El ajuste en la Salud porteña
En el día más frío del año, le cortaron la calefacción al Hospital Durand
Pacientes y trabajadores denunciaron que deben llevarse estufas eléctricas y frazadas para paliar el frío que padecen en el hospital ubicado en el barrio de Caballito.

La ola polar que afecta a todo el país se sintió más fuerte hoy en el Hospital Durand, ubicado en el barrio porteño de Caballito. Pacientes y trabajadores denunciaron que la calefacción dejó de funcionar y el servicio de gas fue cortado, mientras aguardan explicaciones del Ministerio de Salud. 

“En el Hospital Durand los pacientes internados no tienen calefacción, una vergüenza”, escribió María Eva Gorojovsky en la red social Twitter. Minutos después, la junta interna de ATE del hospital denunció públicamente la situación que afecta a varios pabellones, entre ellos geriatría, gastroenterología, nefrología, cirugía cardiovascular y en especial a las salas de internación.

María Eva tiene a su marido internado desde el sábado con isquemia arterial aguda en la pierna izquierda y está esperando para entrar en cirugía. “Cuando llegamos a la habitación me di cuenta de que no teníamos calefacción. En ese momento no hacía tanto frío, pero ayer tuve que salir corriendo a comprar dos frazadas. Y hoy le tuve que poner otra. No puede ser”, contó a Página/12

“Queremos denunciar la falta de gas y calefacción en todo el Hospital Durand y un ministerio de Salud que no da respuestas”, apuntaron desde ATE, también vía Twitter. Héctor Ortiz, delegado general de ATE-Durand, añadió que los trabajadores habían advertido a las autoridades que la situación con el suministro de gas iba a colapsar en invierno. “Están haciendo una reinstalación de la red del servicio, pero sin ninguna previsión, ni empatía con lo que padecen los pacientes del hospital”, dijo a Página/12

“Estas obras empezaron a hacerse en enero y febrero y los mismos muchachos que venían por el tema del gas, nos venían diciendo que no iba a haber gas hasta fin de año. Podrían comprar estufas para morigerar. La gente se queja porque la pasa mal. ¿Están esperando que alguien se muera de frío?”, se preguntó Ortiz.

Desde el Ministerio de Salud porteño aseguraron que tras registrar el incidente se pusieron en contacto con las autoridades del hospital, quienes elevaron un informe aclarando que las calderas colocadas hace dos meses están funcionando con alguna dificultad. “Lo que pasó fue que subieron la temperatura hoy a la mañana y eso tarda en llegar a las habitaciones”, dijeron fuentes de Salud a Página/12.

“Es mentira, no hay gas. No hay gas en el hospital. No hay una preocupación por el tema, encima estamos desbordados de pacientes de PAMI porque les han quitado la cobertura y llegan todos al hospital público en búsqueda de atención. Los familiares traen frazadas y estufas eléctricas porque la situación es terrible”, apuntó Ortiz.

Mario Acosta, delegado de enfermería, hizo hincapié también en los trabajadores, que deben abrigarse para no padecer el frío. “Hasta ahora, venían prendiendo una hora por día la calefacción, pero como están haciendo la guardia nueva, se llevaron varios equipos para ese lugar que todavía no está abierto en un 100 por ciento”, detalló. Acosta insistió en que los problemas con el suministro de calefacción –en invierno- y de refrigeración –en verano- no son actuales y hace tiempo reclaman una mejora en la infraestructura para evitar estos inconvenientes que ponen en jaque la atención. “Acá los que padecen el frío o el calor son las personas que vienen a atenderse”.