Demandarán una inversión de 42 millones con fondos nacionales

De la periferia al centro, a fin de año estarían los 22 km nuevos de ciclovías

Se diseñaron con la premisa de facilitar el acceso de los cicilistas al centro de la ciudad. Para diciembre podrían estar concluidos. El plan de circulación Sube y Baja debutó con éxito en el centro. 

Con el objetivo de facilitar el acceso desde los barrios periféricos al centro de la ciudad y agilizar la circulación, el plan para extender las ciclovías por las calles de la capital salteña se concretará con fondos nacionales del Plan Argentina Hace II para el mejoramiento integral urbano.

Durante su discurso del lunes último en el Concejo Deliberante, la intendenta Bettina Romero, enfatizó que en la ciudad de Salta el año pasado se hicieron 7 kilómetros de bicisendas, y que para el 2021 está proyectado ampliarlas otros 22 kilómetros. A esto hay que sumarle los 70 km que se fueron haciendo por etapas desde el 2011.

Para ese cometido, destinarán $42 millones del Argentina Hace, lo que permitirá “realizar la trama en las avenidas de los barrios e ir uniéndolo con lo que hoy existe”, explicó María Eugenia Angulo, secretaria de Desarrollo Urbano de la Ciudad.

A través de ese mismo programa arribarán en total unos $400 millones con los que se avanzará en un paquete de obras de urbanización y mejoras integrales de pavimento, nuevos puntos de iluminación, nuevas plazas y mejoras en el de desarrollo de barrios populares con el Plan Mi Barrio.

La arquitecta Angulo afirmó que la idea es que desde los barrios se pueda llegar al centro de la manera más segura, y detalló que en la zona oeste se unirá la bicisenda que va por la avenida Perón y continuará por Juan XXIII, recorrerá Usandivaras y Bélgica “para poder unir con la Paraguay”.

Desde allí ya comienza la conexión de zona sur utilizando la traza de la avenida Paraguay, a la que se adosarán “algunas costuras que hoy no existen”, pasará por Ex Combatientes de Malvinas, Gaucho Méndez y Roberto Romero. Mientras que en la parte sudeste se realizarán los tramos faltantes de la avenida Hipólito Irigoyen para seguir por Abraham Cornejo, Francisco Arias, “San Felipe y Santiago”, luego un tramo de la avenida Tavella hasta José Artigas, la avenida de las Américas y las uniones de la ruta 29 con la 39 por Ennio Pontussi.

“Con fondos propios vamos a hacer ahora toda la colectora Tavella, uniendo desde la colectora del Hiper Libertad hasta el puente”, aclaró la funcionaria; dijo que de esa manera se completará “la columna vertebral de zona sur”. Ese recorrido llegará hasta el Parque San Martín con todo su circuito, “ahí tendremos tramos de bicisenda y de ciclovía porque van por dentro del Parque”, y continuará por la avenida San Martín camino al oeste de la ciudad.

Por último, en la zona norte, la trama se realizará por la avenida Houssay “para salir a avenida Bolivia y unir la UNSa y el Quirquincho”, contó Angulo. “En zona oeste son 3 kilómetros, en el San Martín otros 2 y medio, en zona norte 2 más; en sudeste 10 kilómetros y en zona sur también 2 kilómetros y medio”, puntualizó la funcionaria.

Para Angulo, si se habla "de garantizar conectividad en sus distintos niveles estaremos buscando la equidad, porque siempre se pensó solo en los autos y para el que no podía acceder a uno, le quedaba el transporte público o la bicicleta pero bajo un gran riesgo”. Y recordó las palabras de la intendenta en la apertura de sesiones cuando resaltó que en 2020 hubo más de 1200 accidentes con lesiones graves y 27 fatales, de los cuales en su mayoría fueron protagonizados por motocicletas pero el 11% por ciclistas, “y son accidentes evitables si se genera una red de conectividad”.

“Que crezcan las ciclovías habla de una ciudad que tiene una mancha urbana muy desigual en distintos aspectos, y apuntamos a que desde la periferia se pueda llegar al centro”, manifestó por su parte el secretario de Protección Ciudadana, Nicolás Kripper, para quien por la brecha económica “se dificulta mucho el uso del transporte público para las familias más pobres, y hay que pensar que quien pueda manejarse en bicicleta también se pueda sentir seguro y lo vea como un medio de transporte válido”.

Desde el municipio estiman que, teniendo en cuenta los plazos de llamado a licitación, los trabajos podrían estar culminando en diciembre de este año.

Ante los concejales Romero volvió sobre el concepto de “la hora de los barrios” al hacer hincapié en que le tocó hacerse cargo “de administrar dos ciudades conviviendo en una: una Salta hermosa y acogedora que genera orgullo, y una Salta olvidada, discriminada y escondida”. Por ello indicó que su principal consigna es lograr una ciudad conectada, solidaria e inclusiva.

Sube y baja

El secretario de Protección Ciudadana dijo a Salta/12 que el plan Sube y Baja fue un éxito en los dos primeros días de clases presenciales, ya que evitó embotellamientos y agilizó el ingreso de los chicos a sus establecimientos educativos garantizando el distanciamiento social.

“El plan busca justamente eso, generar mayor fluidez en aquellos lugares céntricos en donde se daban situaciones complejas y riesgosas sobre todo en el momento de ingreso y egreso de las escuelas”, indicó Kripper.

Es por ello que en algunas escuelas y colegios del microcentro, se dispuso la presencia de Preventores Urbanos y personal de Tránsito para crear cordones seguros para los niños y jóvenes, permitiendo que quienes lleguen en auto tengan disponible una dársena especial señalizada en la calzada y allí puedan detener unos segundos la marcha para que el estudiante descienda con la ayuda de los docentes y el personal municipal.

Los establecimientos elegidos fueron el Jesús, ubicado en la calle Güemes, el Colegio San Martín, en Zuviría y Ameghino, y el Santa Teresa de Jesús, en la calle Santiago del Estero.

A su vez se dispusieron agentes en las escuelas ubicadas en Alvarado, entre Córdoba y Lerma; la avenida Belgrano, entre Mitre y Balcarce; y la avenida Belgrano, entre Simón Bolívar y Marcelo T. de Alvear.

Kripper explicó que ya se había acordado con las autoridades escolares para que notifiquen a los padres y madres sobre la nueva modalidad y así alcanzar “la menor demora posible, con la mayor seguridad en el ascenso y descenso y evitar la doble fila, que era un problema recurrente en esas zonas”.

El funcinario añadió que el desafío es que el sistema luego lo implementen los docentes y directivos de la institución con quienes llevan y retiran a los alumnos, “para que la municipalidad pueda repetir ese trabajo en otras escuelas, que no tenían la urgencia de estas pero que también lo necesitan”, y subrayó que es imposible lograr presencia en las 120 escuelas de Salta pero sí sirve para indicar un camino a seguir.

De la mano de este plan, viene todo un trabajo pensando en un futuro no muy lejano sobre lo que deben ser los corredores seguros con sus señalizaciones, las paradas de colectivos visibles y cercanas y con visibilidad sencilla para los conductores”, sostuvo Kripper, para quien esta "es una forma de democratizar el espacio público y las calles para que cada actor, como el peatón y el ciclista también sean respetados”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ