M Ø y una amenaza a las carnicerías argentas
“Voy a comerme un buen bife”
Todos los productores quieren trabajar con la chica danesa del momento, una popera friki que viene del punk, que toma al estudio como laboratorio y a las giras como pasatiempo.

“Creo en la equidad de género, y sé que hay mucha malinterpretación del término últimamente, pero ¡soy definitivamente feminista!”, asegura M Ø (se pronuncia algo así como “Muh”), que tiene 28 años y es la última estrella de la música de su país, Dinamarca. Nacida en la pequeña Odense, posee todo lo que una popstar escandinava debería: cierta vibra de reina del hielo, rareza, misterio, una voz única y un pasado rebelde en el punk rock y la militancia antifascista. “Nunca dejé el punk rock. Siempre lo voy a amar, y además creo que el espíritu punk y la música pop pueden coexistir. En todas las eras del pop hubo gente que se ocupó por expandir los límites; yo busco hacer eso”, cuenta.

Su debut mainstream se llama precisamente No Mythologies to Follow (2014), pero sus primeros demos tienen títulos como When I Saw His Cock o Grase Me Up In Gravy y un sonido electroclash casero muy de la orden de la primera Peaches o de Crystal Castles. El éxito internacional llegó con Lean On, el megahit de Major Lazer que rompió Spotify en 2015, donde M Ø canta. Ese single fue el faro de una carrera que hasta entonces era mayoritariamente de colaboraciones de las cuales aún se siente orgullosa: “Amo todas las que hice, haber podido trabajar y seguir haciéndolo con tanta gente loca y talentosa. Lean On fue un trabajo lento y conjunto, mucho intercambio de ideas, mucha evolución sobre la marcha. Ese single se tomó el tiempo de respirar por sí mismo, ¡y eso se nota!”

Su talento para los hits es indiscutible, así como su capacidad de mantenerse espectral y peligrosa en ellos. Si bien ya no produce desde su habitación y trabaja con diversos productores (y siendo la chica del momento, todos quieren trabajar con ella), lleva su inconformismo crónico al estudio. “Trabajo moviéndome por fuera de lo que considero correcto, presiono hasta que algo me hace sentir casi incómoda en el estudio. Y me doy cuenta de que es el sonido correcto cuando me asusta un poco”, afirma.

Ante su primera visita por estos pagos, está emocionada pero, como con todo en la vida, prefiere no tener expectativas y dejarse sorprender. Solo hay una cosa que sabe: “Voy a comerme un buen bife”.

* Sábado 1/4 en el Alternative Stage de Lollapalooza Argentina 2017. A las 20.30.