Nuestro rumbo más firme que nunca

La foto del día en la que Francisco Madariaga Quintela recuperó su identidad.La foto del día en la que Francisco Madariaga Quintela recuperó su identidad.La foto del día en la que Francisco Madariaga Quintela recuperó su identidad.La foto del día en la que Francisco Madariaga Quintela recuperó su identidad.La foto del día en la que Francisco Madariaga Quintela recuperó su identidad.
La foto del día en la que Francisco Madariaga Quintela recuperó su identidad. 

Este fin de semana fue de los más tristes. La partida de Francisco nos atravesó el alma y entiendo que no sólo a los que somos parte de un sector político o de Abuelas o de los organismos de derechos humanos, sino a todos los que siempre acompañan estas luchas y se ponen felices por cada encuentro de un hermano o hermana con su historia su verdadera historia. El tiempo transcurrido de aquella dictadura no significa que los daños y dolencias se hayan ido, transitamos con dolores y heridas que se abren cada vez que enfrentamos momentos trágicos, cada vez que, como un capricho, el destino nos pone enfrente las consecuencias irreparables.

 Ver el sufrimiento que lleva gran parte de la sociedad por consecuencias directas e indirectas de ese golpe de Estado y sus políticas de exterminio, exclusión y pobreza nos obliga a seguir profundizando con más compromiso que nunca la lucha por la verdad, la memoria y la justicia como herramienta de reparación, pero también de resistencia ante las embestidas de los poderes reales. Hoy, cuando escuchamos frases negacionistas que creíamos olvidadas, nos preguntamos si tiene algún límite ese pequeño sector de la sociedad que mantiene esas afirmaciones crueles, mitómanas, irresponsables y especulativas impulsadas por el odio hacia lo popular. Ese odio que puede llevar y desencadenar  las peores acciones a un ser humano. Vamos a seguir firmes y más fuertes que nunca en el rumbo del juzgamiento a los responsables militares y civiles. Vamos a seguir buscando los restos de nuestros desaparecidos para devolverles su identidad, seguiremos buscando a cada nieto y nieta que después de 44 años de ese golpe sigue robado, engañado e ignorando quiénes fueron sus verdaderos padres. Vamos a seguir sosteniendo la memoria, abriendo cada vez más espacios, sitios y señalizaciones. 

Mantendremos un destino firme para seguir denunciando las consecuencias de ese modelo económico que se instauró con el golpe y que fue reflotado por cada gobierno neoliberal. 

Nos encontrarán denunciando cada intento de entorpecer la verdad. No hay lugar para teorías endemoniadas. Acá hubo robo, exilio, violaciones, tortura, secuestros, desapariciones, asesinatos, fosas comunes, vuelos de la muerte, robos de bebés, delitos de lesa humanidad. Por todo eso, nuestro rumbo es firme. Por el gran compromiso que tenemos, por los que no están, por nuestras Madres y Abuelas, por los sobrevivientes, por cada uno de los argentinos y argentinas de bien, por nuestra democracia, por nuestro futuro y por Francisco Madariaga Quintela.

Horacio Pietragalla Corti es Secretario de Derechos Humanos de la Nación.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ