Con el pedido de profesionalización latente y en formato de burbujas

El voley femenino juega más que un torneo

El jueves finalizó la primera fase de la Liga Argentina. Boca y San Lorenzo, los mejores de cada zona. 
Las Guerreras de Boca ganaron de forma invicta la zona 1.Las Guerreras de Boca ganaron de forma invicta la zona 1.Las Guerreras de Boca ganaron de forma invicta la zona 1.Las Guerreras de Boca ganaron de forma invicta la zona 1.Las Guerreras de Boca ganaron de forma invicta la zona 1.
Las Guerreras de Boca ganaron de forma invicta la zona 1. 
Imagen: Prensa Boca voley

La máxima competencia del vóley femenino organizada por la Federación del Voley Argentino (FEVA) terminó la etapa inicial del certamen con sus 16 equipos: los históricos River, Boca, Gimnasia, Estudiantes, San Lorenzo y Vélez, además del seleccionado juvenil Las Panteritas (como Club Argentina Andalgalá de Catamarca) y los debutantes Tucumán de Gimnasia, CEF N° 5 de La Rioja, Ferro, Náutico de Rosario, Atenas de Córdoba, Paraná Rowing, Mupol Voley y Douglas Haig de Pergamino.

Campeonas defensoras, las xeneixes quedaron primeras e invictas en la zona 1: “Estamos muy contentas, sobre todo por haber vuelto a jugar en este momento tan particular con la pandemia y sabiendo que es muy complicado, lo estamos disfrutando”, afirmó la capitana Mariángeles "Chuchu" Cossar.

Por la zona 2, San Lorenzo venció a Gimnasia (campeonas en la edición 2017) el jueves en La Plata y aseguró su liderazgo. "Fue una muy buena primera etapa, podemos hacer un buen balance de siete victorias en siete partidos jugados. Se nos complicó contra Andalgalá, porque la Selección está haciendo una gran liga también, además del cansancio lógico y acumulado de venir jugando todos los días”, señaló la jugadora azulgrana Mimi Sosa sobre el esquema de siete partidos en nueve días, un ritmo novedoso y exigente considerando los meses de parate por la pandemia. 

Así lo expresó también Lucila Bergé, capitana de las Lobas de Gimnasia, después de la caída frente al Ciclón en sets corridos: “Si bien fue un formato difícil, creo que pudimos hacer las cosas bien porque nos habíamos preparado bastante físicamente para estos partidos. Para nosotras, como grupo, el balance fue súper positivo a pesar de que perdimos el último partido”. 

Para su eterno rival, Estudiantes de La Plata, el inicio de esta fase fue un tanto más desafiante: “Fue una zona muy dura, con equipos muy parejos. Creo que pudimos desarrollar nuestro juego y lo que veníamos entrenando desde que nos empezamos a preparar, y afianzar un poco nuestra idea de juego. De todo se aprende y nos vino bien para ajustar previo a los cuadrangulares. Buscamos que nuestro juego sea más fluido y por más tiempo para cumplir el objetivo de clasificar a los playoffs”, declaró confiada la capitana pincha, Agustina Boyezuk.


Un mensaje unificado

Uno de los siete equipos debutantes es el CEF N° 5 de La Rioja, camiseta con la que hizo su debut Maia Jasvir Romero, la primera jugadora trans de la Liga Argentina de Vóley Femenino. “Sé que hay personas que me critican pero yo hago oídos sordos, estoy muy feliz de estar donde estoy y espero que muchas más jugadoras trans se animen a luchar por sus sueños”, manifestó la opuesta de Las Naranjitas, luego de su primer partido enfrentando nada menos que a Boca, el campeón defensor de la Liga.

En la presentación del torneo, la secretaria de Deportes, Inés Arrondo, expresó: “Todavía vivimos en una sociedad que nos condiciona y una de las principales violencias con las que convivimos las mujeres es el hecho de ser invisibilizadas”, y destacó la transmisión a través del canal Deportv y sus diferentes plataformas, que fue tendencia en redes sociales en cada una de sus emisiones. “Que se transmitan los partidos por televisión va a inspirar a miles de pibas, que también van a querer estar adentro de una cancha”, aseguró.

El Colectivo Doble Cambio es otra de las nuevas presencias en el certamen. La agrupación de jugadoras, entrenadoras, dirigentas y comunicadoras participa a través de sus delegadas, visibilizando protocolos de acción contra la violencia en los clubes y con acciones como la del superclásico entre Boca y River, donde ambos planteles pidieron "Justicia por Úrsula", la adolescente asesinada en Rojas por su ex pareja, el efectivo de la Policía Bonaerense Matías Martínez. El lema “No van a contar más con la comodidad de nuestro silencio” sigue más vigente que nunca.

Lo que viene

Los 16 equipos se clasifican a la segunda fase ordenados por una única tabla de posiciones, que tendrá cuatro cuadrangulares, dos a disputarse del 5 al 7 de marzo y otros dos del 12 al 14, en cuatro sedes: Pergamino, Córdoba, Rosario y La Rioja. Sin dudas, una de las ediciones más federales de la Liga Femenina.

Para Mupol (Mutual de la Policía Federal), si bien no será su primera intervención, sí es la primera que espera terminar, ya que la experiencia anterior quedó trunca debido al registro de contagios en el plantel que le impidió disputar los últimos dos partidos de la fase regular. “La primera etapa fue dura, difícil por la exigencia física de jugar tantos partidos en tan pocos días y también por la situación sanitaria, que nos causó algunas bajas en el equipo. Suponemos que los cuadrangulares serán muy intensos y esperamos volver más fortalecidas a la cancha, más allá del rival”, se esperanzó la capitana, Paula Gulman. Con el plantel en pleno y listo para la próxima etapa, las ilusiones están a la orden del día: “Nuestro objetivo es dar el máximo y jugarle de igual a igual a todos los rivales, buscamos dar el batacazo. Volver a competir en la máxima categoría del país fue un privilegio para nosotras y por eso lo disfrutamos tanto y lo transitamos con tanta responsabilidad”.

* Romina Sacher

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ