Entrevista al diputado del Frente de Todos y referente de la Corriente Sindical

Facundo Moyano: "Cambiemos no tiene autoridad para opinar sobre Ganancias"

Facundo Moyano asumió por primera vez como diputado hace diez añosFacundo Moyano asumió por primera vez como diputado hace diez añosFacundo Moyano asumió por primera vez como diputado hace diez añosFacundo Moyano asumió por primera vez como diputado hace diez añosFacundo Moyano asumió por primera vez como diputado hace diez años
Facundo Moyano asumió por primera vez como diputado hace diez años 

Facundo Moyano se entusiasma con la posibilidad de que el proyecto para modificar el impuesto a las Ganancias sea el principio de una batería de medidas que consolide la recuperación del salario y del empleo a lo largo del 2021. "Eso va a tener que ver mucho con el resultado de la elección", asegura el diputado y advierte que "Cambiemos no tiene autoridad" para cuestionar ninguna de las modificaciones que el Frente de Todos proponga para el sistema laboral.

En diálogo con Página/12 el diputado oficialista afirma que la implementación de los acuerdos que puendan surgir del Consejo Económico Social dependerán del rol que asuma el Estado para su control. "Este año el Ejecutivo puede demostrar que tiene autoridad para utilizar las herramientas institucionales necesarias y realizar los controles", sintetiza Moyano 

--Pasó casi un año y medio desde que asumió Alberto Fernández ¿Llega tarde el proyecto de Ganancias?

--No, no llega tarde. Lo importante es que llegue. El año pasado fue un año muy complicado, no hace falta profundizar mucho las causas. El 2020 fue un año que hubo que pasarlo, que había que hacer control de daños. No era el momento para ir para adelante con este tipo de beneficios. Fue un año complicado en términos de recaudación, en términos de pérdida de poder adquisitivo, un año complicado en conservar los puestos de trabajo. Se hizo lo que se pudo. Creo que el Estado tomó con seriedad el asunto y tomó medidas acertadas y también tomó medidas que no tuvieron el resultado esperado. Todos los países del mundo tuvieron dificultades. Este es un año donde se espera crecimiento económico y recuperación de empleo. Creo que es un año indicado para llevar adelante este tipo de medidas.

-- ¿Cuál es el impacto del proyecto si no está dentro del marco de una reforma tributaria integral?

--Sería bueno ponerlo en el marco de una reforma integral. Creo que hay que ir hacia una reforma integral pero una cosa es pensarlo, incluso tener una propuesta y otra realizarla. Las reformas profundas merecen un debate y un consenso muy amplio y eso requiere tiempo. Hoy estamos ante la urgencia de un porcentaje de trabajadores muy grande que tributa por Ganancias, casi a los niveles del año 2013 cuando llegó al 30 por ciento y eso se expresó en un conflicto con parte del movimiento obrero. Nosotros creemos que por lo menos la mitad de los trabajadores deben dejar de pagar Ganancias y más en un año en el cual se va a tratar de recuperar el salario que se perdió, no sólo el año pasado sino también durante los años de Macri, y el tributo de Ganancias implica dificultades en la negociación colectiva. Si no haces cambios en Ganancias la paritaria se complica aún más porque si la pauta salarial es un 30 por ciento, un trabajador alcanzado por Ganancias va a tener un aumento del 25. Por lo tanto creo que es el momento indicado. Claro que siempre nos vamos a quedar con ganas de más, desde ya que sería mejor discutirlo en el marco de una reforma integral e incluso en el marco de una discusión más amplia sobre todo el sistema laboral, porque hay más de 40 por ciento de trabajadores que no están registrados y no tienen los derechos que otorga la legislación laboral y eso no obliga a pensar un actualización laboral.

--¿Cuánto tiempo llevará recomponer el mercado laboral?

--En tiempo no te lo podría decir por qué depende de que el Gobierno acierte con las medidas que está tomando. Pero claramente es más fácil, y Macri lo demostró, romper que construir. Porque la construcción necesita acuerdo y política. Macri negó la política, atacó a los trabajadores, atacó a las instituciones y lamentablemente los resultados fueron los que vimos al término de su Gobierno. Después se agravaron por la pandemia, pero es algo a lo que no escapó ningún país del mundo. Los resultados del Gobierno de Macri fueron malos, y a los Gobiernos se analizan por sus resultados. En muy poco tiempo destruyó el tejido social, que ya venía dañado en algunos aspectos, pero Macri los empeoró todos. Ningún índice mejoró con el macrismo.

--¿Se puede discutir acuerdos a largo plazo sobre producción y trabajo con esta oposición?

--En este tema de Ganancias como en todos los temas que hagan a la discusión de los sistemas laborales esta oposición tiene que tener un rol de acompañar, no tiene autoridad moral para otra cosa. Yo no voy a permitir que Waldo Wolff o Fernando Iglesias vengan a hacer algún tipo de crítica sobre cuestiones laborales. Ellos tienen que quedarse en sus bancas y acompañar los proyectos. Nosotros en este sentido estamos a la ofensiva y en todo caso la discusión la tendremos que dar adentro del Frente de Todos. Yo este tema de Ganancias y todo lo que haga al mercado laboral no pienso discutirlo con Cambiemos, no es una cuestión de soberbia, sino que ellos ya mostraron lo que querían hacer con el mercado laboral, ahora nos toca a nosotros. Ellos tienen que tomar con este tema con una posición de humildad y acompañar. Ellos no pueden ni mencionar el tema, porque si lo mencionan lo que cabe decirles es que en su gobierno prometieron que los trabajadores no iban a pagar Ganancias y terminaron tributando el doble de trabajadores. Cambiemos no tiene autoridad para opinar sobre Ganancias. Que nos deje la discusión a los que trabajamos el tema.

--¿Qué expectativa real se tiene que tener sobre le Consejo Económico Social?

Siempre que haya diálogo y el gobierno sea el promotor de esos ámbitos me parece bueno. Si nos ponemos a trabajar en acuerdos generales, de salarios, de inflación y con pautas claras puede arrojar buenos resultados.

--¿El Poder Ejecutivo está dispuesto a llevar adelante los controles que hacen falta para que un acuerdo de ese tipo funcione?

--Lo he escuchado mucho a Alberto (Fernández) hablar en ese sentido. Me parece que es el año donde hay que demostrarlo, porque el año pasado es muy difícil de evaluar. Este año el Ejecutivo puede demostrar que tiene autoridad para utilizar las herramientas institucionales necesarias. El sindicalismo está dispuesto, creo que el Gobierno tiene que establecer un control efectivo sobre los formadores de precios y hay que recuperar el salario. En esa recuperación tiene que haber pautas claras. Todos pueden ceder algo si hay una certeza de un acuerdo institucional.

--¿Le sorprendió que la CGT se reuniera con Massa por el proyecto de Ganancias después haber acordado con usted incorporar modificaciones al proyecto?

--Esto es algo que viene trabajando el sector sindical al que yo pertenezco, más allá de que hoy no tengo cargo. Por eso el martes vamos a ir con la Corriente Sindical a reunirnos con Sergio Massa a llevarle más propuestas. Ninguna de las sugerencias que llevó la conducción de la CGT está fuera del proyecto que presenté la semana pasada. De hecho hay mucho menos de lo que nosotros planteamos. Durante todos estos años hablé con todos los sectores y recogiendo sus sugerencias. Pero yo no salgó con esto ahora que Massa presentó un proyecto. Yo celebro que Massa lo haya presentado, pero yo vengo presentando proyectos en este sentido hace muchos años. Durante los diez años que llevo como diputado siempre presenté proyectos que tenían que ver con Ganancias. Presenté actualizaciones, presente exenciones, todos los años presenté proyecto. Ahora que la CGT se saqué la foto que quiera.

--¿Coincidís con los cuestionamientos de Alberto Fernández y Cristina Kirchner al Poder Judicial?

--Que la Justicia tiene posiciones políticas y beneficia a determinados intereses o determinados partidos es evidente. Decir que trabajan en función de eso articulando con medios de comunicación, servicios de inteligencia y con dirigentes políticos es descriptivo, diría. Cuando aparecieron las causas contra mi familia, que llamativamente aparecieron siete en dos meses, los medios de comunicación lo reflejaban como una pelea entre Macri y Moyano, no lo reflejaban con una pelea entre el Poder Judicial y Moyano. Después apareció todo el escándalo de agentes de la AFI visitando al juez Carzoglio y después no enteramos por medios, que no son precisamente benévolos con Pablo o Hugo Moyano, que en la celda que tenían preparada para Pablo había micrófonos. Decir lo que dice la Vicepresidenta o lo que dice el Presidente es descriptivo. Sólo hay que ver la realidad. El Poder Judicial está condicionado por intereses políticos y económicos. En ese marco no sorprende el tratamiento que tienen los dirigentes del Frente de Todos por parte de la justicia, ya sea antes como oposición o ahora como oficialismo, por la posición que tienen frente a la corporación judicial. No quiero reproducir ni amplificar la pelea con algunos medios de comunicación. Pero hay canales que desde que somos gobierno no me invitaron más, y antes cuando tenía posiciones críticas sobre mi espacio me invitaban todos los días. Yo describo la situación, son las reglas del juego. No tendría que ser así. Yo creo que los medios tienen que ser independientes, que la justicia tiene que ser independiente, pero no podemos decir que eso pase hoy en la Argentina.

--¿Sirve discutir el funcionamiento del justicia en un año electoral?

--Yo creo que es importante, pero creo que más allá de ese aspecto que tiene que ser atendido hay que empezar brindar soluciones. Y Ganancias es parte de ese brindar soluciones. Y las posiciones que asuma el gobierno y el Ministerio de Trabajo frente a la recuperación del salario con las paritarias, tiene que ver con esas soluciones al igual que la políticas sociales que se implementen. Después el fortalecimiento de la industria y las Pymes. Todo esto va a tener que ver mucho con el resultado de la elección. Si nosotros no perdemos el eje en eso, podemos ir con lo otro tranquilos. Son batallas distantes. Cuando yo fui crítico no fue porque estaba en contra de la ley de medios, de hecho estaba totalmente a favor, pero yo veía que había un 30 por ciento de trabajadores que pagaban Ganancias y que en el 2014 había habido despidos. Entonces lo que yo decía es ojo también está esta parte. Por eso digo son batallas distintas. Hay que avanzar con las mejoras en la justicia, pero esto no se puede dejar de hacer. Nosotros tenemos que dar una batalla muy difícil que es la de recuperar todo lo que se perdió, no sólo con la pandemia sino también de lo que hizo Macri. Tenemos que avanzar con Ganancias, tenemos que avanzar con recuperar los salarios, tenemos que avanzar con dar créditos para la industria, tenemos que apuntar la ciencia y la tecnología, tenemos que hacer un proceso de actualización de tarifas sin que esto signifique tarifazo, porque el tarifazo es Macri y esto Guzmán lo tiene muy claro. Tenemos que atravesar un proceso de ordenar todos esos indicadores sin matar al pueblo. Estamos en proceso de ordenarlo, yo creo en la capacidad del gobierno. Por supuesto es que la situación no es buena, pero hay buen diagnóstico. Y está bien que se diga lo que pasó para que se sepa dónde estamos. Hay que dar una discusión dentro del Frente de Todos, superar las diferencias que puedan aparecer y avanzar con todos estos temas.     

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ