Un ex militar se llevó por delante a una veintena de personas en el centro comercial de Nueva York
Pánico en Times Square por un atropello masivo
El choque dejó una joven muerta y 22 heridos en un raid que se prolongó por tres cuadras y media. El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo que por el momento se descartaba un atentado, pero la investigación seguía su curso.
En el marco de la investigación, la policía dijo que no sospechaba que se tratara de un atentado.En el marco de la investigación, la policía dijo que no sospechaba que se tratara de un atentado.En el marco de la investigación, la policía dijo que no sospechaba que se tratara de un atentado.En el marco de la investigación, la policía dijo que no sospechaba que se tratara de un atentado.En el marco de la investigación, la policía dijo que no sospechaba que se tratara de un atentado.
En el marco de la investigación, la policía dijo que no sospechaba que se tratara de un atentado. 
Imagen: AFP

El centro comercial de Nueva York vivió ayer un verdadero día de locura por un choque que en un primer momento fue leído como un ataque. Un ex militar estadounidense con antecedentes penales, pero aparentemente sin conexiones con agrupaciones terroristas, se llevó por delante a una veintena de personas que caminaba por Times Square. El incidente dejó una joven muerta y 22 heridos en un raid que se prolongó por tres cuadras y media. “Por el momento no hay indicaciones de que esto haya sido un acto de terrorismo”, señaló el alcalde de Nueva York, Bill De Blasio, para despejar las primeras suposiciones, pese al temor inicial de que se trataría de un ataque perpetrado con un auto tal como ocurrió recientemente en Londres, Berlín y en la ciudad francesa de Niza. Sin embargo, como medida de precaución, De Blasio indicó en una conferencia de prensa en Times Square que se estaba reforzando la presencia de unidades antiterroristas en lugares clave de Nueva York, la ciudad más poblada de Estados Unidos, con 8,5 millones de habitantes. “La investigación continúa”, aseguró el funcionario dando cuenta que todavía no había conclusiones definitivas. 

En el transcurso del día, las autoridades neoyorquinas lograron identificar al agresor como Richard Rojas, un joven de 26 años, a quien sindicaron como el presunto autor del atropello múltiple. El sujeto, de nacionalidad estadounidense y vecino del distrito neoyorquino del Bronx, fue presentado en una rueda de prensa que se llevó a cabo en Times Square y que estuvo encabezada por el mismo De Blasio. 

Rojas fue detenido y sometido a un test de alcoholemia y drogas, dijo el comisario neoyorquino James O’Neill. El joven ya había sido arrestado en otras oportunidades por conducir intoxicado, una vez en 2008 y otra en 2015, agregó el comisario. También a comienzos de este mes, en esa ocasión, por presentar un comportamiento amenazador, señaló el alcalde de Nueva York. La Marina, en tanto, confirmó que Rojas había servido en esa fuerza como electricista desde septiembre de 2011 a mayo de 2014, en Florida, Illinois y en Carolina del Sur.

Luego del choque, el conductor fue metido por la policía en un patrullero tras haber intentado escapar y haber sido detenido por transeúntes, según pudo verse en videos subidos a las redes sociales. El presidente Donald Trump fue informado de la situación, señaló el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer. 

Según información oficial, el hecho tuvo lugar a las 11.55 hora local, en una jornada soleada y calurosa que había atraído a grandes multitudes a Times Square, la zona peatonal de intersección de varias avenidas y calles famosa por sus luminosas pantallas gigantes que transmiten publicidades, uno de los sitios turísticos más visitados del mundo. Un promedio de 360.000 turistas pasearon por Times Square el mes pasado, según la Times Square Alliance.

El conductor del vehículo se dirigía del sur de la ciudad al norte, en dirección contraria al tráfico. Después de atropellar a más de veinte personas, el vehículo, una camioneta Honda color bordó, se estrelló contra un poste y contra pilares de acero ubicados para evitar que los autos suban a las veredas, y quedó volcado sobre su costado derecho. Los gritos de los ocasionales transeúntes, las corridas y las escenas de caos se adueñaron de la zona inmediatamente después del choque, que generó temor a que se tratara de un atentado como los cometidos en los últimos meses por terroristas en ciudades europeas. 

Sobre las víctimas, el Departamento de Policía de la ciudad dijo que una mujer de 18 años murió y otras 22 personas resultaron heridas, según informó la cadena CNN. Información revelada por el diario Daily News indicó que la adolescente que perdió la vida era una turista de Michigan. Su hermana, de 13 años, integra la nómina de heridos y fue hospitalizada. Cuatro de las víctimas de la embestida de Rojas se encontraban en estado crítico, indicaron las fuentes sanitarias. 

Decenas de ambulancias, carros de bomberos y coches policiales acudieron rápidamente al lugar, cercaron la zona del accidente y asistieron a los heridos. Broadway anunció que los shows de anoche no iban a ser cancelados pero pidió al público que se tomaran tiempo extra para llegar a la zona.

En el marco de la investigación, la policía dijo que no sospechaba que se tratara de un atentado. El vehículo, de todos modos, fue registrado por un escuadrón de detección y neutralización de explosivos a modo de precaución, sostuvo el alcalde De Blasio. El auto atropelló a las personas en la intersección de la Calle 43° y la Séptima Avenida de la ciudad estadounidense, luego de conducir a contramano tres cuadras, agregó la policía.

El último atentado en Nueva York fue en septiembre del año pasado, cuando un joven estadounidense de origen afgano colocó una minibomba fabricada con una olla a presión en un cesto de basura del barrio de Chelsea, en Manhattan, ataque que dejó 31 heridos leves. Times Square fue blanco de una de las mayores alertas de seguridad registradas después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en la capital económica y cultural de Estados Unidos, cuando un inmigrante paquistaní, Faisal Shahzad, colocó un coche bomba en el lugar el 1° de mayo de 2010.