El ocio nocturno y las reuniones son los principales focos de contagio

España tiene 500 brotes de coronavirus y le apunta a bares y discotecas

Imagen: EFE

Con Cataluña, Andalucía y Aragón al tope de la lista de contagios diarios, España contabiliza más de 500 brotes de coronavirus. Para intentar frenar este crecimiento, aumentarán las medidas restrictivas que intentan controlar el ocio nocturno y las reuniones sociales y familiares, que son los principales focos de contagios.

Según los últimos datos ofrecidos por el Ministerio español de Sanidad, desde el inicio de la pandemia España suma 314.362 casos confirmados y 28.503 fallecidos, siendo Cataluña la región con mayor número de contagios diarios, con 1.091 casos positivos. Le siguen en la lista de Andalucía y Aragón, donde los contagios se han triplicado desde marzo, aunque los ingresos hospitalarios se reducen a la mitad.

En Madrid, en tanto, también se ha producido un aumento en el número de positivos. Sin embargo, por el ritmo de aparición de los casos y por la gravedad clínica de los afectados, el Gobierno regional no prevé de momento que pueda producirse una situación de riesgo de colapso del sistema sanitario, como ocurrió al inicio de la pandemia.

Guardia alta

"Hay que mantener la guardia muy alta porque esto no se ha acabado", dijo el consejero madrileño de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty, quien consideró que el sistema de detección y rastreo de casos está funcionando ya que en las las últimas tres semanas ha crecido el número de positivos.

Según informó, los contagiados en este nuevo rebrote son personas jóvenes que han estado en boliches, clubes y bares, lugares cerrados en los que la clientela no respeta la distancia de seguridad y no suele usar tapabocas ni máscaras.

Así, el ocio se ha convertido en el principal vector de contagio en España. Para frenar la tendencia, en el país se están realizando campañas destinadas a los jóvenes para pedirles que “actúen con responsabilidad”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ