.

* Cobra Kai se muda a Netflix tras dos temporadas en YouTube. La serie que revivió a Johnny Lawrence y Daniel LaRusso tendrá su continuación en la plataforma de la N roja. Se rumorea con que Elisabeth Shue volverá a interpretar a Ali Mills, el amor juvenil de ambos, y la chispa de la disputa que ya lleva más de tres décadas. Entretanto a encerar y pulir, encerar y pulir...

El personaje:

 

Fiona Dourif de Dirk Gently: Agencia de investigaciones holísticas (Bart Curlish). La mujer está convencida de dos cosas: es inmortal y el universo la obliga asesinar gente. En la mira está el protagonista de la serie. Lo cual es bastante lógico (quizás lo único en toda la serie) ya que es un detective “holístico” que cree que todo tiene que ver con todo y tiene diálogos idénticos a los de su antagonista. 

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ