Un estudio detectó partículas en las aguas residuales de Florianópolis 

El coronavirus podría haber circulado en Brasil desde noviembre

Un estudio de la Universidad Federal de Santa Catarina, en Brasil, asegura que se hallaron partículas de la Covid-19 en aguas residuales de Florianópolis, a fines de noviembre de 2019. Es la muestra más antigua del coronavirus en América latina hasta la fecha.
Pasajeros esperan para poder subir al tren en San Pablo. Pasajeros esperan para poder subir al tren en San Pablo. Pasajeros esperan para poder subir al tren en San Pablo. Pasajeros esperan para poder subir al tren en San Pablo. Pasajeros esperan para poder subir al tren en San Pablo. 
Pasajeros esperan para poder subir al tren en San Pablo.  
Imagen: EFE

Gislaine Fongaro, del Laboratorio de Virología Aplicada de la UFSC, explicó que la muestra es del 27 de noviembre, anterior a la aparición de la pandemia en Wuhan, China. El informe se dio a conocer en el portal medRxiv

La investigadora contó que tuvieron acceso a aguas residuales brutas congeladas, recogidas en su momento para otros estudios virológicos, y que el objetivo era tratar de detectar desde cuándo circulaba el coronavirus en el país.

De acuerdo a la investigación, no había restos del virus hasta fines de octubre. Los resultados positivos comenzaron a aparecer a partir del 27 de noviembre, momento en que  se detectaron 100 mil partículas por litro de aguas residuales. "El 4 de marzo encontramos un millón de partículas por litro de aguas residuales, lo que se explica por el aumento de la circulación del virus”, añadió Fongaro.

El estudio detalla que partículas de la Covid-19 son expulsadas del cuerpo humano después de unos veinte días en el organismo. Si la detección se dio a fines de noviembre, sería señal de que el virus circulaba a comienzos de ese mes en Florianópolis.  El 17 de noviembre pasado se dio el primer caso en China.

Para identificar la presencia de las partículas se hicieron pruebas de RT-PCR, que miden la cantidad de copias del genoma viral. Luego de eso, se hicieron pruebas interlaboratoriales que certificaron la presencia del virus. El estudio se centró en las alcantarillas, en el marco de una investigación que fue posible porque el material recogido había sido preservado para otros estudios. 

Si bien es el primer registro del coronavirus en América latina anterior al comienzo de la pandemia, hay investigaciones de China, España e Italia que señalan que la enfermedad ya circulaba en esos tres países antes de que se diagnosticaran los primeros casos. 

El estudio sobre el alcantarillado de Florianópolis no es el único que se realiza en Brasil. La  Universidad Federal de Minas Gerais y la Agencia Nacional del Agua investigaron el alcantarillado de Belo Horizonte también y concluyeron que el número de personas infectadas en la ciudad es diez veces mayor que el que registran las autoridades.

 La Fundación Oswaldo Cruz, por su parte, hizo estudios en Niterói, una ciudad del Estado de Río de Janeiro, con el objetivo de identificar la presencia de material genético en la red de saneamiento y para monitorear cómo se comportó el virus durante la pandemia. 

Antes de la publicación del informe de la UFSC había indicios de que el virus circulaba en el país antes del Carnaval. Así lo estableció el análisis del aumento de casos del Síndrome Respiratorio Agudo Severo. Para los investigadores, los primeros contagios se produjeron en Brasil en la primera semana de febrero. 

Brasil es, a la fecha, el segundo país más afectado por la enfermedad en el mundo, con más de un millón y medio de contagiados y 62 mil muertos. El primer caso se detectó en San Pablo, el 26 de febrero, y el 12 de marzo se produjo el primer deceso. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ