Un techo que  no da abasto

El techo de uno de los pasillos de la planta baja del shopping Abasto cayó ayer a la tarde sin que se registraran heridos, ya que nadie pasaba por el lugar en el momento del derrumbe. El hecho generó alarma y algunos asistentes debieron ser evacuados por los bomberos. La caída de la estructura ocurrió pasadas las 15.30, y provocó humo y chispazos, ya que estaba adherida al cielo raso y cubría instalaciones eléctricas. “Cayó un revestimiento de durlock de la planta baja. No cayó ni cielorraso ni mampostería. Se dispuso cercar el lugar del hecho, el shopping no cerró en ningún momento. Se enviaron ambulancias y bomberos pese que no hubo heridos”, dijo uno de los voceros de la firma de bienes raíces IRSA, propietaria del Abasto Shopping. Por su parte, Alberto Crescenti, médico titular del SAME, aseguró que no hubo heridos “pero mandamos dos ambulancias por precaución y dimos el alerta a los bomberos para que nos acompañen hasta el lugar”. IRSA informó que “se están investigando las causas del desprendimiento de parte del revestimiento del techo” y que “el personal de seguridad cerró el sector afectado ni bien advirtieron lo ocurrido. Se cerraron “los locales ubicados en ese sector por precaución y se están realizando las tareas de mantenimiento necesarias”, agregó la empresa. Lautaro, vendedor de un local cercano, contó que no escuchó “ni gritos ni pedidos de auxilio, pero fue muy violento verlo en ese momento. Pensamos que se había caído una persiana”, y señaló que hubo chispas y humo.