Mesa Nacional del Litio

El litio impone otra lógica en la industria minera

Catamarca tiene una de las dos plantas que están operativas en el país y produce actualmente 22 mil toneladas al año.
Kulfas, con los gobernadores de Catamarca, Salta y Jujuy.Kulfas, con los gobernadores de Catamarca, Salta y Jujuy.Kulfas, con los gobernadores de Catamarca, Salta y Jujuy.Kulfas, con los gobernadores de Catamarca, Salta y Jujuy.Kulfas, con los gobernadores de Catamarca, Salta y Jujuy.
Kulfas, con los gobernadores de Catamarca, Salta y Jujuy. 

A un mes de que los gobernadores de Catamarca, Salta y Jujuy firmaran en la ciudad de Salta la constitución de una instancia interprovincial del litio, fue proclamada la Mesa Nacional, con la participación de las tres provincias que constituyen el triángulo argentino del litio y el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas.

Entre los puntos acordados por los mandatarios provinciales en la mesa de marzo, estaba abrir las puertas a la participación del gobierno nacional para acelerar el desarrollo de la actividad minera. La respuesta no se hizo esperar, el martes a la noche el ministro Kulfas conformó con los gobernadores de Jujuy, Gerardo Morales; de Catamarca, Raúl Jalil, y de Salta, Gustavo Sáenz, la Mesa Nacional del Litio.

Esta instancia confirma que para el Gobierno el mineral es un recurso estratégico nacional. Si bien los recursos mineros son dominio de las provincias, en el caso del litio lo que se busca es generar una cadena de valor agregado con la industrialización y superar el esquema primario de extracción-exportación. Una mirada puesta en los cambios de paradigmas energéticos a largo plazo, pero también en la generación de empleo.

Lo anterior se puede entender en los puntos 2 y 3 que se consensuaron en la creación de la Mesa Nacional: 2) “El respaldo de los gobernadores al proyecto de ley de Movilidad Sustentable presentado por el presidente, Alberto Fernández, el 1° de marzo pasado. 3) “La incorporación de investigación y desarrollo a la industrialización del litio con el trabajo conjunto con universidades, centros de investigación, el INTI y el CONICET”.

Mientras que el punto 4: “El trabajo conjunto para que las provincias unifiquen la normativa para la explotación del mineral y la industrialización, con una mirada sustentable, ambiental y federal”, atiende a trabajar en leyes o normativas unificadas, como el uso común de agua, servicios mineros, usos comunes de pasos que optimicen los recursos y la comercialización.

En esta labor conjunta seguramente ocuparán un lugar prioritario los yacimientos en la zona limítrofe entre Catamarca y Salta, cuestión que ha sido motivo de querellas y en el que ambas provincias deben unificar criterios y acciones coordinadas. 

Lo que ya se puede estimar como un boom del litio a nivel mundial empezó a repercutir en Catamarca. La semana pasada se supo que la reconocida marca de automotores BMW se propone invertir 300 millones de dólares en el proyecto Fénix en el Salar del Hombre Muerto, la única planta que hoy se encuentra produciendo y que está en la provincia desde 1997.

El Fénix, de la corporación estadounidense Livent, produce al año actualmente 22 mil toneladas de carbonato de "litio equivalente", y con la nueva inversión prevé una expansión a 40 mil toneladas.

Otro capital importante se estima que llegue de la mano de Jiankang Automobile, pero en la cadena de valor agregado. En marzo se dio a conocer que el gobernador de Catamarca acordó con empresarios chinos de esa compañía para avanzar en la instalación de una fábrica de baterías de litio. El proyecto prevé la construcción de una gran planta en el Parque Industrial El Pantanillo y la posibilidad de potenciar la actividad de la empresa local PlaKa, dedicada a ese rubro.

Según datos de la Secretaría de Minería del Ministerio de Desarrollo Productivo, hoy en la Argentina hay dos minas de litio en operación, una en construcción y 18 proyectos avanzados. En ese total de 21 proyectos de extracción posee recursos por 93 millones de toneladas, pero una vez desarrollados también los proyectos que actualmente se encuentran en investigación se estima que se pueden llegar a extraer 350.000 toneladas anuales.

De las dos minas en operación en el país, una pertenece a Catamarca, el proyecto Fénix, la otra a Jujuy, la planta de Olaroz, en el salar del mismo nombre.

Mientras que el proyecto Sal de Vida, en el Salar del Hombre Muerto, completó la etapa de factibilidad, con una capacidad estimada de 25.000 toneladas anuales. En tanto, en etapa de pre-factibilidad se encuentra Tres Quebradas, en Fiambalá, en el límite con Chile, con una capacidad de 20.000 toneladas. En exploración avanzada están Sal de Oro, en el Salar del Hombre Muerto, que prevé 25.000 toneladas, y el proyecto Kachi, en el Salar de Carachi Pampa.

A la vez, en la provincia existen siete proyectos en prospección y exploración inicial.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ