Economía que no arranca
Cayeron las ventas por el Día del Padre
Según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, las ventas por los festejos del Día del Padre cayeron un 3,6 por ciento en relación al año pasado, cuando también hubo una retracción del 7,5 por ciento.

Ni las fechas especiales logran revertir la tendencia a la baja del consumo. Nuevamente hubo una retracción de las ventas para el Día del Padre, confirmó un relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). 

Las cantidades vendidas por los comercios minoristas por cayeron 3,6 por ciento frente a igual fecha del año pasado. La caída es importante si se tiene en cuenta que en 2016 para esta misma fecha las ventas se habían retraído 7,5 por ciento.  

“Muchos comercios lanzaron promociones muy interesantes para captar público y tuvieron mejores ventas. Hicieron un gran esfuerzo para poder competir”, aseveró Fabián Tarrío, presidente de CAME. Hubo rebajas de hasta un 50 por ciento, pero las ventas no repuntaron.

"En líneas generales, el mercado de consumo siguió afectado por la pérdida de poder adquisitivo de las familias y la retracción que persiste en la economía. Hubo prudencia en los gastos y se eligieron regalos con ofertas o de costos más pequeños", señaló en un comunicado la CAME,

El ticket promedio este año se ubicó en $570, un 18,7 por ciento por encima del año pasado, pero la inflación anual fue superior, lo que muestra el cuidado del consumo. 

Los números de la CAME se asemejaron a los adelantados por la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (Fecoba), que había anticipado una rebaja del 3,4 por ciento de las ventas por el Día del Padre.

El relevamiento de Fecoba reflejó la situación que atraviesa la economía en general y el consumo en particular. Las ventas de indumentaria registraron una reducción del 4 por ciento, mientras que los únicos rubros que aumentaron sus ventas fueron los Restaurantes y Vinos y Licores, con un 5 por ciento en promedio. 

"Mucha gente eligió este año gastar en una buena cena o almuerzo en familia como regalo", evaluó Fecoba.

"En las zonas de menores recursos, los comercios a cielo abierto estuvieron muy concurridos. Las saladitas fueron la principal competencia" de los comercios tradicionales, según la entidad. 

En tanto, en el rubro Perfumería las ventas bajaron 0,5% en relación con igual fecha de 2016, con mejor resultado que el promedio de los rubros. "Pero los comercios consultados señalaron que están vendiendo productos de muy bajo precio y no alcanza para recuperar rentabilidad", continuó el informe.

Respecto a los medios de pago, las tarjetas de crédito resultaron lo más usado, pero "también sorprendió el uso del efectivo en muchas compras para aprovechar los descuentos que dieron los comercios si se usaba esa forma de pago".