Buenos varones de sangre pura

Quiénes son los "productores rurales independientes" que fueron a echar a Dolores Etchevehere de su campo

Los "autoconvocados" que lideran la manifestación contra Dolores Etchevehere son activos militantes de Juntos por el Cambio en Entre Ríos.
Sebastián Piana y Daniel D’Ambros, negociadores "independientes" y bien custodiados. Sebastián Piana y Daniel D’Ambros, negociadores "independientes" y bien custodiados. Sebastián Piana y Daniel D’Ambros, negociadores "independientes" y bien custodiados. Sebastián Piana y Daniel D’Ambros, negociadores "independientes" y bien custodiados. Sebastián Piana y Daniel D’Ambros, negociadores "independientes" y bien custodiados. 
Sebastián Piana y Daniel D’Ambros, negociadores "independientes" y bien custodiados.  

Las imágenes que llegan desde la tranquera de Estancia Casa Nueva, uno de los campos de los Etchevehere en Entre Ríos --parte en litigio dentro de la firma Las Margaritas S.A.--, impactan por la cantidad de símbolos y referencias que resumen. Podría decirse que la historia de un país está allí representada, en la imagen de un terrateniente que le exige a los gritos a un policía: "¡póngase donde se tiene que poner!" (del lado suyo, como es usanza). Pero antes de ese video que circuló el sábado, y que tiene como protagonistas a dos de los varones Etchevehere --Luis Miguel, el exministro de Agricultura de Macri, y su hermano Juan Diego-- se conoció otro, también protagonizado por varones. Allí un grupo de "productores rurales independientes" fueron a pedirle "de buena manera” a Dolores Etchehevere que se fuera de su casa, ofreciéndole “un salvoconducto para salir de la provincia”. Resultó que no eran ni tan independientes, ni tan excluyentemente hombres de campo. Todos los allí reclutados son activos militantes de Juntos por el Cambio de la provincia, entre los que se cuentan candidatos y exlegisladores. Son los mismos que agitan para este domingo un "banderazo federal por la propiedad privada", también frente a la estancia, buscando lograr la foto de un supuesto piquete espontáneo "como en la 125". 

* Héctor Daniel D’Ambros se presentó ante Dolores Etchevehere como un correcto ciudadano que recita su número de DNI y todo, como en los viejos tiempos. Custodiado por efectivos policiales, fue quien llevó la voz cantante y le dijo a la mujer: “yo puedo estar muy tranquilo, pero no todos están tranquilos”. “Nosotros lo que venimos a decirle, de buena manera, es que tratemos de arreglar esto de una forma pacífica”, le informó entonces, invitándola a retirarse por fuera de toda resolución legal.

Antes de este episodio, su nombre apareció recientemente en la prensa local: su campo servía de paso clandestino para violar el aislamiento obligatorio y salir y entrar de Concordia, eludiendo el control sanitario. Luego de que en una de esas “escapadas de fin de semana” la policía interceptara a los ocupantes de cinco camionetas que llevaban motos para practicar enduro, y de otras dos que transportaban a trabajadores rurales de quintas de la zona, D’Ambros dio a la Justicia su versión de los hechos: explicó que le habían roto los alambrados, los candados de los portones, que hasta habían tapado zanjas con maquinaria sin que él se enterara de nada.

A principios de este año también fue noticia local por prepotear e insultar, junto a otros simpatizantes de Cambiemos, a las concejalas del PJ Claudia Villalba y Lía Solis. En sus redes sociales es un activo promotor de las marchas anti gobierno en Concordia, convocando a “la hora de los patriotas”. Fue candidato a senador en 2015 por el Frente Renovador, para pasar a integrar las filas del PRO con Macri en la presidencia. Empresario forestal y fundador de la apícola exportadora Danangie, se hizo también conocido durante el levantamiento policial de 2013 en Concordia, donde ofició de espontáneo "vocero" o mediador, presentándose como "exintegrante de la Prefectura entre 1977 y 1987", dato que no fue corroborado por la fuerza. Lo mismo le dijo al diario Río Uruguay que fue a hacer esta semana a Santa Elena, cruzando la provincia desde la costa del Uruguay hasta la del Paraná: "Tengo el don de solucionar los problemas", explicó.  

* Eduardo Varese es otro militante de Juntos por el Cambio de la Paz, cuyo hijo Juan es actualmente concejal de ese partido en la localidad. Su esposa, Tacuara Flores (que no tiene parentezco con el juez que atiende en la causa) fue candidata de Domingo Cavallo. La familia es dueña de la YPF del cruce de la ciudad, camino a Corrientes. Se hizo conocido en el marco del conflicto de la 125, por una razón particular: estuvo entre los productores rurales que fueron a la explanada de la casa de Gobierno provincial y, en el intento por entrar, golpearon e hirieron en la cara a un policía. Fue procesado por ese ataque y absuelto después de varios años. 

* Oscar Carranza, militante de “Juntos por Chajarí”, llegó a ser presidente del PRO en el departamento Federación.

* Sebastián Telayna, concejal del PRO de Puerto Yeruá, también formó parte de la delegación. "Yo como ciudadano simple voy a apoyar el derecho a la propiedad", explicó a los medios locales, obviando su cargo. “Una vez que el concejal Telayna regrese a nuestro pueblo deberá guardar cuarentena”, denunciaron los ediles al conocerse las imágenes de su presencia en el piquete, sin barbijo ni distancia social.

* Miguel Piana es otro conocido agitador de la zona que fue hasta el año pasado senador provincial por Cambiemos por el departamento Federación. Además del discurso que dio en el piquete, ha dado otros como el de la “marcha por la república y las libertades”, el 12 de octubre en Chajarí, alertando por “los talibanes que nos tienen que imponer una sola verdad”. "Todo lo que pasa es por la lentitud de la Justicia", denunció el exsenador, pero presentándose como "un produtor rural sin partido" ante la radio local La Voz, al explicar cuál fue su participación como "mediador". "A mí no me interesa que sea de Etchevehere o de quien sea, el tema es el precedente que sienta en el país las tomas de tierra y las usurpaciones que nos van a llevar para otro lado", alertó. 

"Estos vinieron a pisar la tierra del supremo entrerriano, la de Justo José de Urquiza, que nos dio una constitución con un artículo que dice que se debe respetar la propiedad privada", arengó Piana. "Hay una cuestión familiar, ¿no sería recomendable que se solucione la cuestión familiar judicial para despues ver qué pasa?", le pregunta el periodista. "Precisamente ante la inacción del juez, es que la gente ya está perdiendo los estribos", responde, ubicado como "la gente". 

La cadena de significantes a la que echa mano Piana es la que ata en el sentido común convocatorias como la del banderazo del domingo (circuló otra para el sábado en Paraná, que no logró mayor adhesión). Son los varones de "sangre pura" --como le dijeron al periodista Pablo Russo, cuando cubría para este diario--, alzados contra la chusma invasora. En defensa de lo que ha sido siempre y, están seguros, debe seguir siendo. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ