El animal es considerado "el primate más raro del mundo"

Las increíbles fotos de una subespecie de gorilas que se creyó extinta

Un equipo de conservacionistas logró captar por primera vez en imágenes a un grupo de gorilas del río Cross con sus crías en los montes Mbe de Nigeria. El animal es considerado como "el primate más raro del mundo", dado que se cree que solamente quedan vivos 300 especímenes de esta subespecie en extinción Las fotos son significativas además porque demuestran que esta subespecie, que se creyó extinta por algún tiempo, se está reproduciendo. 

Las imágenes fueron tomadas en mayo con cámaras trampa y fueron publicadas por la ONG internacional Wildlife Conservation Society (WCS) en Nigeria. El organismo destacó que el descubrimiento fomenta la esperanza de que los animales, considerados como los más amenazados en el mundo entre las distintas especies gorilas, están logrando sobrevivir. 

Los gorilas de río son las especies de primates más raras del mundo, de acuerdo al Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). Estos animales son naturalmente cautelosos con los humanos y tienen pequeñas diferencias con otras especies, como cabezas más pequeñas, brazos más largos y cabello más claro.

Estos primates viven en algunas zonas montañosas en Nigeria y Camerún, pero rara vez se ven, sobretodo porque recelan mucho a los humanos. Su presencia se suele detectar a través de sus nidos, excrementos y rastros. Los expertos no saben cuántos gorilas del río Cross quedan en la zona montañosa y llevan un tiempo intentando rastrear a los animales.

Unos años atrás se tenía constancia solamente de la existencia de 300 gorilas del río Cross en la aislada región montañosa en Nigeria y Camerún, según la WCS. Desde entonces se documentaron unos 100 gorilas en el estado nigeriano de Río Cross y unos 200 en Camerún, en una región transfronteriza de unos 12 mil kilómetros cuadrados (cuatro mil 633 millas cuadradas). El bosque de los montes Mbe acoge a un tercio de la población de Nigeria.

Anteriormente, las trampas de cámara de la WCS en Camerún y Nigeria capturaron solo unas pocas imágenes, incluida una de 2012 en el Santuario de Gorilas Kagwene de Camerún, que muestran a un miembro del grupo al que le falta una mano. En las montañas Mbe y Afi, en Nigeria, las cámaras fotografiaron también a una madre con un bebé en la espaldas. Esas imágenes se obtuvieron en 2013, pero estas imágenes recientes representan la primera vez que se registran múltiples bebés en el mismo grupo.

"Ver varios gorilas jóvenes en un grupo es prometedor", señaló Inaoyom Imong, director del proyecto Cross River Landscape de la WCS en Nigeria. El experto señaló que también es un signo de que las tareas de conservación están dando sus frutos, después de que los animales hayan estado sometidos por décadas a las cazas. "Si bien los cazadores de la región ya no apuntan a los gorilas, la amenaza continúa y necesitamos continuar redoblando esfuerzos para su conservación", agregó. 



Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ