La reestructuración de la deuda emitida bajo legislación argentina

Diputados: Otra ley que ayuda a la negociación de la deuda

Se sancionó con un amplio respaldo, que incluyó a Cambiemos, y que se expresó en los 247 votos a favor. Se aprobó la ampliación del Presupuesto para el control de la pandemia.

La Cámara de Diputados sancionó el proyecto de reestructuración de la deuda emitida bajo legislación argentina por 247 votos a favor, dos en contra y un abstención. La iniciativa llegó al recinto con un fuerte respaldo de todos los bloques, incluidos los que integrante la coalición Juntos por el Cambio. Esta ley le otorga al gobierno nacional la herramienta necesaria para canjear estos bonos en dólares y llega el mismo día que la Argentina logra cerrar un acuerdo con los bonistas por la deuda externa. No fue el único tema económico que debatieron los diputados que también aprobaron, media sanción, la ampliación del presupuesto heredado de la gestión anterior y que le permite al Ejecutivo reasignar partidas para enfrentar la crisis desatada por la pandemia.

En su rol como miembro informante, el presidente de la comisión de Presupuesto, Carlos Heller (FdT) aseguró que "el perfil actual de la deuda tiene intereses promedio, de los distintos bonos, del 7,58 por ciento y en la propuesta que estamos considerando quedarían en 2,39 por ciento". A su turno, la titular de la comisión de Finanzas, Fernanda Vallejos, remarcó que esta es "la mejor oferta que nuestro país está en condiciones de hacer, preservando lo que ha sido el precepto estructurante de toda esta negociación, que es el principio de sostenibilidad”. "Es nuestra convicción y nuestro compromiso que esta ley constituya la introducción a un nuevo capítulo de nuestra historia: el del Nunca Más a los ciclos de fuga y endeudamiento”, resaltó.

Lejos de hacerse cargo del insostenible endeudamiento de la gestión de Cambiemos, que no pasó por Parlamento, la bancada macrista en la Cámara baja centró sus intervenciones en críticas por la supuesta "falta de un plan económico" de Alberto Fernández y en que "el problema de la deuda no arrancó en 2015". "Cuando Macri asumió, heredó una deuda deuda de 250 mil millones de dólares", dijo el mendocino Omar De Marchi (PRO) para justificar la política fiscal de la anterior gestión. Igualmente, varios de sus compañeros de bloque debieron reconocer que era "un buen proyecto".

En tanto, el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri, dijo que "si queremos seguir hablando del pasado se extiende el debate al infinito. Pero hoy podemos enfrentar el futuro", aseguró desligándose de la gestión financiera del macrismo. "El desafío es enorme en el frente externo y en el interno también para construir un proyecto de desarrollo estratégico", agregó.

El cierre del oficialismo estuvo a cargo de Itai Hagman que hizo hincapié en el cumplimento de las propuestas de campaña del Frente de Todos: "La gente nos votó para que vinieramos a resolver esto, y eso es lo que estamos haciendo", dijo el legislador y economista. "Lo que tenemos que hacer sobre todas las cosas es reflexionar, entender por qué sucede esta crisis de deuda", señaló.

La ampliación presupuestaria fue el primer tema de esta sesión especial. La iniciativa fue aprobada con 228 votos afirmativos 9 negativos y 16 abstenciones. Estas últimas todas pertenecen a toda la bancada de la Coalición Cívica y dos del PRO: Omar de Marchi y Héctor Baldassi. En este proyecto, JxC votó dividido.

"El proyecto propone un incremento de gastos de 1859 millones de pesos", explicó  Heller. Esto es "un 6,5 por ciento del PBI, el 80 por ciento se corresponde con la agenda de la pandemia mientras que el resto es para readecuar partidas desactualizadas en el marco de la prórroga del prepuesto 2019", dijo.

Uno de los puntos que criticó la oposición, pero que mayoritariamente acompañó la iniciativa, fue la dolarización de la deuda de acreedores con bonos en pesos, indicada en el artículo 7. Frente a estos reproches, Heller sostuvo que “los que nos dicen que esta desdolarización es inaceptable, lo que no tienen en cuenta es que el Gobierno viene cajeando, en lo que va de este año, títulos en dólares por títulos en pesos por un total de 7.839 millones de dólares”. En este sentido, agregó: “En el primer trimestre de este año se logró refinanciar el 61 por ciento”. “Los que entrarían en este canje recibirían un bono en dólares que comenzaría a vencer en 2025, el más corto; y el más largo sería del 2028 al 2037”, sumó para dejar en claro la mirada de la Casa Rosada en este punto.

Al cierre de esta edición, la Cámara baja continuaba debatiendo y se encaminaba a aprobar la creación del Consejo Nacional de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, una modificación del artículo 6 de la Ley de Espacios Marítimos y una solicitud al Ejecutivo para que facilite el acceso de los jardines de infantes a los programas de asistencia en la emergencia sanitaria.

Informe: Antonio Riccobene

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ