Comunicado conjunto de los ministerios de Salud y de Mujeres, Género y Diversidad

Rechazan que se impida donar sangre a hombres homosexuales y mujeres con parejas bisexuales

Imagen: AFP

En forma conjunta, los ministerios de Salud y de las Mujeres, Géneros y Diversidad expresaron su rechazo al “acto violento y discriminatorio” que impide la donación de sangre a personas de la comunidad LGBTIQ+. Ante la discriminación, denunciada por la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), los ministerios pidieron a la Asociación de Hemoterapia que deje sin efecto la medida y que fomente la capacitación médica “con perspectiva de género”.

En una declaración conjunta, los ministros Ginés González García y Elizabeth Gómez Alcorta sostuvieron que “considerar la orientación sexual, la identidad y/o expresión de género de la persona como impedimento para la donación de sangre constituye no solo un acto discriminatorio, violento e injustificado, contrario a la legislación vigente”, sino que también responde “a un discurso médico que históricamente patologizó a las personas LGBTIQ+”.

La denuncia de la CHA tiene relación con un formulario impuesto por la Asociación Argentina de Hemoterapia, Inmunohemoterapia y Terapia Celular (AAHITC), que impide ser donantes de sangre a varones que tengan o hayan tenido relaciones homosexuales y a mujeres que tengan o hayan tenido como pareja a hombres bisexuales.

"Es un acto de violencia que responde a un discurso médico que todavía nos patologiza por nuestra orientación sexual, identidad de género y su expresión”, dijo la CHA, tomando los conceptos de los dos ministerios, en un comunicado firmado por su presidente, César Cigliutti. También recordó que los dos ministros instaron a la Asociación de Hemoterapia “no sólo a retirar esos formularios sino a que impulsen acciones para que sean incorporadas las perspectivas de género y de diversidad” para los profesionales que forman parte de esa institución médica.

Los dos ministerios, además de su “profundo rechazo” a la medida discriminatoria, se comprometieron “a arbitrar las medidas necesarias para prevenir y erradicar estas situaciones”.

Cigliutti destacó que ante un acto francamente “ilegal” es en “el marco de los derechos humanos que sostenemos que la educación y capacitación de todos los ciudadanos y ciudadanas en la diversidad es un valor enriquecedor de toda la sociedad”.

Por esa razón “denunciamos cuando se producen estas violaciones de las leyes de nuestra democracia, como es la Ley de Sangre y su resolución N° 1507/15 como cualquier otro acto de homofobia”.

María Laura Olivier, secretaria de la CHA, advirtió que les siguen llegando denuncias de todo el país “donde se verifica que hospitales y clínicas aún siguen rechazando” la sangre de ese colectivo.

Olivier llamó a realizar “preguntas científicas que son las que garantizan los requisitos para ser donantes” y recordó que la transmisión del VIH se da a través de la sangre y del semen, pero “no se pregunta por la orientación sexual ni por la identidad de género de las personas”.

En el mismo sentido, los ministro Ginés González García y Elizabeth Gómez Alcorta recordaron también que la resolución 1507/15 del Ministerio de Salud “eliminó expresamente” como prohibición o impedimento para donar sangre la orientación sexual y la identidad de género de las personas.

“De esta forma, se abandonó una concepción discriminatoria, estigmatizante y se adoptaron los estándares científicos que no hacen foco en 'grupos de riesgo' sino en las 'prácticas de riesgo'", insistieron. E informaron que solicitaron a la AAHITC que "remueva del formulario el impedimento de donar sangre en virtud de la orientación sexual, identidad de género y su expresión", y remarcaron la necesidad de incorporar la perspectiva de género "para que no vuelvan a ocurrir actos de esta gravedad".




Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ