El cantante Tiago PZK subió su tema "Sola", dedicado a su madre

Una balada contra la violencia machista

El tema es sobre la historia real de su madre, víctima de la violencia de su padre. Ya fue reproducido más de 10 millones de veces. Página/12 conversó con Tiago que cuenta su experiencia.

Tiene 19 años y es un pibe del conurbano. Se llama Tiago Uriel Pacheco y es más conocido como Tiago PZK. En los últimos días, su balada “Sola” se viralizó en redes: cuenta la historia real de su madre, víctima de violencia machista a manos de su padre. El tema generó que le escriban cientos de chicos, chicas y jóvenes que se sintieron identificados al escucharlo, por vivir o haber vivido en sus casas situaciones similares. El video con la canción ya supera las 10 millones de reproducciones en Youtube y recibió más de 25 mil comentarios. La letra, bella y desgarradora a la vez, describe a modo catártico, ese vínculo atravesado por el maltrato físico desde la mirada del hijo. ”Por ti mamá, por todos los golpes que aguantaste, por todas las cosas que sufriste”, dice Tiago ante de empezar a cantar. En una charla con Página|12, habló de la historia de la canción, de sus vivencias de niño y de su necesidad de romper con generaciones de varones violentos en su familia paterna.

“Son cosas que viví de muy chico, que tenía guardadas en la cabeza, situaciones que pasó mi mamá con mi padre. Busqué por la música no estar en la misma que mi viejo. Cuando sos muy chico y vivís situaciones de violencia tenés dos opciones: o sos igual o tratás de cambiar ese destino. Y yo quise cambiar, cambiar el mal de generación, porque es algo que viene de la familia de mi viejo, de mi abuelo. Fue como un descargo personal muy introspectivo. Me ayudó a sanar”, dice sobre el tema musical.

Lo escribió sin contarle a su madre: “Cuando se lo mostré por primera vez, mi mamá se puso a llorar muy desconsoladamente porque era algo reciente, que le dolía. Hoy en día lo escucha todo el tiempo. Por suerte el tema desembocó en cosas buenas: me dijo que la ayudó a superar la situación. '¿Cómo pudiste convertir algo tan malo en algo tan bueno’, me dijo. Sentir el apoyo de mi madre y de mucha gente a la que el tema la ayudó a liberar, a soltar, me llena el alma y el corazón”, dice.

En Youtube, el video de “Sola” ya tiene más de 25 mil comentarios. Abundan los elogios y agradecimientos. Pero también las historias dolorosas. En la última semana, una mujer identificada como Alicia escribió: “Mi hijo de 6 años la escuchó y me dijo esa eres tú y mi papá. Se me cayeron las lágrimas. Ahora estoy sola, ya no hay maltrato aunque las huellas no se borrarán”.

También Tiago recibe mensajes por Instagram: “Me escriben chicos contándome situaciones muy fuertes, muy chocantes para mí: me han contado sobre femicidios. Uno de los mensajes que más me conmovió fue el de un chico de 11 años. Me dijo que perdió a su mamá hace muy poco, hará dos meses, a causa de que su papá la mató. Automáticamente cuando lo leí me puse a llorar. Fue como imaginarme que mi vieja no esté, algo que me duele mucho. Siento que hay mucha gente que tiene eso guardado. Generalmente estas historias quedan en las familias, no se cuentan y que la canción haya generado eso, que puedan contarme lo que les pasó, me alegra. Yo les respondo a todos tirándoles buena energía, deseándoles que puedan superar esas situaciones como pude yo”.

Tiago proviene del freestyler, ese género donde se rapea improvisando rimas frente a un contrincante sobre un escenario. Ganó algunos títulos en diferentes competencias y en noviembre debutará en Red Bull Batalla de los Gallos, algo así como el mundial de la especialidad. En 2017 editó su primer sencillo “Andamo’ en la Cima”. En estos años presentó varias canciones. Pero ninguna con el éxito que está teniendo “Sola”. Dice que desde chico sueña con ser músico, que cuando tenía 4 o 5 años se subía a la mesa en fiestas familiares para cantar y bailar, que su cumpleaños de 7 años lo festejó disfrazado del portorriqueño Dady Yankee, el rey del reggaetón, y entonó sus temas. También cuenta que a través de una tía descubrió al norteamericano Eminem y el rap, y que a los 14 años grabó su primer video rapeando con la notebook que el gobierno kirchnerista entregaba a alumnos y alumnas de escuelas públicas. “Lo grabé con la famosa computadora de la Cristi del Gobierno. Tenía un programa que se llamaba Movie Maker, que ni siquiera es para grabarte sino para editar videos o los que pasan en las fiestas de 15 con las fotos. Yo pegaba una foto, que editaba en el celular, y estiraba el tiempo de la foto, y arriba de eso ponía la instrumental del tema. ¿Viste que el micrófono de las notebook está en el teclado? Yo ponía mi boca cerca del teclado y me grababa. Muy manija desde muy chiquito”, dice. Y se ríe. Hace poco un seguidor encontró ese video en Youtube, --él no lo tenía guardado-- y se lo envió. Tiago prefiere no mostrarlo porque dice que le da vergüenza. Y se vuelve a reír.

Cuenta que fue a la escuela secundaria N° 11, de Monte Grande, en el sur del conurbano, donde vive. Es alto, tiene el cabello oscuro con algunos mechones teñidos de rubio, un flequillo que a veces peina para el costado o esconde bajo una vincha, varios tatuajes en el cuerpo, entre ellos una bonita flor en el cuello.

Sus padres se separaron hace tres años. Con su madre y su hermanita de 12 años se mudaron al terreno de sus abuelos maternos, en el barrio Santa Isabel, en Monte Grande. Su abuelo es herrero. Su madre siempre fue ama de casa y empezó a trabajar fuera del hogar hace dos años como niñera. ”Incluso estuvimos buscando otro trabajo para ella por mucho tiempo. Pero ahora me empezó a ir bien con la música y ya no estamos desesperados sin saber qué vamos a comer. Antes quizás teníamos una casa más linda cuando vivíamos con mi viejo, pero ahora tenemos la tranquilidad y eso no lo compra nada, no tiene precio. Estamos felices. Ojalá que un día mi padre pueda despertarse de toda esta situación”, dice Tiago.

Nunca tomó clases de canto. Lo que sabe, dice, lo aprendió preguntando: “En mi círculo de amigos todos hacen música, tienen sus proyectos, están super enfocados y fueron los que me enseñaron a hacer música. Cuando ellos me agarraron yo eran un pichón: les preguntaba cómo hacer un estribillo, una melodía, cómo tirar un falsete, cómo cantar. Así aprendí desde lo más básico”.

El último show lo hizo en febrero, antes de que se decretara el aislamiento social preventivo y obligatorio por la covid-19, ante unos cuatrocientos adolescentes y jóvenes. “Mi madre siempre me apoya, en los shows está adelante de todo, es la que lleva las banderas, grita Tiago, la que maneja el club de fans. Me banca en todas. Es mi cable a tierra. Está muy contenta. Siente que es una bendición todo lo que está pasando”, cuenta.

En agosto presentó el single Cerca de Ti, una canción que habla del desamor que escribió junto a RusherKing, otro cantante de su generación que también comenzó su carrera en el freestyle. Cuenta que está trabajando en su próximo lanzamiento: “Soy yo rapeando contando la vida de mi abuelo, después la de mi viejo y mi vida, y el cambio ese generacional”. Su abuelo paterno fue ex combatiente de Malvinas, su padre pertenece al gremio de Camioneros pero no sabe dónde está trabajando ahora. “Muchos dicen cuando hay un pibe que está robando… ponen como excusa que tuvo una vida jodida. Yo también tuve una vida jodida y no tengo por qué estar robando en la calle. Yo prefiero tomar un buen camino, encontrar mí salida de esta forma, y es lo que yo trato de explicar y dar ese mensaje: no, loco, aunque hayas tenido una mala vida podés ser una buena persona. Está en vos decidirlo”.

La letra de “Sola”

Perdió las ganas y está sola
Noches con sangre en la boca
Por la culpa de un idiota
Que su furia desemboca en su ser
Los moretones no los tapa el rímel
Grita llorando y se pregunta "¿por qué?"
Perdió las ganas y está sola
Noches con sangre en la boca
Por la culpa de un idiota
Que su furia desemboca en su ser
Los moretones no los tapa el rímel
Grita llorando y se pregunta "¿por qué?"

Se conoció con un muchacho en una salida de guachos
Entre tragos se gustaron,
Pero ella no sabía cómo era él
Un mamarracho, que la vida le dio ganchos
Los temores y las inseguridades de un borracho
Empezaron con los gritos
Pero ella los veía normal, como algo chico
La lastimaba y la insultaba sin un filtro
Ella por él de lágrimas soltaba litros y litros y litros
La familia decía "no es para vos"
Ella cegada, creía que era amor
Pero estaba junto a un maltratador
Que se camuflaba en las drogas pa pedirle perdón
Tuvieron un nene de chicos
Salió con inseguridades, negro, pero no es maldito
Hoy se pone en el rol de un hombre siendo chico
Y te cuenta su historia de vida delante de cualquier micro

Perdió las ganas y está sola
Noches con sangre en la boca
Por la culpa de un idiota
Que su furia desemboca en su ser
Los moretones no los tapa el rímel
Grita llorando y se pregunta "¿por qué?"
Perdió las ganas y está sola
Noches con sangre en la boca
Por la culpa de un idiota
Que su furia desemboca en su ser
Los moretones no los tapa el rímel
Grita llorando y se pregunta "¿por qué?"

Se pregunta "¿por qué?"

Se pregunta "¿por qué?"

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ