Se pinchó un gomón que atravesaba el río 

Tragedia en el Bermejo: un muerto y varios desaparecidos 

En el bote viajaban unas 20 personas. Los remeros perdieron el control y al parecer un neumático fue roto por los palos que arrastra la corriente. Gendarmería rescató a un hombre. Habría 6 personas desaparecidas.
Operativo de búsqueda en el BermejoOperativo de búsqueda en el BermejoOperativo de búsqueda en el BermejoOperativo de búsqueda en el BermejoOperativo de búsqueda en el Bermejo
Operativo de búsqueda en el Bermejo 

Las concurridas poblaciones de Aguas Blancas (en Argentina) y Bermejo (en Bolivia) vivieron ayer una jornada trágica al pincharse un neumático de un gomón que transportaba por el río Bermejo a unas 20 personas de ambos países. 

Aunque por las características del transporte no se sabe exactamente cuántas personas llevaba, y tampoco se supo con certeza si iba de Argentina a Bolivia o viceversa, sobrevivientes hablaron de entre 15 y 25 viajeros. Anoche, alrededor de las 20, Bomberos Voluntarios de Aguas Blancas encontró a un hombre fallecido cuya identidad aún no fue establecida. Como ejemplo de la confusión que reina en el lugar, un hombre oriundo de Mendoza que fue rescatado por Gendarmería Nacional relató que viajaba con su esposa y vio que ella logró llegar a la orilla del vecino país, mientras su bebé fue arrastrado con otro niño. Habría 6 personas desaparecidas. Una sobreviviente todavía conmocionada, aseguró a medios de comunicación de Bolivia que "eran muchos, muy muchos" en el gomón, compuesto por seis neumáticos, y dio nombres de algunos desaparecidos: 

Según informó el comisario Miguel Velardez, del área de prensa de la Policía de Salta, alrededor de las 9 de la mañana se informó a la Comisaría 26 de Aguas Blancas que había colapsado un gomón. Indicó que mediante un helicóptero Gendarmería logró rescatar a un hombre de 30 años, quien se encuentra internado en Aguas Blancas y es el único testigo hasta el momento para las autoridades argentinas. El hombre contó que pasadas las 8 de la mañana subió al gomón, y estimó que había entre entre 16 y 20 personas. "Antes de llegar a los márgenes del río (del lado boliviano), la embarcación colapsa, la gente comenzó a saltar. Vio que la mayoría llegó a la orilla excepto unas 6 personas, dos niños de brazos, entre ellos su hijo", señaló el oficial. 

El hombre rescatado dijo que su pareja habría llegado a la orilla, pero no hay más información de ella hasta el momento. Las autoridades argentinas "manejan la hipótesis de 6 personas desaparecidas", mientras que "la policía boliviana, de 4 personas desaparecidas", detalló el comisario. Además, Velardez informó que se solicitó una nómina de las personas rescatadas o que lograron salvarse del lado boliviano a la policía de ese país. El comisario indicó que la policía informó en medios de Bolivia que se habrían salvado 8 personas, también mencionó la dificultad de que los sobrevivientes informen que lo son porque el traslado se hace de manera irregular y en algunos casos la actividad que realizan es ilícita. 

Uno de los botes usados para la búsqueda de los desaparecidos 

Una sobreviviente, Clara Ocampo, relató a Radio Tu Voz Orán que había tres madres, una con un niño de 5 años, las otras con bebés. El cruce se hizo en medio de aguas agitadas por la crecida. "Estábamos en el medio. El hombre del gomón decía vamos para allá pero no, (nos) vamos más abajo y cuando llegamos más para abajo, había como olas, la gente se alteraba y empezó a saltar del gomón. Había un montón de gente abajo pero yo me quedé con las mamás", relató. Contó que al chocar con palos el gomón se hundió, "solo me acuerdo de las mamás con los niños". También estimó que al gomón subieron alrededor de 20 personas. La mujer viajaba con otra conocida, a la que vio saltar, pero no sabe si logró salvarse. 

El operativo de búsqueda continúa en la zona, con unos cien efectivos de la Policía de Salta, tres embarcaciones de la División Lacustre, Bomberos Voluntarios de Orán y de Aguas Blancas y la colaboración de baqueanos. Aún no están determinadas las competencias de los países respecto a las autoridades judiciales y policiales que seguirán interveniendo ante lo ocurrido, debido a que se trata precisamente de un límite fronterizo, sin embargo, como suele ocurrir en esa zona, trabajan las fuerzas de Argentina y de Bolivia en la búsqueda de las personas desaparecidas. 

La periodista de la ciudad de Bermejo, Sandra Calapiña, contó a Salta/12 que había sobrevivientes del lado de su país, y que vecinos y vecinas les llevaron ropa porque habían perdido todo, aunque no supo precisar cuántos eran. "Se pinchó un neumático, (y el gomón) se fue hundiendo. Se habla de niños desaparecidos", señaló. Detalló asimismo que hace tres o cuatro meses volvieron a funcionar los gomones, que son una forma no regulada de transporte habitual en la frontera. 

Un transporte popular 

Los gomones son botes hechizos, armados con neumáticos unidos, que se usan para atravesar el río por pasos no habilitados, por eso no hay registro de la cantidad ni la identidad de las personas que los usan. Estos transportes se abordan muy cerca de los controles estatales de ambos países. Y son usados por habitantes argentinos y bolivianos. 

Los viajeros suelen cruzar para hacer compras y también en esta fecha quienes tienen nacionalidad boliviana con radicación en Argentina van a hacer trámites porque es época de elecciones. En el caso de los nacionales, muchos viajeros son de la localidad salteña de Los Toldos, que para llegar a la ciudad de Orán, o la capital provincial, tienen que salir a territorio boliviano y luego ingresar de nuevo al país por la ciudad de Bermejo, donde toman los gomones para cruzar el río homónimo. Son vehículos que no ofrecen seguridad, menos en momentos como éste, en que el río está crecido por las lluvias. Ayer mismo se tomó el siguente video, que muestra la dificultad de los remeros para orientar la embarcación. 

El periodista Maximiliano Conegliano, de Orán, señaló que en esta época el río está crecido, tiene muchos metros de profundidad y el agua forma olas, por ello "el gomón se movía para todos lados" y habría dado con palos que lo dañaron. 

El comunicador contó que el gomón roto se fue río abajo. Cuando los paseros perdieron el control de la embarcación, algunos de sus ocupantes se tiraron y se supo que hay sobrevivientes rescatados por vecinos de Bolivia que se acercaron a ayudar. Detalló que el gomón era de 6 gomas, de los grandes, "había mujeres, hombres y niños".

Conegliano destacó que pese a la tragedia, otros gomones siguieron trasladando gente, "no pararon", dijo. Es que las condiciones para atravesar la frontera por pasos no habilitados nunca son buenas, y la necesidad obliga a continuar con los viajes. 

El periodista indicó que alrededor de 3 mil personas trabajan con el bagayeo (el paso de mercadería en la frontera) en Orán porque no hay otras opciones de trabajo. Hay gente tanto de Argentina como de Bolivia que viaja de un país al otro para realizar compras. A esa zona llegan compradores de distintas provincias, como Tucumán, Catamarca y Buenos Aires, para cruzar a Bolivia y luego valerse de los bagayeros para ingresarla al país. Detrás de esta tragedia, hay "un problema estructural" en la zona dado por la desocupación existente, sostuvo Conegliano.  

El periodista informó que hubo un llamamiento de las autoridades a la gente que vive en las comunidades cercanas por Bolivia "para que salieran a la vera del río para ver si pasaba alguien y avisar a la Policía o ayudar". 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ