Las bandas eternas

Héctor "Pomo" Lorenzo (Invisible): "A la distancia, recuerdo el recital como algo irreal, suspendido en otro tiempo y espacio, porque Luis siempre fue muy reacio a traer el pasado en cualquier formato. Fue muy emocionante reencontrarme con gente que no veía hacía años, todos juntos en un escenario".

Leé la nota

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Spinetta y Artaud

El concierto de Artaud rescatado y restaurado por la familia Spinetta es un viaje en DeLorean a una época, pero sobre todo al asombro. Porque de pronto se hace la pausa y se cae en la cuenta: ese tipo que está construyendo un (otro) universo musical, que está lanzado a dejar otro puñado de canciones hermosas flotando por la eternidad, tiene apenas 23 años. Y entonces ya no es soplido de cinta. Es ruido de magia.

Leé la nota

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Luis Alberto Spinetta, Charly García y Rezo por vos

“Ellos dos siempre fueron un abrazo”, dice con su gramática inusual Aníbal Barrios. “Yo sé que García lo admiraba con locura a Luis. Y Luis a él”, confirma. “Cuando Luis se encontraba con Charly, existía como una fascinación”, cuenta Patricia Zalazar. “Había una cuestión de respeto, de cariño, de potencialidad entre ambos. Se emocionaban mucho los dos”. Las cosas no demorarían en cambiar.

Leé más

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El anillo del capitán Beto 

En septiembre de 1976 se editó El jardín de los presentes, el tercer y último disco de Invisible, la banda que en ese momento lideraba Luis Alberto Spinetta. Considerado uno de los mejores discos del rock argentino de todos los tiempos, comienza con "El anillo del Capitán Beto".

Leé más

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Spinetta en el Astral

Haber estado ahí… A media mañana del 28 de octubre de 1973, después de un frugal desayuno hogareño, Luis Alberto Spinetta partía hacia el Teatro Astral para, hora y pico más tarde, ofrendar uno de sus más conmovedores conciertos como solista. Solo con su guitarra, es decir. Con su voz