Darío Nudler y la notable iniciativa de CuentosxContar
Otra ventana a la imaginación

Los libros para chicos siguen siendo cada vez más y mejores. Es una certeza analizada casi con asombro, como ocurrió en la reciente Feria del Libro en el marco de la preocupante caída del mercado editorial global. Los autores argentinos siguen escribiendo e ilustrando gran cantidad de historias para chicos, y encontrando buena recepción... también por fuera del papel. Así lo muestra CuentosxContar (www.cuentosxcontar.com.ar), el sitio de cuentos y audiocuentos infantiles que creó recientemente Darío Nudler, ilustró su hija Sofía, de diez años, y narró Ana Padovani. Con la posibilidad de leer, imprimir y escuchar cuentos, de manera gratuita y sin tener que sortear ventanas de publicidad, el sitio mostró su potencia en el primer mes con más de 30.000 páginas vistas y de 5.000 deditos para arriba en Facebook (facebook.com/cuentosxcontar). Mostrando cuánto interés, y hasta avidez, despierta la simple y maravillosa posibilidad de leer, ver y escuchar historias. 

Nudler es licenciado en Sociología y periodista, y estos son los primeros cuentos que publica, de esta manera. Como suele ocurrir, el (re)descubrimiento de la literatura infantil llegó de la mano de sus hijos, Sofía y Sebastián, y de “tantas noches de lectura”. “Fui captando aspectos de la naturaleza del cuento infantil, valorando recursos de distintos autores y sintiendo que podía hacer algo interesante”, recuerda. También como suele ocurrir, Nudler llegó a este modo de publicación “no tradicional” tras comprobar que la vía editorial se hacía muy difícil. “No le encontraba sentido a concursar en una editorial sin obtener siquiera una devolución o una crítica a cambio. Con el sitio web, ya estoy llegando a miles de chicos de todo el país para alimentar en ellos el deseo de leer, de escuchar historias nuevas protagonizadas por nenes como ellos o por objetos del mundo que los rodea, y de interactuar de una manera diferente con la tecnología. En CuentosxContar las palabras y las ilustraciones son disparadores de sueños”, define.

“Isaías y el reloj”, el nene que no se puede dormir. “Diente de leche”, que se balancea durante días y no se anima a caerse. “Blanca y radiante”, con dos amigos muy amigos y con intereses muy distintos. Los cuentos de Nudler transcurren en la simple y fantástica cotidianidad de los chicos. También las ilustraciones son cercanas: llevan el trazo de una nena de diez años, que por cierto dibuja muy bien. “Ana Remersaro, diseñadora y madre sensible de dos niños pequeños, se sumó sin vueltas y parte de su trabajo fue poner colores a las ilustraciones”, cuenta Nudler. Ana Padovani leyó y estudió los cuentos, y aceptó encantada grabarlos. El último paso lo dio Paolo Menghini, el editor y músico que ambientó los audios. Escuchó al Lucas de ‘Blanca y radiante’ y se le hizo carne en su hijo, víctima de la Tragedia de Once. Hoy no puedo imaginar CuentosxContar sin su aporte mágico”, repasa el autor. 

“El lanzamiento del sitio fue artesanal y maravilloso. Recibí comentarios que me acariciaron el alma. Desde un chiquito que, venciendo su timidez, me preguntó dónde comprar ‘el libro’ hasta un papá que me echó la culpa de acostarse tarde porque sus hijos le pedían escuchar los cinco cuentos antes de dormir. Sigo recibiendo comentarios geniales en Facebook. Es muy gratificante”, agradece el autor. Y advierte: “Con estos cuentos también les hablo a los adultos. Les pido que piensen y sientan como cuando eran chicos, que se pongan un poco en el lugar de sus hijos, sobrinos o nietos, que noten su soledad, que comprendan sus miedos y que establezcan vínculos más profundos con ellos. Que se animen a hablar de temas difíciles, que los dejen crecer soñando y que les permitan conocer verdades a medida que piden saber más. No importa si Papá Noel o el Ratón Pérez existen, lo que importa es que no pierdan la capacidad de imaginar. La gran mayoría de nuestros dirigentes la perdieron. Podemos recuperarla”.