Adrián Giacchino, presidente del Banco Municipal

"A Padoan sólo lo vi dos veces"

El funcionario, que también fue director del Banco Nación durante la gestión de González Fraga, niega vínculos con Vicentin
Giacchino desafía a que encuentren algún vínculo suyo con VicentinGiacchino desafía a que encuentren algún vínculo suyo con VicentinGiacchino desafía a que encuentren algún vínculo suyo con VicentinGiacchino desafía a que encuentren algún vínculo suyo con VicentinGiacchino desafía a que encuentren algún vínculo suyo con Vicentin
Giacchino desafía a que encuentren algún vínculo suyo con Vicentin 
Imagen: Sebastián Joel Vargas

Electo presidente del Banco Municipal de Rosario con el voto de todos los bloques del Concejo, menos el Frente de Todos, que fue crítico de su postulación, Adrian Giacchino dice que son "difamaciones", que no tiene vínculo con Vicentin ni con su director Alberto Padoan, ex jefe de la Bolsa de Comercio de Rosario. Giacchino había sido designado para conducir un Banco integrado por aseguradoras y la Bolsa, y asegura que sólo vio dos veces a Padoan, en reuniones por ese proyecto, hoy postergado. El funcionario asegura que en su paso por el Banco Nación --donde trabajó junto a Javier González Fraga hasta 2018-- no encontró ninguna razón para negarle financiamiento al grupo que declaró el default con una deuda de 300 millones de dólares con el banco estatal. En su nueva función, promete equilibrar los números del Banco Municipal y hacerlo rentable. 

-- En el tratamiento de su pliego en el Concejo Municipal, quiénes votaron en contra se refirieron a su participación en el directorio Banco Nación durante el Gobierno de Mauricio Macri, acompañando a Javier González Fraga, que se dio en el contexto de la quiebra de Vicentin y el accionar de la conducción del Banco.

--Me interesa aclarar esto de entrada, porque he leído comentarios absurdos. Nunca jamás he tenido acusación alguna sobre mi desempeño. Soy una persona vinculada a la actividad bancaria como un técnico, y así lo hice durante 12 años en el BICE, en la gestión del Presidente Néstor Kirchner y en las dos gestiones de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y antes había asesorado al Banco Municipal, cuando era Hermes Binner el intendente de Rosario.

--Después vino el tema del banco que no fue, el de la Bolsa de Comercio, con Alberto Padoan como Presidente. ¿Ahí su nombre sonaba para conducirlo?

--En ese proyecto de aseguradoras y la Bolsa, que iba a tener once accionistas, fui propuesto por el grupo asegurador --al cual pertenece uno de los principales acreedores de Vicentin-- para conducirlo. Por eso, tal vez, la "asociación". Pero me cuesta aceptar que se pueda difamar tan fácilmente. En abril de 2019, meses después de renunciar al Nación, por iniciativa de ADIRA (entidad que nuclea a las aseguradoras) me convocaron a trabajar en el proyecto del banco regional con la Bolsa de Comercio y allí estuve hasta marzo de este año, cuando los accionistas dispusieron una prórroga de un año. Y en relación a Padoan, no tuve en absoluto vinculación con él ni durante mi desempeño en el Banco Nación, ni en este proyecto, al punto que lo vi dos veces y era en reuniones en las que yo exponía cuestiones relacionadas al avance del Banco. Es más, desafío a que alguien me vincule de alguna otra forma con Vicentin o Padoan

--Volviendo a su participación en el Banco Nación ¿qué período abarcó y por qué se fue?

--Fui director desde el 1° de abril del 2017 hasta el 30 de noviembre de 2018. Yo estaba en el BICE y pedí licencia para integrar el Nación en el área de "proyectos de inversión", energías renovables, el desarrollo de los programas de participación público/privados (PPP) y también pymes. Eso mayormente durante 2017, ya en 2018 la economía se empezó a complicar y promoví la custodia del nivel de capitalización del Banco y como agente financiero del Estado. Yo era el presidente de la comisión de Gestión Integral de Riesgo, que era algo así como el tablero de comando del Banco.

--¿Determinaba a quién se le daban los créditos y a quién no?

--En general se analizaban los indicadores, solidez, solvencia y se reflejaba en actas las tendencias que no eran buenas para el Banco. Esto está en las actas y dejo mi cargo por estar en disidencia con algunas decisiones que provenían desde el Ministerio de Economía

--¿Algunas de esas "decisiones" tenian relación con el tema Vicentin? Digo porque después de esa fecha se aceleraron los préstamos a la empresa que cayó en diciembre de 2019 y le dejó "un clavo" de mas de 300 millones de dolares al Banco...

--Particularmente, hasta 2018, que fue hasta cuando yo estuve, no afectaban los indicadores. Antes de esta situación, Vicentin tenia 50 años de historia con asistencia financiera que se iba dando de acuerdo a la facturación de la empresa y a la RPC (Responsabilidad Patrimonial Computable) del Banco Nación. La última calificación de la que participé fue viendo un balance de octubre de 2017,  con buenos indicadores, y antes de irme, indiqué un estudio de grandes deudores --que incluía a Vicentin-- y las conclusiones de ese informe también fueron favorables. Es decir que hasta que me fui, nadie pensaba que podría llegarse a ese desenlace, y todo lo que ocurrió después, ahora está en manos de la Justicia, que es la que tiene que esclarecer qué fue lo que pasó.

--¿Qué Banco va a ser de ahora en más el Municipal? Hay concejales que votaron a favor su designación pero que no están muy convencidos de que deba haber un banco publico de la ciudad.

--Yo creo que es un orgullo para la ciudad tener un banco público, es el único fuera del de CABA que se ha mantenido y eso es un mérito. Y no solo para ser agente financiero y acompañar políticas del municipio, sino para tener productos y servicios donde la banca privada no llega. Ese es uno de los objetivos. Estamos transitando el ejercicio 125 del Banco Municipal de Rosario (BMR) , que desde sus orígenes en 1896 con negocios pignoraticios, fue desarrollándose. En este marco de la pandemia, la conducción del intendente Pablo Javkin permite valorar la importancia de un banco público para atender las necesidades financieras de empresas locales, para el pago de sueldos, el capital de trabajo, todo eso fue muy valorado por la comunidad.

---La integración del nuevo directorio se completa con un "mix" entre alguien que viene del mundo financiero y una dirigente política con trayectoria bancaria, como Patricia Cosgrove, cuyo pliego fue votado por unanimidad.

--En primer lugar, yo entiendo que el sistema financiero debe ser atendido por personas con antecedentes en el sistema y eso despeja cualquier tipo de duda en torno a la trayectoria de los directores. Será un directorio colegiado, con decisiones conjuntas, con una fuerte delegación en la "línea gerencial", a la que le transmitiremos las pautas que marque el intendente, el Concejo y el directorio. Y la "línea" debe ser la que implemente las acciones. De acuerdo a los perfiles de los directores, estamos previendo también un distribución de tareas entre nosotros, y quiero destacar la participación gremial a través de Jose Barraza, que cogestiona activamente. Otra cosa que es importante decir es que el BMR es un banco comercial, con objetivos diferentes a los bancos privados, pero con todos los mecanismos, regulaciones y limitaciones que impone el ente rector. Es una responsabilidad muy grande, ya que el Banco tenía a diciembre del año pasado 13 mil millones de pesos de activos y un patrimonio de 1500 millones y suelo decir que el patrimonio es de la Municipalidad, pero el resto es de los ahorristas que confían en el banco, que incluye ahora los depósitos judiciales, por ejemplo. Tener rentabilidad no es un objetivo que deba verse de mal modo, al contrario, la rentabilidad es necesaria para que se incremente el volumen de negocios del banco y así crecer no solo en ingresos financieros, que van a cambiar mucho más después de la pandemia, pero más que nada con un enfoque en la prestación de servicios, para equilibrar los números del banco, que es un objetivo, así como la austeridad en los gastos que el contexto exige.

--Más allá de enunciados generales, ¿hay un plan para lo inmediato y otro para el largo plazo?

--La idea, en el corto plazo, es apoyar a las pymes comerciales y productivas, profundizar la inclusión financiera que ya se está desarrollando, programas que estimulen el emprendedurismo, la acción sobre los territorios, los barrios. Atendiendo no solo a los lineamientos dictados por el intendente Javkin sino también al pedido del Concejo Municipal. Una interacción muy activa con la Secretaría de Desarrollo Económico Social, y de Economía Social,  que con Sebastián Chale ya estamos desarrollando. Y por supuesto que superada esta coyuntura vamos a presentar un plan de negocios para el ciclo 2021/2023. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ