Un guiño al multilateralismo

Joe Biden nombrará a Antony Blinken como  secretario de Estado

El nuevo gabinete propuesto por el presidente electo incluye a la primera mujer directora de inteligencia, el primer latino en la cartera de seguridad interior y un puesto especial para el clima. 
Imagen: AFP

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, eligió al experimentado diplomático Antony Blinken como secretario de Estado. Biden avanza en la conformación de un gabinete que incluye a la primera mujer directora de inteligencia, el primer latino en la cartera de seguridad interior y un puesto especial para el clima, en lo que constituye un claro giro frente al gobierno de Donald Trump. Según anticipan los medios locales, el líder demócrata va a nombrar a la expresidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, como secretaria del Tesoro. 

Pese a que el mandatario saliente sigue aferrado a su estrategia de cuestionar los resultados de la elección y no reconocer la derrota, Biden continúa avanzando de cara al cambio de mando del 20 de enero. Los primeros nombramientos antes del anuncio oficial programado para este martes apuntan a conformar un equipo orientado a restaurar el liderazgo tradicional de Estados Unidos

La decisión de nombrar a Antony Blinken es un guiño al regreso del multilateralismo. Blinken, de 58 años, había sido número dos del Departamento de Estado con el expresidente demócrata Barack Obama. De ser confirmado por el Senado, sustituiría en el cargo al hombre duro de Trump, Mike Pompeo, cuyas prioridades al frente de la diplomacia estadounidense incluyeron una relación de confrontación permanente con países como China, Irán o Venezuela.

Blinken cree en la acogida de Estados Unidos a refugiados, y hace unos meses dijo que, si Biden llegaba al poder, buscaría aumentar la ayuda a Guatemala, Honduras y El Salvador para afrontar las causas de raíz que favorecen la inmigración ilegal hacia el norte. Respecto a Europa, Blinken cree que Estados Unidos debe reconocer al viejo continente como un aliado "al que acudir como primer recurso, no como el último, a la hora de afrontar retos".

Biden eligió además al exjefe de la diplomacia John Kerry como delegado especial para el clima, a Linda Thomas-Greenfield como embajadora ante la ONU, a Avril Haines como directora de Inteligencia Nacional y a Jake Sullivan como asesor de Seguridad Nacional. En una clara señal de renovación, el electo presidente estadounidense nombró a Alejandro Mayorkas como jefe del Departamento de Seguridad Interior (DHS). Mayorkas, nacido en La Habana, será el primer latino en dirigir este departamento que se encarga entre otros temas de la inmigración.

El nombramiento de Kerry apunta en especial a la promesa de Biden de volver al Acuerdo del Clima de París para luchar contra el calentamiento global. En tanto, se espera que Thomas-Greenfield, de 68 años, centre su trabajo en ayudar a restaurar la confianza y el profesionalismo en el Departamento de Estado, con acento en la diversidad.

"No tenemos tiempo que perder cuando se trata de nuestra seguridad nacional y nuestra política exterior", dijo Biden en un comunicado que fue emitido en inglés y en español. Biden destacó que los miembros de su gabinete son "experimentados", que probaron sus cualidades "en situaciones de crisis" y que estarán abocados a la tarea de "reconstruir" las instituciones.

Muchos de los nombramientos que el gobierno demócrata planea deberán pasar primero por el Senado. Allí los republicanos mantienen hasta ahora una ajustada mayoría, que podrían perder dependiendo del resultado de la elección extraordinaria de los dos cupos para la Cámara Alta en Georgia, el próximo cinco de enero.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ