Alfredo Cornejo levanta el perfil y reaparece Elisa Carrió

La interna de Juntos por el Cambio: Los aliados del PRO buscan protagonismo

El presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, hizo ruido en los últimos días con la idea de independizar Mendoza. Se plantea como un rival de Horacio Rodríguez Larreta en pos de una candidatura a presidente, pero confluye con el jefe de gobierno porteño en el interés por jubilar a Mauricio Macri. Mientras, Elisa Carrió, titular de la Coalición Cívica, volvió a la actividad y se rumorea que nuevamente podría ser candidata.

Mauricio Macri no solo tendrá que preocuparse por la causa de espionaje ilegal que lo asedia. También deberá hacerlo por sus aliados, que comenzaron a levantar el perfil, algunos de ellos con la idea de comandar el espacio de Juntos por el Cambio hacia 2023. El más evidente es el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, cuyo proyecto presidencial lo llevó a decir que Macri no puede volver a ser candidato y a tirarle a Horacio Rodríguez Larreta por apoyar el aislamiento social en coordinación con el gobierno nacional. Cornejo, además, se subió el perfil cuando salió a vender la idea de que Mendoza podría independizarse del país, algo de lo que debió desdecirse velozmente. La otra que volvió al ruedo es Elisa Carrió: en los últimos días conversó con Macri, firmó un comunicado en respaldo del ex presidente por la causa de espionaje y le marcó la cancha a Larreta por el plazo para terminar la cuarentena. Con tanta actividad, ya resurgieron rumores sobre una candidatura de Lilita.

Si bien la cuarentena puso muchas de las disputas por el liderazgo de Juntos por el Cambio en pausa ante la opinión pública, sigue habiendo movimientos subterráneos que, de a poco, vuelven a eclosionar. Por caso, la causa de espionaje puso a varios de los adláteres de Mauricio Macri a murmurar sobre la posibilidad de que sea candidato en 2021 para obtener fueros. En realidad, ese proyecto existía de antes, pero la investigación judicial les da un nuevo motivo para reflotarlo. Macri, por ahora, no decidió cruzar esa puerta.

Cornejo recargado

Pero ya hubo un dirigente de su alianza que salió a cerrarle la entrada, aunque le agarre a Macri los dedos con la puerta en el proceso. Se trata del titular de la UCR y ex gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo. "El Petiso" Cornejo nunca tuvo una gran relación con Macri: durante su gobierno buscó correrlo una y otra vez con el aumento de tarifas, con el lugar de la UCR en la coalición. Tras la finalización de su mandato, Cornejo lo elogió a Macri... por quedarse callado. Dijo que le hacía bien a la democracia (habida cuenta de que cuando hablaba decía cosas como que el populismo es peor que el coronavirus). La semana pasada, cuando le preguntaron por una eventual nueva candidatura de Macri, Cornejo no dejó lugar a interpretaciones: "No tiene margen para volver a ser candidato".

El ex gobernador viene cuestionando el aislamiento dispuesto por el persidente Alberto Fernández y aprovechó en el proceso para tirarle también al jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, a quien asoció "al relato" del gobierno nacional. "Si bien (Larreta) está en esa nube cultural, tendrá que hacerse cargo si está en un error", lo apuró. Se entiende: Larreta puede ser el principal contendiente de Cornejo en una interna de Juntos por el Cambio en 2023. No obstante, en algo están los dos de acuerdo: en jubilar a Macri como candidato. Por eso, Cornejo dijo que Juntos por el Cambio tiene que "renovar sus liderazgos". E imaginó una coexistencia de distintos referentes "hasta que se llegue al liderazgo único, que no llegará hasta las primarias de 2023".

No obstante, en la semana que pasó, Cornejo encontró un tema con el que subir su perfil: el MendoExit. Concretamente, el ex gobernador dijo a un medio local que la provincia tenía que "empezar a pensar seriamente" en independizarse del país. “Mendoza tiene todo para vivir como un país independiente”, argumentó. “No me gusta separarnos de la Nación, pero ellos están obligando a Mendoza a autoafirmarse en sus propios valores e identidades”, remarcó. El enojo venía de la imposibilidad de que avance la represa Portezuelo del Viento , a la que cuestionaron otras cuatro provincias (Buenos Aires, La Pampa, Neuquén y Río Negro).

La frase le sirvió para escalar en la agenda pública nacional, aunque en sus siguientes apariciones ya tuvo que empezar a recular en chancletas: "Dije que debemos empezar a pensar seriamente en estos proyectos si el Estado nacional perjudica a Mendoza como lo viene haciendo, aunque hoy no están dadas las condiciones para tomar determinaciones de ese tipo y claramente la Constitución no lo permite", aclaró. "A nadie se le va a cruzar por la cabeza abandonar la Nación, pero si el kirchnerismo sigue tirando las cuerdas sobre los sectores productivos argentinos y sobre algunas provincias en particular, metiendo tanta presión, estos pensamientos van a empezar a existir", sostuvo sobre una idea que él mismo buscó instalar.

De regreso, Lilita

Cornejo no es el único aliado de Macri que está levantando su perfil: después de haber dicho que se jubilaba de la política partidaria, Elisa Carrió está volviendo de a poco. O con velocidad: sólo en los últimos días, firmó un comunicado de respaldo a Macri por la causa por espionaje ilegal --si bien en su entorno sostienen que siempre le dijo al ex presidente que desconfiaba de la conducción de la AFI--, también le puso el gancho a otro texto en el que le marcó la cancha a Rodríguez Larreta con el final de la cuarentena. El texto, que compartió con las autoridades de la Coalición Cívica-ARI, le reclamó al jefe de gobierno porteño que la nueva fase de aislamiento social sea "el último gran esfuerzo". “No es justo que la Ciudad tenga que atar su plan ante la ineficiencia de (el gobernador bonaerense, Axel) Kicillof”, le planteó. E incluso tuiteó ella misma: "No podemos vivir en estado de excepción permanente donde se violen las libertades individuales y los derechos humanos".

Sus diputados, además, se presentaron en un juzgado de Rosario para que se investigue los ataques a silobolsas, algo que Carrió también se ocupó de difundir desde sus redes sociales, cada vez más activa. "Demasiado activa para una persona que quiere jubilarse", comentan en su entorno. Quienes la conocen, dicen que los primeros meses de "retiro" se reencontró con su vida privada, pero que hace tiempo que volvió a la lectura de diarios y a los llamados constantes con dirigentes radicales y peronistas.

Ante esto, ya resurgieron los rumores de una candidatura suya en 2021. Incluso, circuló la versión de que podría ser por fuera de Juntos por el Cambio. La dirigente, por ahora, sigue negando que se vaya a volver a postular para un cargo. Una de las personas que más la conoce lo explicó así en diálogo con este diario: "Ella nos dice que no. Nosotros no le creemos".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ