Informe mensual de junio del Cesyac

Encuesta con datos preocupantes

La canasta básica familiar superó $65 mil, 0,53% más que mayo pero con el consumo en baja.
Los precios se movieron poco, pero preocupa que se dé con ventas muy bajas.Los precios se movieron poco, pero preocupa que se dé con ventas muy bajas.Los precios se movieron poco, pero preocupa que se dé con ventas muy bajas.Los precios se movieron poco, pero preocupa que se dé con ventas muy bajas.Los precios se movieron poco, pero preocupa que se dé con ventas muy bajas.
Los precios se movieron poco, pero preocupa que se dé con ventas muy bajas. 
Imagen: Andres Macera

Una familia que vive en Rosario necesitó 65.993,10 pesos para poder acceder a la canasta básica durante el mes de junio, según los cálculos realizados por el Centro de Educación, Servicios y Asesoramiento al Consumidor (Cesyac). El dato es revelador en el sentido que explicita una suba del 0,53% de los precios consultados con respecto al mes anterior, todo en un contexto de caída de ventas y consumos, señales que consolidan un escenario que los especialistas perfilan hacia una estanflación.

Los resultados del estudio realizado por Cesyac implican una suba del 0,53% respecto de mayo y se componen de la siguiente manera. Los gastos de consumo para el hogar requirieron según esta medición 65.993,10 pesos. De ese total, los productos de consumo masivo demandaron 20.776,30 pesos y los servicios básicos para el hogar 45.216,80.

Siempre según el estudio que mes a mes releva esta organización, la variación interanual (es decir junio 2020 contra junio 2019) fue del 35,39%. En tanto, la variación acumulada en los primeros seis meses de 2020 llega al 7,83%. 

Ignacio Pandullo, coordinador de Asuntos Jurídicos del Cesyac indicó que en "junio volvimos a relevar un alza en el costo de la Canasta Básica de una familia tipo. Es un resultado negativo, porque si bien la suba no es grandilocuente, después de dos meses retomamos la tendencia alcista. Hubo aumentos importantes en el rubro de la alimentación, por ejemplo los comestibles envasados (fideos, arroz, etc.) se encarecieron un 4%. También es preocupante que hayan aumentado los productos de limpieza, en un momento en el que se transformaron en insumos de primera necesidad para resguardar la higiene y el cuidado de nuestra salud. Obviamente, también hubo productos que bajaron, como las bebidas (-4,52%) y las frutas (-0,42%). El incremento podría haber sido mucho mayor si no estuvieran congeladas muchas tarifas e impuestos".

Esos movimientos de precios se están dando en un contexto en el que, por ejemplo, "los supermercados bajaron notablemente sus ventas, y a pesar de ello, los precios siguen subiendo. Eso es muy grave. Estaremos muy atentos a lo que suceda los meses venideros", sostuvieron desde la organización que representa intereses de los consumidores.

Para el informe del Cesyac, el equipo técnico conformado por Rita Galiardi, Ignacio Pandullo, Liliana Jubilla y Susana Glenn relevó 50 productos y 19 servicios de la ciudad a través de la metodología de observación directa.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ