Elogió el canje de deuda de Ecuador, pero Lenin obtuvo una quita menor que Argentina 

Prat-Gay otra vez le volvió a pifiar

Argentina reconoció un Valor Presente Neto, combo de baja de tasas, quitas de capital y alargamiento de plazos, de 54,8 por cada 100 dólares y Ecuador de 58,9.
Lenin Moreno negoció más rápido porque opuso menos resistencia, como el propio Prat-Gay en 2016.Lenin Moreno negoció más rápido porque opuso menos resistencia, como el propio Prat-Gay en 2016.Lenin Moreno negoció más rápido porque opuso menos resistencia, como el propio Prat-Gay en 2016.Lenin Moreno negoció más rápido porque opuso menos resistencia, como el propio Prat-Gay en 2016.Lenin Moreno negoció más rápido porque opuso menos resistencia, como el propio Prat-Gay en 2016.
Lenin Moreno negoció más rápido porque opuso menos resistencia, como el propio Prat-Gay en 2016. 

Argentina y Ecuador llegaron esta semana a un acuerdo de la deuda externa con sus acreedores. La renegociación que encabezó el ministro de Economía, Martín Guzmán, se extendió un período de tiempo mayor, pero obtuvo un recorte de intereses más alto y un menor valor presente neto (VPN) que el acordado en el caso ecuatoriano.

“La forma de comparar el resultado final es por el VPN, que es el combo de baja de tasas, quitas de capital y alargamiento de plazos, y en ese sentido podemos decir que el acuerdo de Argentina es un poco mejor”, aseguró a este diario Norberto Sosa, economista y director de Invertir en Bolsa (IEB). En el caso argentino, el VPN fue de 54,8, según el Ministerio de Economía, mientras que en Ecuador fue de 58,9.

Otra de las ventajas en el caso argentino fue el recorte de intereses. Argentina partió de un cupón promedio del 7 por ciento anual en dólares, y lo bajó al 3,07 por ciento, un recorte del 56 por ciento. En Ecuador, el cupón original era más alto, del 9,14 por ciento, y tras la renegociación quedó en 5,30 por ciento, una reducción del 42,01 por ciento.

Alfonso Prat Gay, tildado por Emmanuel Álvarez Agis como el que le pagó hasta “el catering a los fondos buitre”, utilizó el caso de Ecuador para criticar la renegociación argentina. “Se podría hacer logrado un acuerdo mejor. Como Ecuador: más rápido, mayor alivio de intereses, mayores plazos y quita de capital”.

Efectivamente, la quita de capital fue mayor en el caso ecuatoriano. La deuda renegociada ascendía a 17,4 mil millones de dólares. La quita, de 1500 millones de dólares, significó un recorte del 8,9 por ciento. En el caso argentino, la quita fue por un monto similar, pero al tratarse de un monto a renegociar de 66.5 mil millones de dólares, significó un recorte de 1,9 por ciento.

Sobre este punto, PáginaI12 consultó a una fuente que siguió de cerca la negociación argentina. “Son dos enfoques teóricos distintos”, aseguró. “Argentina se enfocó en frenar la dinámica de endeudamiento con una quita fuerte de intereses”, explicó. Según dijo, en otros canjes se apostó a recortar capital, pero con tasas de interés más altas, que si luego tenés que emitir nueva deuda para poder pagarlas, “en dos o tres años terminás teniendo el mismo stock que antes del canje, y encima con tasas altas”. 

Con respecto al período de tiempo, Ecuador logró rápidamente la aceptación de grandes fondos de inversión, como BlackRock, y cerró el canje en pocos meses, con adhesiones que alcanzaron el 98 por ciento. “Ecuador se demoró muy poco, pero eso no indica un beneficio. No hubo un tira y afloje como en el caso argentino, hubo un sometimiento desde el principio”, dijo a este diario Juan Pablo Jaramillo, economista y consultor ecuatoriano.

En tanto, Guzman afirmó que las negociaciones fueron “duras” dado que todas las partes “defendían los intereses a ultranza”. Para consultoras locales, el proceso de renegociación local comenzó en diciembre cuando asumió el gobierno del Frente de Todos, por lo que la negociación se extendió 8 meses. Según el FMI, el período promedio de negociaciones de deuda soberana es de 13 meses.

Por otro lado, fuentes cercanas a las negociaciones argentinas afirman que la negociación de Ecuador es distinta por la orientación política del gobierno y por su economía, que está dolarizada. Por lo que la renegociación debe hacerse en forma rápida para poder seguir financiándose en los mercados, dado que no puede emitir. Además, Ecuador sufrió una fuerte baja en la entrada de dólares a su economía por la caída en el precio del petróleo.

El economista ecuatoriano Jaramillo aseguró que una de las críticas al gobierno tuvo que ver con que nunca dejó de pagar la deuda, a diferencia con lo que ocurrió en Argentina. “Según el Ministerio de Economía era un acto de buena fe, pero tuvo un costo de oportunidad en términos de bienestar social, en plena pandemia”, aseguró. Ecuador tiene 349 muertos por Covid cada un millón de habitantes, contra 89 de Argentina.

En los dos casos, tanto Argentina como Ecuador despejan los horizontes de vencimientos. Según el presidente Lenin Moreni, Ecuador se libera de pagar 16 mil millones de dólares en la próxima década, mientras que Argentina tendrá un alivio financiero de 37.700 millones de dólares en el período 2020-2030.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ