Protesta contra la gobernadora en Mar del Plata
Gritos y rechazo para Vidal
Un grupo de maestros y vecinos marplatenses repudió a la gobernadora bonaerense, quien participó del lanzamiento del metrobús en la ciudad. María Eugenia Vidal ya había sufrido una protesta en su contra en un acto en Tigre, el viernes pasado.
“Andate, caradura”, le gritaron ayer a Vidal.“Andate, caradura”, le gritaron ayer a Vidal.“Andate, caradura”, le gritaron ayer a Vidal.“Andate, caradura”, le gritaron ayer a Vidal.“Andate, caradura”, le gritaron ayer a Vidal.
“Andate, caradura”, le gritaron ayer a Vidal. 

En medio del retiro espiritual en Chapadmalal con su gabinete para “analizar temas de gestión” y delinear la estrategia de la próxima campaña electoral, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, quiso aprovechar su paso por la costa para participar del anuncio de un nuevo metrobús, esta vez en Mar del Plata. Pero en lugar de recibir muestras de apoyo a su gestión debió enfrentar la protesta de maestros y un grupo de vecinos, que repudiaron su presencia en Mar del Plata: “Basura. Andate, caradura”, le gritaron.

En el marco del cuarto mes consecutivo de conflicto con los docentes, un grupo de al menos veinte maestros se instaló con carteles en las inmediaciones de la plazoleta De las Américas para repudiar a la gobernadora, con carteles que decían “Fuera Vidal” y otras leyendas que condenaban la intransigencia de la provincia con los gremios del sector, además de consignas que subrayaban que muchos bonaerenses están sumergidos en la pobreza. “Sucia, no tenés vergüenza. Los delincuentes nos están matando”, le gritó un hombre desde un balcón.

Es el segundo escrache en tres días que sufre Vidal, ya que docentes y estatales también manifestaron su descontento con la mandataria el viernes pasado en un acto de campaña en Tigre, donde estuvo acompañada por el ministro de Justicia, Germán Garavano, y el propio presidente Mauricio Macri, un episodio que el Gobierno calificó como un hecho aislado, por el cual responsabilizó a “minorías militantes”.

Ayer a la mañana, junto con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, la gobernadora Vidal fue el blanco de otra manifestación por el rumbo de su gestión en la Provincia de Buenos Aires. Ante los carteles que denunciaban, entre otras cosas, “tenemos hambre”, la mandataria se limitó a responder en tono de campaña electoral: “Nuestra respuesta siempre va a ser seguir haciendo, seguir avanzando, seguir mostrando que se puede, y que la Argentina y la Provincia quieren dejar atrás la agresión y la confrontación, y la vamos a dejar haciendo con resultados concretos para la gente”.