Estela de Carlotto participó de la videoconferencia

Reactivan la causa contra el represor Carlos Malatto, libre en Italia

El genocida goza de libertad en Sicilia. 
Estela de Carlotto participó de la conferencia de manera remota. Estela de Carlotto participó de la conferencia de manera remota. Estela de Carlotto participó de la conferencia de manera remota. Estela de Carlotto participó de la conferencia de manera remota. Estela de Carlotto participó de la conferencia de manera remota. 
Estela de Carlotto participó de la conferencia de manera remota.  

Desde Roma

Una videoconferencia entre familiares de las víctimas, abogados, expertos de organismos de derechos humanos y periodistas, de Argentina e Italia, planificada ayer por la organización no gubernamental “24 marzo Onlus”, permitió hacer un balance sobre la causa en Italia contra el represor Carlos Luis Malatto. Teniente coronel del RIM 22, el Regimiento 22 de Infantería de Montaña de San Juan durante la dictadura, a Malatto se le atribuye la responsabilidad de al menos 30 desaparecidos. Llegó a Italia en 2011 escapando de Argentina y vive todavía libremente en Sicilia. El encuentro virtual, cuyo objetivo era la difusión del caso Malatto para conseguir su detención y procesamiento en Italia y también la extradición a la Argentina, comenzó con un mensaje de Estela de Carlotto, que deseó a los familiares “mucha esperanza, mucha fuerza, que se sientan acompañados por Abuelas de Plaza de Mayo”. También participó de manera remota el nuevo embajador argentino en Italia, Roberto Carlés, que todavía está en Buenos Aires.

Una de las noticias difundida durante el zoom fue que además de los dos fiscales encargados hasta ahora de la causa contra Malatto, Francesco Dall'Olio y Laura Condemi, se agregó Francesco Caporale. Fiscal con una larga experiencia en materia de juicios por derechos humanos en Italia, el nombramiento de Caporale despertó el optimismo en los familiares de las víctimas y los abogados, ya que con un gran experto en esta materia, la causa podría acelerarse.

Hay que recordar que la causa contra Malatto se encuentra aún en la fase sumarial, es decir en la fase previa en la que los fiscales investigan para determinar si la persona debe ser enviada a juicio o no.

La video-conferencia de ayer estuvo referida a Malatto y los desaparecidos de San Juan, Daniel Russo, Florentino Arias y Alberto Carvajal y participaron varios de sus familiares. En enero y febrero se realizarán otras referidas a los desaparecidos de Mendoza y de Buenos Aires, siempre atribuidos a Malatto.

La segunda buena noticia, dijo Jorge Iturburu, presidente de “24marzo Onlus” que lleva adelante muchos de estos juicios, es que la justicia de San Juan recibió un exhorto, es decir una solicitud de la justicia italiana, que pide que sean interrogados 10 testigos contra Malatto y que esos testimonios sean enviados a Italia. “Por eso hoy durante la conferencia llamamos a todos los que saben algo sobre Malatto para que se presenten y colaboren con la justicia, en Italia o Argentina”, añadió.

Los abogados que defienden a los familiares y que estuvieron presentes en el debate, Mario Angelelli y Arturo Salerni entre otros, evaluaron que en dos meses o poco más habrán presentado a los fiscales italianos todo el material de investigación que están reuniendo sobre las víctimas y que servirá para que tomen una decisión sobre el juicio. Pero también subrayaron la importancia de que Argentina - al mismo tiempo que ellos impulsan el juicio en Italia - vuelva a pedir la extradición del represor, que fue negada en 2014, mediante la presentación de nuevos casos de desaparecidos que no fueron considerados la primera vez. Además porque el delito de tortura en 2014 no estaba incluido en el código penal italiano pero ahora sí, ya que entró en la legislación italiana en 2017.

Carlotto contó que en los varios viajes que hizo a Italia, “sobre todo cuando en nuestro país no había justicia”, “se nos escuchó y fueron juzgados en contumacia un grupo de asesinos”. En Italia conoció a Francesco Caporale, "un fiscal maravilloso que todavía sigue cerca nuestro, acompañándonos en todo lo que sea necesario”.

Por su parte el nuevo embajador argentino en Italia, Roberto Carlés, agradeció a todos y todas lo que están haciendo por el caso Malatto y aseguró que “las puertas de la embajada van a estar siempre abiertas”. Contó además que había tenido una reunión con la dirección de Derechos Humanos de la Cancillería y había hablado con el canciller Felipe Solá. “Me han ratificado el total compromiso con el proceso de Memoria, Verdad y Justicia y con las causas que se están llevando adelante en Italia”, dijo.

“Sepan que cuentan conmigo. Estoy acá para escucharlos”, subrayó citando una frase que suele decirse para casos como el de Malatto: “A dónde vayan, los iremos a buscar”.

En cuanto a los familiares, interrogados sobre qué se esperaban de la justicia italiana en el caso Malatto, fueron claros: la pena que se merece, ya sea en Italia o en Argentina.

Alfredo Russo, hermano de Daniel Russo, militante de Montoneros, asesinado a los 22 años en 1976 en San Juan, dijo que de la justicia italiana se espera “que Malatto pueda ser juzgado allá o acá. Dado que fue un miembro muy importante en San Juan del terrorismo de estado, es importante que pueda recibir la condena que se merece, igual que los otros integrantes de la patota asesina del RIM22”.

Para Emilio Carvajal, hermano de Angel, militante del Partido Comunista asesinado en Chimbas, San Juan, en 1977, “la justicia argentina ha sido sumamente eficiente. Si Malatto hubiera estado presente en Argentina habría sido juzgado. Malatto y Olivera eran los dos dirigentes más importantes de esa especie de Gestapo que se había creado dentro del RIM22. Creemos que este personaje, tan distinguido entre sus pares por ser un torturador, insensible, que se ha burlado de la justicia argentina desde Italia, debe ser juzgado por la justicia italiana”.

Según Viviana Arias, hija de Florentino Arias, obrero gráfico peronista secuestrado en San Juan en 1976, “Italia tiene a un asesino. Yo voy a exigir que lo extraditen a la Argentina para ser juzgado. Mi padre y los 30 desaparecidos merecen justicia, justicia verdadera, no migajas. Necesitamos que la justicia italiana le exija a Malatto que diga donde están los cuerpos de nuestros seres queridos. Los restos de mi padre no se han encontrado todavía”.

Por la restitución de los restos de su ser querido bregaron también Marie Noelle y Yolanda Erize, familiares de Marie Anne Erize, la joven modelo desaparecida en San Juan en 1976.

“Es importante que los gobiernos de los países donde se han ido a vivir esos militares, se involucren. Italia tiene que responder en este sentido respecto a Malatto”, dijo Marie Noelle.

Un grupo de antropólogos del Centro de Estudios e Investigaciones en Antropología y Arqueología presentó durante el zoom una serie de estudios que están realizando en distintas áreas de San Juan donde había cárceles clandestinas para tratar de encontrar los restos de desaparecidos y se ofrecieron a colaborar con los familiares y abogados de la causa contra Malatto.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ