Sobre las agresiones a la prensa en la marcha anti cuarentena

Por una Argentina sin violencia, justa y solidaria

Imagen: Télam

Las agresiones sufridas por trabajadores del canal C5N en el marco de la movilización convocada en el Obelisco el 9 de julio merecen el repudio de todos y todas. Asimismo, debemos reiterar el compromiso inclaudicable con la construcción de una sociedad donde primen los valores de la solidaridad social y el diálogo democrático, dejando definitivamente de lado los mensajes oportunistas que generen crispación social.

Estamos atravesando un momento muy delicado debido a la pandemia, que obliga a tomar medidas para salvar la mayor cantidad de vidas posible e impone un ritmo que no es el habitual ni el deseado. Este contexto requiere el máximo compromiso de todas y todos los argentinos, sin importar el color político que los represente.

Las movilizaciones convocadas el jueves bajo diversas consignas no son meras manifestaciones políticas contra las medidas adoptadas, sino que se dan en el marco de una creciente violencia expresada por un sector radicalizado de la oposición, que ve en el ejercicio del odio y la desesperanza su razón de ser.

La manipulación mediática hace daño. Si denuncian que por adoptar las medidas que se conocen para enfrentar este virus nuevo nos convertimos en dictadores, si acusan al gobierno de matar a una persona, si crean la falsa idea de que está vulnerada la libertad de expresión, y todo lo dicen desde los grandes medios de comunicación, incitan al odio. No olvidemos que la democracia trata del disenso, pero con reglas de juego.

La pandemia ha venido a empeorar el fracaso económico de la anterior gestión nacional. No podemos hacer borrón y cuenta nueva sobre las secuelas que ha dejado para la mayoría de la población, pero debemos concentrarnos en trabajar para mejorar la calidad de vida de las ciudadanas y los ciudadanos, ese constituye el desafío más importante que tenemos por delante.

Asumimos la responsabilidad de construir un mejor país a partir de debates serios entre diversas fuerzas políticas, porque creemos en la democracia y entendemos que la defensa de las libertades nunca puede ir con el odio como común denominador. Pero, a la vista de lo acontecido, resulta imperioso aunar esfuerzos para reconstruir una Patria libre de violencias, justa y solidaria.

*Diputada nacional, vicepresidenta del bloque Frente Todos.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ