Familiares de los 43 estudiantes desaparecidos piden la detención de los responsables 

Exigen a López Obrador avances en el caso Ayotzinapa

El abogado Vidulfo Rosales teme que  “el Poder Judicial pueda empezar a negar órdenes de detención" de funcionarios involucrados en la causa más cuestionada de México. 
Imagen: AFP


Los dos gramos del pie derecho de Christian Rodríguez Telumbre quedaron pulverizados después haber sido sometidos a intensos análisis de identidad en el laboratorio de la Facultad de Medicina de Innsbruck, Austria. Su papá Clemente sólo recibió un tomo de fotos sobre el paso a paso de la investigación que dio con la pieza de su hijo. A un mes de la noticia sobre la identificación de Christian, uno de los 43 estudiantes de Ayotzinapa , que desbarató la teoría de "la verdad histórica" que intentó construir el ex presidente de México, Enrique Peña Nieto. 

“Ellos hablan de un resto, que es muy diferente a un cuerpo. Mucha gente me pregunta en estos días ‘¿cuándo van a llevar el cuerpo a tu casa?’ Y yo les digo, ‘no hay cuerpo’”, cuenta Clemente a Página|12 desde su casa en Tixtla, a pocos kilómetros de la escuela de Ayotzinapa, donde estudió Christian hasta la noche del 26 de septiembre de 2014.

La tarde que recibió la noticia, Clemente estaba en la casa de una de sus hijas cuando lo llamó Santiago Aguirre, director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez. “Me fui para mi casa y ahí ya estaba Alejandro Encinas (Subsecretario de Derechos Humanos) y Omar Gómez Trejo (fiscal para el caso Ayotzinapa) para darnos la noticia”, recrea Clemente y agrega: “No la esperábamos así tan de golpe”. El encuentro duró casi una hora. Los padres de Christian recibieron el tomo fotográfico que casi ni tocaron y sólo siguieron con la mirada la explicación que dieron los funcionarios sobre los últimos meses de trabajo.

Los restos de Christian fueron encontrados en noviembre pasado en Barranca La Carnicería, un lugar que hasta entonces no había sido peritado. De los más de 130 restos recogidos, sólo tres fueron enviados a Innsbruck, por estar en condiciones para una potencial recuperación de ADN. De esas tres, una coincide con los perfiles genéticos de los padres de Christian. El hallazgo inesperado abrió el camino hacia una nueva narrativa en la causa más cuestionada de México.

“¿Cómo va a ser posible que nosotros como padres aceptemos ese fragmento de dos gramos? Ni modo que le dé cristiana sepultura”, dice Clemente con cierta tristeza pero decidido a avanzar. “Si a una persona le cortan un pie puede seguir viviendo. No es que desacreditemos el estudio que hacen los forenses pero pues también queremos saber qué pasó con la otra parte del cuerpo”, afirma con la misma determinación con la que habló ante los funcionarios. En el tomo fotográfico que recibió la familia de Christian, Clemente cuenta que también hay imágenes de una remera con un logo de una telesecundaria (modelo educativo mexicano) y un boxer. Ambas prendas también estaban en la barranca de la carnicería, pero hasta ahora ningún familiar de los 43 respondió por ellas.

En la última reunión que tuvieron con el presidente Andrés Manuel López Obrador, el mandatario prometió a los familiares que pronto habría avances en las 46 órdenes de detención anunciadas por el fiscal general de México, Alejandro Gertz Manero, hace apenas un mes. Las órdenes son todas contra funcionarios públicos de distintos municipios del Estado de Guerrero y, según explicó el fiscal Gertz Manero, se los acusa por los delitos de desaparición forzada y por delincuencia organizada.

Aguirre, del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, asegura a este diario que el avance en las detenciones es “uno de los grandes pendientes”. Ante la pregunta por la dificultad en lograr resultados, Aguirre opina que se debe a varios factores: por un lado apunta a que las resoluciones judiciales no están analizando exhaustivamente las nuevas pruebas y a que todavía “hay redes de complicidad que subsisten y ayudan a que algunos se evadan”. En la misma línea apunta el abogado de los familiares, Vidulfo Rosales, al decir que “el Poder Judicial puede empezar a negar órdenes de detención o liberar detenidos”. “Hay un conflicto entre el Poder Ejecutivo y el Judicial y entonces este poder puede jugar su carta política que está muy alejada de un tema de esclarecimiento y justicia”, opina Rosales.

Una de las capturas más esperada es la de Tomás Zerón de Lucio, quien trabajó en la extinta Procuraduría General de la República (PGR) y lideró la investigación del caso Ayotzinapa. Zerón de Lucio se fugó a Canadá y hoy tiene ficha roja de Interpol para que sea extraditado a México. “Yo le dije a López Obrador que queremos la detención de Tomás Zerón. ‘Si usted no puede díganos y nosotros vamos a la embajada a hacer presión’, le dije”, dice Clemente y agrega a la lista a Murillo Karam, ex titular de la PGR. “Vamos a seguir adelante hasta la últimas consecuencias, no vamos a parar hasta que caigan los culpables y los veamos en la cárcel. No aceptamos este fragmento de Christian como su cuerpo, queremos que se siga hasta el fondo y se agoten todas las líneas de investigación”, reclama. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ