"Está claro que lo mataron porque era puto", aseguró César Cigliutti

Homicidio de Fabián Gutiérrez: para la CHA es un "crimen de odio"

Imagen: Télam

“Hay un evidente crimen de odio en el caso de Fabián Gutiérrez”, dijo a Página/12 César Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), y señaló que “hubo una intencionalidad”. La agrupación enviará una carta al juez Carlos Narvarte para exigirle que “aplique el agravante –considerado en el artículo 80 del Código Penal- para todo aquel que mata por odio a la orientación sexual, a la identidad de género o a su expresión”. Según Cigliutti, el asesinato de Gutiérrez se trata de “un crimen de odio motivado por la orientación sexual de la víctima”.

Fabián Gutiérrez, ex secretario de Cristina Kirchner, fue hallado este sábado a la madrugada , enterrado en la casa de uno de los cuatro implicados en el crimen por su asesinato. Según las pruebas evaluadas hasta el momento, Narvarte descartó que hubiese “una cuestión política de fondo” en la causa. En este sentido, según Cigliutti, hay una cuestión política de otra índole que atraviesa el caso, y que tiene que ver con “estructuras que posibilitan estos crímenes, que nosotros llamamos maquinarias de exterminio”.

El principal imputado por el crimen de Gutiérrez es Facundo Zaeta y hay otros tres hombres procesados, mientras el juez avanza en la investigación, cuya calificación inicial es “homicidio agravado por la participación de dos o más personas“. Sin embargo, según afirmó Narvarte, podría haber otros agravantes. “Hay una notoria desproporción entre el supuesto móvil confiscatorio del asesinato -sustraerle dinero a través de la extorsión- y el exceso de violencia empleada para obtenerlo”, señala la CHA, que exige al juez que investigue teniendo en cuenta la identidad sexual de la persona asesinada.

“El noviecito lo estaba extorsionando con difundir videos”, advirtió Cigliutti, en referencia a Facundo Zaeta, y afirmó que “está comprobado que hubo extorsión y hostigamientos previos en esa relación”. Según el presidente de la CHA “sería una actitud homofóbica no reconocer el asesinato de Gutiérrez como un crimen de odio”, de la misma manera que “decir a que se trata de un crimen pasional es una forma de discriminación”.

La alevosía por la condición de indefensión de la víctima ya está considerada como un agravante posible de la causa, luego de que la autopsia revelara que Gutiérrez murió “por asfixia mecánica” , es decir que hubo estrangulamiento. Pero también golpes y cortes en distintas partes del cuerpo, y Cigliutti considera que esta condición –el hecho de que lo hubiesen atacado entre cuatro personas- “alcanza para entender que no era una pelea entre ellos”.

Lo que exige la CHA es que el juez y los fiscales a cargo tengan en cuenta la identidad sexual de la víctima al momento del juicio, y consideren la perspectiva de “crimen de odio” al momento de las indagatorias. “Estoy seguro que los cuatro se van a definir como heterosexuales”, afirmó Cigliutti.

“Hay un ensañamiento y un salvajismo al momento de torturar y matar, que se repite en los crímenes de odio hacia las personas gays, lesbianas y otras identidades LGTB”, señaló Cigliutti y agregó que “no es un cuchillazo, sino todo el maltrato previo que recibió Fabián. Está claro que lo mataron porque era puto”.

Informe: Lorena Bermejo.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ