Misión para estudiar la ionósfera 

Un grupo de investigadores y técnicos-ingenieros especializados de las universidades nacionales de Buenos Aires y de La Plata, del Servicio Meteorológico Nacional y del Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas para la Defensa (CITEDEF) realizará una campaña interdisciplinaria en la localidad rionegrina de Valcheta para estudiar el efecto del eclipse sobre la atmósfera terrestre.

La radiación solar ioniza parte de los componentes de la atmósfera y genera una cantidad de electrones libres, que componen la ionósfera y que es esencial estudiar cómo responde a las variaciones fuertes, producidas durante un eclipse, y que generan también cambios en las corrientes por el campo magnético, explica el profesor de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la UNLP e investigador del CONICET Guillermo Bosch.

“Lo que tiene de espectacular e ideal este eclipse para hacer el estudio es que ocurrirá muy cerca del mediodía y en el caso de la ionósfera es cuando alcanza prácticamente el máximo de electrones libres y el efecto que tiene el eclipse sobre la atmósfera es muchísimo más marcado”, agrega Bosch, integrante de la misión, en declaraciones al Suplemento Universidad. Además, será la primera vez que se puedan hacer mediciones sobre las variaciones del campo magnético exactamente en la traza de totalidad, algo que no se pudo realizar en estudios anteriores en Estados Unidos ni en Europa.

Valcheta está ubicada en la franja donde el eclipse se observará en forma total y el municipio reservó un gran predio aislado para que el grupo compuesto por unas 15 personas pueda trabajar con sus magnetómetros y receptores especiales de doble frecuencia GNSS, sin riesgos de contaminación electromagnética. Se harán también mediciones los días previo y posterior al fenómeno para poder efectuar comparaciones.

Las mediciones sobre la ionósfera permitirán seguir ampliando el conocimiento sobre cómo responde, ante cambios bruscos, este escudo de protección de radiaciones peligrosas y sus vinculaciones con las comunicaciones satelitales. El SMN planea focalizarse sobre la presión y la temperatura de la atmósfera, y la capa de ozono, para ampliar sus estudios meteorológicos, y el CITEDEF evaluará los componentes eléctricos de la atmósfera. “Van a haber un montón de mediciones simultáneas y de datos interrelacionados. Son muchos intereses que concluyen en lo mismo. El hecho de compartir datos brinda una riqueza mucho más importante”, resalta Bosch.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ