Conferencia de un minuto del presidente de Estados Unidos

Donald Trump reapareció ante la prensa para hablar de la bolsa y la vacuna contra el coronavirus

Después de días de silencio Trump apareció de manera inesperada ante la prensa. Luego le perdonó la vida a un pavo durante el tradicional saludo del día de acción de gracias.
Donald Trump con su esposa Melania y el pavo perdonado por el Día de GraciasDonald Trump con su esposa Melania y el pavo perdonado por el Día de GraciasDonald Trump con su esposa Melania y el pavo perdonado por el Día de GraciasDonald Trump con su esposa Melania y el pavo perdonado por el Día de GraciasDonald Trump con su esposa Melania y el pavo perdonado por el Día de Gracias
Donald Trump con su esposa Melania y el pavo perdonado por el Día de Gracias 
Imagen: AFP

Después de días de silencio el presidente Donald Trump apareció de manera inesperada ante la prensa estadounidense para dar un mensaje donde no mencionó las elecciones. En tan sólo un minuto el mandatario se refirió al crecimiento récord registrado en la bolsa de su país. También a los avances en la vacuna contra el coronavirus. Terminó de hablar y salió casi al trote para no dar lugar a las preguntas de los periodistas. Luego participó del tradicional saludo al pueblo estadounidense por el día de acción de gracias donde el presidente le perdona la vida a un pavo.

Rápido y furioso

Trump hizo una intervención brevísima que sorprendió a propios y ajenos. La Casa Blanca la anunció con tres minutos de anticipación y sólo media hora antes de la conferencia de prensa que había programado el presidente electo Joe Biden, donde presentó parte de su gabinete. El presidente atribuyó a su gestión la subida sin precedentes del Dow Jones Industrial en 30 mil puntos. “Es el mayor récord de la historia”, dijo el jefe de Estado. Sin embargo muchos analistas relacionaron la suba el anuncio que hizo el lunes a la tarde donde dió luz verde al proceso de transferencia de poder a Biden. “Hagan lo que haya que hacer con respecto a los protocolos”, había señalado el mandatario. Desde ese momento Emily Murphy la titular de la Administración de Servicios Generales (GSA, por sus siglas en inglés), ente encargado de la transición, avanzó con los protocolos. En concreto la asignó al presidente electo más de siete millones de dólares para para llevar adelante el cambio de mando.

También el diario The New York Times estableció como otra causa posible del crecimiento en la bolsa los sucesivos avales que fueron haciendo los Estados a la victoria demócrata en las elecciones. El gobernador de Pensilvania Tom Wolf certificó este martes los resultados del 3 de noviembre que dieron como ganador a Biden. Los números muestran que el exvicepresidente le ganó a Trump por 81 mil votos en Pensilvania sobre un total de 6,9 millones de sufragios. En paralelo la Corte Suprema de Nevada hizo oficial la victoria del exvicepresidente al aprobar el escrutinio final de ese estado. Allí Biden ganó por 33.596 votos y obtuvo el 50,06 por ciento del total, contra el 47,67 por ciento de Trump, informó la cadena de noticias CNN.

Sin embargo Trump no le dedicó una sola palabra a las elecciones en su breve discurso del martes. Lo que sí hizo fue vanagloriarse de los avances en la vacuna para la covid-19. "Nada como esto ha ocurrido nunca desde el punto de vista médico, y creo que la gente lo está reconociendo", indicó magnate que participó en la conferencia escudado por su vice, Mike Pence. El mandatario todavía no reconoció su derrota electoral y cerró su conferencia de prensa con un efusivo: "Y lo más importante, quiero felicitar a la gente de nuestro país, porque no hay gente como ustedes. Muchas gracias a todo el mundo, gracias". En paralelo, el secretario de Sanidad Alex Azar anunció que podrían empezar a vacunar contra el covid-19 antes de fin de año.

Salvar al pavo

Horas más tarde Trump se mostró en los jardines de la Casa Blanca para un acto tradicional del día de Acción de Gracias que se celebra este jueves en el país. Como suelen hacer los presidente estadounidenses, el mandatario otorgó el perdón a un pavo que de esa manera se salvó de terminar horneado para la fecha festiva. Se estima que en todo el país se comerán más de 45 millones de pavos. Este acto funciona como antesala a un indulto mucho más serio que suelen dar los presidentes de EEUU antes de terminar su mandato. Habitualmente son muestras de misericordia poco controvertidas o intentos de promocionar la reconciliación nacional, como las amnistías concedidas por los presidentes Gerald Ford y Jimmy Carter para los estadounidenses que se saltaron el servicio militar obligatorio durante la Guerra de Vietnam. Sin embargo el presidente republicano podría apelar a opciones más controvertidas como otorgar perdones a amigos o incluso a personas que fueron sentenciadas por delitos relacionados a su administración.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ