La revista Charlie Hebdo repudió el asesinato de un docente en Francia

"La intolerancia acaba de cruzar un nuevo umbral"

La tapa del número de "Charlie Hebdo" posterior al ataque terrorista de enero de 2015.La tapa del número de "Charlie Hebdo" posterior al ataque terrorista de enero de 2015.La tapa del número de "Charlie Hebdo" posterior al ataque terrorista de enero de 2015.La tapa del número de "Charlie Hebdo" posterior al ataque terrorista de enero de 2015.La tapa del número de "Charlie Hebdo" posterior al ataque terrorista de enero de 2015.
La tapa del número de "Charlie Hebdo" posterior al ataque terrorista de enero de 2015. 

Los responsables de la revista Charlie Hebdo repudiaron a través de Twitter el asesinato de un profesor que había mostrado caricaturas de Mahoma en una clase sobre libertad de expresión. Los dibujos eran de la revista atacada en enero de 2015.

"Charlie Hebdo expresa sus sentimientos de horror y rebelión después de que un maestro en el ejercicio de su profesión fuera asesinado por un fanático religioso. Expresamos nuestro más profundo apoyo a su familia, seres queridos y todos los profesores", señalaron los periodistas en la red social.

Agregaron que "la intolerancia acaba de cruzar un nuevo umbral y no parece detenerse ante nada para imponer su terror a nuestro país". Apuntaron que "sólo la determinación del poder político y la solidaridad de todos derrotarán esta ideología fascista". 

El hecho ocurrió en la tarde del viernes, en una escuela de la localidad de Conflans-Sainte-Honorine, al noroeste de París. Según narraron testigos, un joven de 18 años, al grito de "Allahu Akbar" ("Dios es grande"), decapitó al docente. La policía llegó y se tiroteó con el atacante, quien habría fallecido. 

El asesinato coincide con el juicio por el atentado contra la revista satírica, ocurrido el 7 de enero de 2015, cuando dos hombres ingresaron a la redacción y mataron a doce personas a balazos, dejando once heridos. El ataque concitó el repudio mundial. Charlie Hebdo, con su humor corrosivo, acababa de publicar una serie de dibujos satíricos del profeta Mahoma, la máxima figura del Islam. 

En el banquillo, de un juicio demorado por la pandemia, hay 14 personas acusadas de haber dado apoyo logístico a los atacantes. Además del atentado a la revista que perpetraron los hermanos Saïd y Chérif Kouachi, se produjo el asesinato de una agente de policía al día siguiente, el 8 de enero de 2015. Y el 9, otro atacante mató a cuatro personas en un supermercado. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ