El conductor radial se disculpó con quienes "se hayan sentido ofendidos"

Pergolini trató de justificar sus insultos contra los legisladores: "Fueron exabruptos expresados al calor de la pasión”

Lo hizo a través de una carta que le envió al Presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. Los agravios habían sido propinados tras la aprobación de la Ley de Teletrabajo.
Imagen: Télam

Después de haber calificado de “imbéciles” e “hijos de puta” a los diputados y senadores nacionales que habían aprobado en el Congreso la la Ley de Teletrabajo, ahora Mario Pergolini intentó pedir disculpas. Lo hizo a través de una carta enviada a Sergio Massa, en la cual trató justificar sus insultos como "exabruptos expresados al calor de la pasión”.

En la misiva, el conductor se defendió al plantear que esa es su “manera de ser” y lo “identifica hace años”, sin embargo, sostuvo que “no justifica los insultos” que trascendieron en los medios de comunicación.

Más allá de las disculpas, Pergolini insistió en que está en “desacuerdo absoluto” con el proyecto de ley aprobado para regular el teletrabajo y que tiene “la convicción de que pudo haber sido notablemente mejorado a través del aporte de quienes generan trabajo”.

“La falta de distintas miradas intersectoriales transforma a la Ley en una normativa sin consenso, con poco potencial para resolver cuestiones de fondo que hacen a la modalidad de trabajo remoto”, señaló.

"Ustedes son un grupo de imbéciles. Ya a esta altura creo que son hijos de puta en lugar de imbéciles. La verdad, que hacen todo lo posible para que la gente no dé trabajo", había expresado el empresario en su programa de radio, días atrás, cuando la sanción de la ley de Teletrabajo ya era un hecho, luego de la aprobación de las dos cámaras del Congreso.

Por su parte, este miércoles, el ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni, sostuvo que “Pergolini claramente no leyó la ley” y que sus insultos “se basan en la ignorancia".

La carta de Pergolini a Massa

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ