La organización no logró consensuar una declaración
La OEA discutió sobre Venezuela

La Organización de los Estados Americanos (OEA) no pudo aprobar ninguna de las dos declaraciones sobre la crisis de Venezuela en la reunión de cancilleres ya que ninguna obtuvo los 23 votos necesarios. La propuesta negociada por un grupo amplio de países que pedía reconsiderar la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela fracasó por 20 a favor, 8 abstenciones, 5 en contra y una ausencia (en la sesión no estuvo Venezuela, cuya canciller, Delcy Rodríguez, se retiró en protesta). La otra iniciativa, de San Vicente y las Granadinas, menos crítica con Caracas, sólo tuvo 8 apoyos, 11 abstenciones, 14 votos en contra y una ausencia –también de Venezuela–. La canciller venezolana dijo que Venezuela no avalará la resolución que surja sobre la nación de la reunión de cancilleres celebrada en el marco de la 47 Asamblea General de la OEA. 

En principio, sólo iba a votarse la propuesta negociada por el grupo amplio, y el presidente de la reunión, el canciller de Guatemala, Carlos Raúl Morales, había asegurado que ese texto contaba con un número suficiente de apoyos para salir adelante. Además, dijo que la propuesta de San Vicente y las Granadinas, en nombre de la Comunidad del Caribe (Caricom), había sido retirada, al igual que otro texto, el más duro de los tres, impulsado por Estados Unidos, México, Canadá, Panamá y Perú. Sin embargo, tras un receso de más de una hora para estudiar la propuesta sobre la Constituyente, que teóricamente tenía apoyos suficientes, Morales llamó a votar ese texto y también el del Caricom.

Para aprobarse un texto en una reunión de cancilleres necesita el voto de 23 naciones, dos tercios de los 34 Estados representados en la reunión (todos los del continente, salvo Cuba). La reunión de cancilleres de ayer retoma la que se celebró el 31 de mayo en Washington y tuvo que suspenderse tras cinco horas luego de constatar que no había acuerdo posible entre las dos propuestas de declaración presentadas. La Asamblea General de la OEA fue inaugurada anoche por el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y se extenderá hasta mañana. 

Sea cual sea el destino de Venezuela en estos encuentros, el país caribeño ya advirtió que hará caso omiso a sus resoluciones. “No reconocemos esta reunión, como tampoco reconocemos la resulta que de ella devenga. Indistintamente de lo que de aquí salga, Venezuela no lo va a avalar”, apuntó la canciller ante el resto de representantes de los países miembros de la OEA.

Rodríguez habló de un recorrido tortuoso para llegar a la reunión de ayer. “Un camino de maniobras pseudojudiciales y antijurídicas”, denunció. Y arremetió contra el secretario general de la OEA, Luis Almagro, a quien acusó de violaciones desmesuradas contra la nación caribeña y fundamentales contra la carta del organismo, acusando a Estados Unidos de estar detrás de la maniobra. Asimismo, denunció a la oposición venezolana por alentar la violencia y a la OEA por dar oxígeno a la misma, en una simbiosis perversa.