La historia del músico salteño que trascendió los géneros

Se estrena en Salta, "El Nombrador, una película sobre Daniel Toro"

El documental recorre la vida del artista a través de sus interpretaciones de años anteriores y entrevistas a músicos como Teresa Parodi, Víctor Heredia, Abel Pintos y Facundo Toro.

El cantautor salteño Daniel Toro cumplió sus 80 años el domingo último y lo festejó con el estreno del trailer del documental El nombrador, una película sobre Daniel Toro, de la directora Silvia Majul. Se espera que a fines de enero se pueda realizar una primera presentación en la Usina Cultural de la Capital de Salta y que cuente con la presencia del músico y su familia. 

Silvia Majul y Daniela Toro, hija del artista y también cantante, dialogaron con Salta/12 y narraron cómo fue el proceso para homenajear en vida a uno de los personajes musicales que más influyó en artistas de renombre como Abel Pintos, Teresa Parodi y Ricardo Mollo, que justamente aparecen en la película. 

"Trabajo en El Jume (productora audiovisual) hace 30 años haciendo prensa y el primer artista con el que trabajé fue precisamente Daniel Toro", recordó la directora nacida en Córdoba, quien dijo que para ese entonces lo llamó desde un teléfono público anunciándole que estaba en Salta y que le gustaría conocerlo. Majul tenía 20 años y acordó con Toro que visite Córdoba, lo que inició a una amistad que ya lleva décadas. 

En 2017 Majul estrenó su primer largometraje, Un Pueblo Hecho Canción, una película sobre Ramón Navarro. Antes de hacerlo público, la cineasta Fidela Carrasco, hija de la coplera Mariana Carrizo, y quien la acompañó en todo el proceso, le preguntó sobre quien haría una nueva película, si se le presentara la oportunidad.

"Le dije Daniel Toro, sin dudarlo", enfatizó. Y las razones fueron varias. No sólo por ser el primer artista con el que trabajó, sino también por lo que significa en la escena musical del país. Majul aseguró que el salteño supo representar el mejor folclore argentino, "pero también a la América india", en referencia a sus rasgos indígenas y las creaciones que describen el sentir latinomericano. 

"Es el Piazzolla del folclore porque sin saber música académica pudo escribir canciones como El Antigal, que son melodías que van hasta un límite y van hasta casi el abismo y vuelven a subir y a bajar. Guarda esa cosa vertiginosa", describió la directora.

El Nombrador se empezó a filmar en febrero del año pasado con el apoyo del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA). Además, contó con la participación del mismísimo Daniel Toro. La directora busca que el documental se presente a fines de enero en la Capital de Salta por ser el mes de los 80 años recién cumplidos por el músico.

El proyecto se filmó en Salta, en el Festival de Cosquín en Córdoba, y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En Córdoba se realizaron las entrevistas a Teresa Parodi, Víctor Heredia, Abel Pintos y Facundo Toro, como así también a periodistas, músicos y poetas como Julio Fontana.

Emoción maravillosa 

Para Majul, el mayor acierto en todo el rodaje fue que la hija del músico, Daniela Toro, fuese quien apareciera en pantalla entrevistando a los artistas. "Cuando la miran, le hablan de otra forma y muchos terminaron llorando", recordó. Sostuvo que su mayor deseo con la pieza audiovisual es que el artista pueda ver en vida un homenaje a su figura. 

Por su parte, Daniela Toro agradeció la convocatoria de Majul y afirmó que fue "un gusto y honor" haber trabajado en la película. Contó que el proceso le permitió conocer a su papá disfrutando de la realización de este homenaje y a la vez le posibilitó viajar a los sucesos que hicieron de su padre al gran artista que es hoy.

Daniela fue la tejedora de la historia. Y eso le permitió ver "lo que significaba mi papá para los diferentes géneros de la música", como el folclore y el rock. "Me enteré de muchas historias, como cuando Víctor Heredia fue a verlo a mi papá a una peña, se animó a cantar, otros lo vieron y lo convocaron a un festival", recordó.

Afirmó que se trata de una "emoción maravillosa" porque además de las entrevistas, también se lo podrá ver al salteño interpretando sus canciones. Su hija no sólo participa entrevistando, ya que junto a sus hermanos, canta en diferentes momentos. En el documental también se podrá disfrutar del tema Cuando tenga la tierra, bajo la interpretación de Ricardo Mollo.

Daniela contó que su papá está muy expectante del estreno. "Ahora le voy mostrando los avances y vamos eligiendo escenas porque él quiere que se vea lo mejor posible", aseguró. Afirmó que toda la realización le dio "una inyección de energía y alegría" pues está sorprendido de la repercusión en los medios de comunicación sobre el proyecto, lo que lo lleva a pensar que su público aún no lo olvida.

"El trasciende con sus composiciones y está siendo recitado a través de otros artistas", expresó su hija, quien lo acompaña en su casa ubicada en la localidad de Vaqueros, a unos 20 kilómetros de la Capital salteña.

No es casual

A Majul el personaje de Toro también lo atrajo porque "es una persona que tuvo una vida relativamente corta en los escenarios". El debut solista del cantautor fue en 1967 con el álbum El Nombrador y además, recibió ese mismo año el Premio Consagración al Mejor Folclorista en el Festival de Cosquín.

En 1979 le diagnosticaron un cáncer de garganta que le hizo perder la voz poco tiempo después. A pesar de la enfermedad, Toro siguió componiendo y se cree que tiene más de 1000 creaciones, entre las que se encuentran Cuando tenga la tierra, Mi mariposa triste y Para ir a buscarte.

Para la directora, "no es casual" que la enfermedad fuese diagnosticada durante la dictadura cívico militar encabezada por Jorge Rafael Videla, "y justo en la cuerda derecha". En el inicio del documental un psicólogo, con el que hablaron durante un año, se refiere a la conexión de la pérdida de la voz y los sentidos de identidad.

Desde que se inició el terrorismo de Estado, el artista integró las listas negras y sus canciones fueron prohibidas. En esos años Toro utilizó el seudónimo de Casimiro Cobos para evitar la censura. 

Al mismo tiempo varios músicos considerados tradicionalistas del folclore lo juzgaron  porque veían un estilo juvenil y romántico en sus composiciones. El músico respondió las críticas y las dejó expuestas en la contratapa de su álbum Canciones para mi pueblo, de 1971. 

Allí les recordó una anécdota que ocurrió en Buenos Aires con el actor cómico José Marrone. "Al estrecharme la diestra dijo a gritos: '¡Este grone lleva el país en la cara!'. Desde ese país indio y moreno quiero lanzar el torrente de mi hurgar en todos los cancioneros sin desprestigio para mi condición de artista nativo".

Por eso, Toro le confesó a Majul que la presencia del ya difunto Julio Fontana, autor de Zamba para Olvidarte, fue crucial en el inicio de su carrera. Le "abrió las puertas de un Buenos Aires arisco a la provincialidad". Para quienes deseen conocer el minuto a minuto de los avances del documental, pueden seguir la cuentas de Facebook y del Instagram denominadas El nombrador, una película sobre Daniel Toro.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ