Con la coparticipación como excusa, el Gobierno porteño hará una reducción drástica

La tijera de Larreta avanza sobre la educación

La cartera de Acuña tendrá el presupuesto educativo más bajo de la última década. Nación y Provincia, mientras tanto, suben su inversión en el área para la pospandemia.  
Acuña y Larreta continúan la reducción sostenida en la última década en la ciudad. Acuña y Larreta continúan la reducción sostenida en la última década en la ciudad. Acuña y Larreta continúan la reducción sostenida en la última década en la ciudad. Acuña y Larreta continúan la reducción sostenida en la última década en la ciudad. Acuña y Larreta continúan la reducción sostenida en la última década en la ciudad. 
Acuña y Larreta continúan la reducción sostenida en la última década en la ciudad.  

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires recortará en un seis por ciento el presupuesto destinado a educación para 2021. De ese modo, se convertirá en el presupuesto educativo más bajo de los últimos diez años, cuando el próximo jueves sea aprobado con la mayoría automática de la Legislatura porteña. La excusa que esgrime Horacio Rodríguez Larreta es la falta de recursos por el reordenamiento de los fondos coparticipables impulsado por el Gobierno Nacional. Sin embargo la tendencia a la baja en educación fue una constante en los últimos diez años de gestión PRO. En contraposición, en la misma área, la inversión del Gobierno Nacional y de la Provincia de Buenos Aires para 2021 prevé un incremento del 78 por ciento y del 7 por ciento respectivamente, luego de cuatro años de caída bajo los gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, quien llevó a que la educación tuviera la menor participación presupuestaria de los últimos 20 años en la provincia, según fuentes oficiales.

"Están utilizando la discusión de la coparticipación para justificar un presupuesto de ajuste. Pero si se analizan los presupuestos de los últimos años, todos van en esa misma sintonía", advirtió sobre la cartera que conduce Soledad Acuña el legislador del Frente de Todos, Santiago Roberto. "Si se observan los principales aumentos por encima de la inflación, allí están los pagos de la deuda pública, el crecimiento del presupuesto para publicidad y en tercer lugar el aumento en el área de seguridad. Crecen esas áreas en desmedro de todo lo vinculado a promoción social, a la ayuda a los sectores más vulnerables y a la educación. Hay enormes recortes en todas esas áreas que para nosotros son prioritarias, pero se ve que para ellos no son importantes", observó. 

Comparaciones

Agustín Claus, especialista en Planeamiento y Economía de la Educación de FLACSO, analizó el recorte en educación de la Ciudad y lo comparó con Nación y Provincia de Buenos Aires en el período que va desde 2011 hasta las proyecciones de 2021, a partir de cuatro indicadores: el presupuesto educativo; el esfuerzo educativo, la participación educativa sobre total del presupuesto; la inversión educativa por alumno de gestión estatal y el salario docente. “Lo que la Ciudad viene haciendo en la última década es desinvertir. El argumento actual que esgrimen es que por la discusión en torno a la coparticipación no tendrán recursos, pero eso es falso porque con mayor coparticipación también desinvirtieron”, sostuvo el investigador en diálogo con este diario.

En relación al peso de la educación sobre el presupuesto total, el análisis de Claus hace  notar que el Estado nacional, entre 2011 y 2017, "destinó entre el 2,0 y el 2,5 por ciento de sus recursos a financiar políticas educativas a nivel nacional. Esto cambió entre 2018 y 2019, en donde se redujo al mínimo del 1,2 por ciento en 2019. Este año implicó alcanzar el mínimo histórico para proyectar incrementarse al doble, dos por ciento para el año 2021". En la provincia de Buenos Aires, en tanto, "se pasó de un 36 por ciento en 2011 al 25 en 2019, y se espera un incremento al 26 por ciento en el 2021". 

El informe explicita que, en cambio, "en CABA, se refuerza la tendencia que caería del 26 por ciento en 2011 al 17 por ciento para el 2021, siendo el piso de inversión más bajo de la última década". Según este análisis, es importante que "a partir de 2021 Nación y Provincia empezarán a cambiar esa tendencia para recuperar los niveles de inversión en los indicadores generales", aunque se advierte que "es grave que la ciudad más rica del país profundizará el ajuste”.

Recortes

Con respecto al recorte que sufrirá el presupuesto educativo en la Ciudad y a las áreas específicas que serán más afectadas, Roberto puntualizó que “en CABA es sumamente preocupante el ajuste que harán principalmente en becas estudiantiles y en infraestructura. En términos reales, en infraestructura habrá un 71,2 por ciento de disminución del presupuesto comparando 2020 con 2021”

"La situación edilicia --que en 2019 ya era crítica porque había invasiones de ratas en los establecimientos, caídas de techos y muchas otras cuestiones-- se agravó mucho más con las escuelas cerradas y sin mantenimiento durante 2020", oberva el legislador. "El año próximo será terrible con esta caída tan grande en la partida de infraestructura, que en términos nominales es del 63 por ciento de quita", señaló, y puntualizó que en las becas estudiantiles el recorte será de un 4,7 por ciento, mientras que en la formación docente será de un 6 por ciento. 

En relación a la inversión por alumno de la escuela pública, el informe elaborado por Claus detalla que en la Ciudad se mantuvo constante entre 2011 y 2017 con 197.000 pesos invertidos por estudiante, pero desde 2018 comenzó un ajuste continuo "de hasta un 30 por ciento esperable para 2021". La tendencia en el Estado nacional marca un promedio de 45.000 pesos constantes promedio por estudiante entre 2011 y 2015, pero luego cayó en un 51 por ciento hasta llegar a 22.000 pesos en 2019. Para el 2021 la perspectiva cambiaría, por un incremento proyectado del 77 por ciento, que lo elevaría a 39.000 pesos constantes. En la provincia de Buenos Aires, en promedio entre 2011 y 2015 se invirtió más de 124.000 pesos por estudiante, mientras que para 2019, la invesión se redujo en un 23 por ciento real, hasta llegar a 95.900 pesos. Para el año 2021 se espera incrementar los recursos en un 14 por ciento respecto a 2020, es decir, llegará a 102.000 pesos por alumno.

Por último, Claus analizó la evolución de los salarios de los docentes. Durante el gobierno de Cambiemos cayeron en la Ciudad un 22 por ciento y en la Provincia un 16 por ciento. Esta tendencia ya empezó a cambiar en 2020, con un aumento del 12 por ciento y del 15 por ciento en relación a 2019, respectivamente.

De cara al 2021

El año próximo, debido a la pandemia, el panorama escolar es de una modalidad dual que alterne clases presenciales con clases online. En ese contexto, la inversión en educación será fundamental porque la nueva normalidad implicará inversión en protocolos sanitarios, dispositivos y conexión a internet, entre otras cuestiones. "Los compromisos asumidos para asegurar el regreso a las aulas en las mejores condiciones y sostener políticas escolares, de cuidado y acompañamiento, demandan un presupuesto nacional que vuelva a poner la educación como prioridad. El 2021 será un año de fortalecimiento y recuperación presupuestaria y por eso el gasto educativo nacional alcanzará el 1,3 por ciento del PIB", prometieron desde la cartera nacional. 

Indicaron que "se incrementan los recursos del Ministerio de Educación en un 92 por ciento (nominal) en educación obligatoria; un 279 por ciento en educación digital; un 186 por ciento en formación docente y un 164 por ciento en educación técnico profesional". Aseguraron además que habrá una duplicación en la asignación becas "para recuperar los años de atraso" y una "consolidación del Fonid de 550 por ciento para infraestructura educativa".

Desde la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires postularon que "el descuido de la educación en los últimos años en la Ciudad no es un hecho aislado, sino que es la continuación de las políticas que llevó a cabo el anterior gobierno nacional, pero también la anterior gestión de la Provincia de Buenos Aires". En Desde el gobierno provincial señalaron que durante la gestión de María Eugenia Vidal, "la educación dentro del presupuesto perdió casi cinco puntos porcentuales pasando del 31,7 por ciento en 2015 a 26,9 en su último año de gestión". 

Se llegó así a que en 2019 la educación tuviera la menor participación presupuestaria de, al menos, los últimos 20 años --en 2003, en plena salida de la crisis, ese guarismo era de 27,7 por ciento--. Las fuentes provinciales remarcaron que "el reflejo de esto fue que la dirección General de Cultura y Educación tuvo un recorte presupuestario de 20,5 por ciento en términos reales. Es decir, se le sacó uno de cada cinco pesos a la educación los bonaerenses". 

"En 2020 y en 2021 fue y será un objetivo del gobierno provincial revertir esa tendencia", aseguraron desde la Gobernación. Este año, en el marco de la pandemia, la Dirección General de Cultura y Educación provincial logró un incremento real de su presupuesto en torno al 2 por ciento, según fuentes oficiales. En el presupuesto de 2021, en tanto, prometen incrementar la participación de Educación en el presupuesto, para pasar del 28,1 al 28,5 por ciento. Esta inversión se verá reflejada en la inclusión de partidas por 5.866 millones de pesos para tecnología educativa; $6.561 para infraestructura y más de $2.176 para mantenimiento, reparación y limpieza. Con lo cual el gasto no salarial en educación en el presupuesto 2021 de la provincia se verá incrementado en un 63 por ciento frente al de 2019.

Escuelas y vacantes, la deuda porteña

En el marco de la discusión sobre los fondos coparticipables que recibirá la Ciudad en 2021, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, lamentó que, según él, el cambio en la distribución de esos recursos le impedirá realizar la construcción de 217 escuelas primarias. No tardaron en llegar refutaciones tanto desde la oposición como desde los gremios docentes. El senador del Frente de Todos, Mariano Recalde, aseguró que "Larreta recibió recursos que no le correspondían y ahora que se repara ese acto totalmente arbitrario e ilegal, extorsiona al gobierno castigando a los vecinos y vecinas de la Ciudad. Desde 2016 tiene recursos de más y nunca los utilizó para mejorarle la vida a la gente". "En cuatro años, con un aumento en la coparticipación, Larreta abrió cuatro unidades primarias y terminó obras en sólo una escuela de este nivel. Lanzó un plan de 54 nuevos establecimientos pero la Justicia determinó que sólo se construyeron cinco escuelas", denunciaron desde UTE.

"Es insólito que hable de los hospitales o escuelas que se podrían construir, de lo que nunca hizo cuando supuestamente podía. Gobiernan desde hace trece años con el presupuesto más alto del país, no construyeron un solo hospital y miles de niños y niñas todavía siguen esperando una vacante", siguió Recalde en diálogo con este diario. “Si se podían construir 217 escuelas, ¿por qué no las construyó? En este tiempo ni siquiera construyeron las 54 escuelas que prometía en la campaña electoral, y todavía hoy hay más 20 mil niños y niñas sin vacantes en la escuela pública en la Ciudad", comparó el senador.

El legislador porteño Santiago Roberto recordó que “el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, dijo en la Legislatura que con ese dinero podrían construir 302 escuelas y Larreta 217. Dicen todo lo que podrían haber hecho, pero la pregunta es: ¿qué hicieron estos años?". También puso la lupa en las vacantes que faltan: "si hay algo que se agrava año tras año es ese problema. El año pasado hubo 25 mil chicos sin vacante y todo indica que este año va a ser peor por una cuestión lógica, que es que por la crisis económica muchos chicos que antes concurrían a escuelas privadas, hoy eligirán la escuela pública".

En la misma línea, la Secretaria General de UTE, Angélica Graciano, indicó que "cuando tuvo esa plata, Larreta no hizo las escuelas que prometió. Por otra parte, no necesitamos 217 escuelas, porque faltan 20 mil vacantes, es decir, 48 escuelas. ¡Ni siquiera se tomó el trabajo de sacar las cuentas!", ironizó. "Este año muchos alumnos de la escuela privada pedirán lugar en la escuela pública. Vamos a tener una demanda de 30 mil vacantes", adelantó Graciano.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ